Así se jugó… Rusia 2018 | El mundial que cambió la percepción del fútbol

Angel Peña.-

Kylian Mbappé Francia
Kylian Mbappé, Jugador joven de la Fifa, Foto: Cortesía

Rusia 2018 fue una cita que rompió pronósticos y barreras, calificado por el propio presidente de la Fifa, Giovanni Vincenzo Infantino, como “el mejor mundial de la historia”.

A lo largo de un mes quedó claro que cualquier equipo puede dar la talla a grandes pesos pesados mundialistas y solo gana el mejor; por algo se llama la Copa del Mundo.

En este tiempo se sucedieron hechos inéditos que marcarán la historia de este torneo, algunos requerirán discusiones posteriores, otros solo quedarán en la memoria del colectivo para constituir esos recuerdos inolvidables propios de los grandes eventos.

Antes del esperado mundial, la favorita España vivió una novela más dramática que cualquiera transmitida por televisión. La roja despidió a su seleccionador a 48 horas de la inauguración.

Julen Lopetegui renovó el 22 de mayo su contrato hasta el 2022 con la Federación Española de Fútbol. Casi un mes después fue anunciado como el nuevo director técnico del Real Madrid. Una vez que acabara la Copa del Mundo estaba previsto su incorporación al equipo merengue.

Sin embargo, fue despedido el 13 de junio antes de darse el pitazo inicial, por negociar a espaldas de la federación. El campeón mundial Fernando Hierro asumió como nuevo entrenador de la selección española. Nunca antes había dirigido un equipo en primera división.

Otro de los hechos de importancia que ocurrieron a horas de la inauguración fue la selección de México-Estados Unidos-Canadá como la sede para el mundial del 2026, siendo la primera vez que esta responsabilidad es compartida por tres países simultáneamente, además se albergará a 48 naciones en lugar de las 32 acostumbradas.

Latinoamérica no tuvo un gran papel en este Mundial. Foto: Cortesía

Cada mundial es diferente, único, particular e inigualable. En esta edición número 21, Francia se consagró campeona precisamente al cumplirse 20 años de su primer título, obtenido en su propia tierra, en 1998.

El encargado de llevar a esta selección francesa con descendencia africana fue el campeón mundial de Francia 98, Didier Deschamps, quien se une al selecto club de hombres que han levantado la Copa como jugadores y luego como técnicos. Solo dos lo habían logrado hasta ahora: Mario Lobo Zagallo, de Brasil, y Franz Beckenbauer, de Alemania.

El camino de Les Bleus estuvo lleno de desafíos y victorias. Su máxima estrella Kylian Mbappé se convirtió en el segundo jugador más joven en marcar dos goles en un mismo partido y en la final, solo superado por el Rey Pelé. Además se erigió como el Jugador joven de la Fifa. Sin embargo, Mbappé, de 19 años, no fue el único jugador destacado del torneo.

Paul Pogba se convirtió en el primer jugador en la historia del Mancheter United en marcar en una final del mundo, y su compatriota Samuel Umtiti fue el francés más joven en marcar en semifinales de este torneo con 24 años, 7 meses y 26 días.

El equipo trabajó en conjunto para obtener su segunda Copa del Mundo, solo estuvieron nueve minutos debajo en el marcador durante todo el mundial y fue contra Argentina, minutos más tarde los eliminarían; convirtiéndose esta en la primera victoria de Francia sobre Argentina en mundiales.

Un hecho inolvidable de este torneo y que marcará precedentes inigualables fue la implementación del video arbitraje, el famoso VAR, sistema que debutó en el primer partido de las selecciones de Francia y Australia, el 16 de junio, por solicitud del árbitro uruguayo Andrés Cunha.

Se aceptó el cuarto cambio realizado en tiempo extra (prórroga) y, por primera vez, se usó la figura del Fair Play; que establece que el equipo con el menor número de tarjetas amarillas pasa a octavos de final de este certamen.

Se cobraron 29 penales. Foto: Cortesía

Se impusieron innumerables récords, como el del veterano arquero Essam El Hadary, que con 45 años y 6 meses, se convirtió en el jugador más longevo en jugar una Copa del Mundo. El guardameta egipcio jugó el último partido de honra contra Arabia Saudita y siendo capitán de su selección atajó un penal.

Se impuso un nuevo récord de goles de pelota parada, consiguiendo 69 tantos en 63 partidos, una constante a lo largo de la cita mundialista. Además se marcó un nuevo registro de penaltis cobrados, 29 en total, para superar los 11 del 2002. Se celebró un número importante de goles, el torneo promedió 2,64 goles por partido. El más alto de este siglo.

Figuras de gran nivel como Cristiano Ronaldo y Lionel Messi dijeron adiós a tempranas horas. Los dos mejores jugadores del mundo quedaron fuera del mundial el mismo día, en los octavos de final, con solo unas horas de diferencia. Argentina perdió contra Francia y Portugal contra Uruguay.

La selección de Croacia hizo más historia todavía. No solo por llegar a su primera final, sino que Luka Modric (el mejor jugador del mundial) participó en 604 minutos de esta cita internacional, convirtiéndose en el futbolista que más jugó en un mundial, gracias a las tres prórrogas que jugaron los croatas para llegar a la final, fueron el primer equipo en alcanzar esta instancia con 90 minutos de más de juego.

Por otro lado, Neymar anotó el gol más tardío versus Costa Rica en el minuto 90 + 7, Inglaterra goleó a Panamá 6-1, logrando la mayor goleada de este mundial. El único gol anotado de Panamá vino de parte de Felipe Baloy, anotando el primer gol de su país en toda su historia y Senegal fue el primer equipo africano en ganar su partido debut.

Los datos y estadísticas siempre están presentes en el fútbol, y en este mundial no iba a ser menos. Entre tantos datos se dio el primer partido inaugural con un país asiático (Arabia Saudita), cada grupo tuvo un país de habla hispana, el primer penal fallado fue de Messi contra Islandia, solamente un sudamericano ganó su partido debut, la primera tarjeta roja fue para Jerome Boateng, en cada partido se presentaron 5 minutos adicionales, el campeón alemán quedó eliminado en fase de grupos (ningún campeón mundial ha ganado dos mundiales seguidos en los últimos años y también el campeón de la Copa Confederaciones no gana el mundial al día siguiente), asimismo se vivieron errores garrafales de porteros.

Croacia jugó un gran Mundial. Foto: Cortesía

Un dato a destacar es que se repitió la modalidad arbitraria de Alemania 2006; tanto el partido inaugural como la final fueron dirigidos por árbitros argentinos (Hernán Maidana y Néstor Pestana, respectivamente).

Los argentinos estuvieron presentes en distintos roles en este mundial. Rusia 2018 presentó a 5 técnicos albicelestes: José Pekerman (Colombia), José Antonio Pizzi (Arabia Saudita), Jorge Sampaoli (Argentina), Héctor Cuper (Egipto) y Ricardo Gareca (Perú). Todos fueron eliminados.

Ningún campeón dijo presente en cuartos de final: Alemania (campeón del mundo), Argentina (subcampeón del mundo), Portugal (campeón europeo), Australia (campeón asiático), Chile (bicampeón de América), Estados Unidos (Concacaf), Camerún (África) y Nueva Zelanda (Oceanía).

Se observó un gran nivel europeo, ningún equipo sudamericano tuvo protagonismo en semifinales, tanto así que la Conmebol no ha ganado ningún trofeo desde el 2013 en la Copa Confederaciones de Brasil, conquistada por este mismo país. Hay una sequía de trofeos mundialistas en América, los últimos cuatro campeones vienen de Europa.

Antes de finalizar el evento más importante de la élite del fútbol mundial, se dio a conocer que la fecha del próximo evento Catar 2022 se realizará desde el 21 de noviembre hasta el 18 de diciembre, por las altas temperaturas que registra el país del Medio Oriente.

Los premios a mejor jugador fueron para el croata Luka Modric, el mejor portero para el belga Thibaut Courtois, y el goleador del torneo para el francés Harry Kane.

Este mundial quedará para la historia por ser un mundial diferente, adaptado al siglo XXI, donde la tecnología estuvo presente y marcó la diferencia, la exactitud en el arbitraje fue incuestionable, la infalibilidad se ubicó en 99,2%. Habrá que esperar cuatro años para ver las maravillas que depara Qatar 2022.

Así se jugó… Uruguay 1930, Italia 1934Francia 1938Brasil 1950, Suiza 1954,  Suecia 1958Chile 1962Inglaterra 1966México 1970Alemania 1974Argentina 1978España 1982México 1986Italia 1990EE.UU. 1994, Francia 1998Corea/Japón 2002, Alemania 2006, Sudáfrica 2010Brasil 2014

*Angel Peña es estudiante de la Universidad Monteávila

Deja un comentario