Así se jugó… Italia 1934 | Mussolini se corona campeón

Luigi Bitteto.-

Mundial 1934
En cuartos de final se desarrolló «La batalla de Florencia». Foto: El Fútbol es Injusto

El mundial de Italia 1934 fue el segundo de la edición realizada por la FIFA El primer y único mundial en que el capeón (Uruguay) no defendió su titulo al  negarse a viajar al continente europeo.

Los charrúas protestaron el boicot sufrido cuatro años atrás, en su patio cuando las selecciones del viejo continente decidieron no viajar a América por estar en contra de la elección de la sede del primer torneo FIFA. En este caso sólo acudieron tres representantes americanos: Argentina, Brasil y Estados Unidos, que apenas tuvieron tiempo de nada al caer eliminados en el primer partido.

Fue el primer mundial jugado en Europa. Por decisión de la FIFA se asignó esta sede por encima de Suecia, ya que el proyecto era más avanzado y el entonces presidente de Italia Benito Mussolini no escatimaría recursos para generar un gran show, que no estuvo exento de polémicas. «Que Dios lo ayude si fracasa», dicen que le advirtió al técnico italiano.

Fue el primer mundial en el que se realizó una fase clasificatoria, debido a la alta participación de selecciones. En total se inscribieron 32 equipos (número de selecciones con los que se juega hoy día), y se clasificaron 16. El torneo  se organizó sin fase de grupos, con eliminación directa, y comenzó en la etapa de los 16avo de final. Tampoco hubo partido inaugural. Italia debutó contra Estados Unidos con un contundente 7-1.

El gobierno italiano aprovechó el torneo para propaganda política, incluso violó el reglamento al nacionalizar a Luis Felipe Monti y a Attilio Demaría, quienes habían jugado con la Argentina subcampeona de Uruguay 1930. Italia quería adjudicarse el título a como diera lugar, por ello también concedió la nacionalización –legal, en estos casos- a los argentinos Enrique Guaita, Raimundo Orsi y al brasileño Anfilogino Guarisi, todos de descendencia Italiana.

Los dirigidos por Vittorio Pozzo se consagraron campeones, en medio de señalamientos de favoritismo por parte de sus contrincantes. España fue una de las selecciones que cargó contra la anfitriona, luego de terminar un partido en un segundo día, al finalizar con un empate 1-1.

En ese partido se anularon dos tantos, de manera un tanto fraudulenta. El encuentro terminó con 7 bajas en las filas españolas y 4 en las italianas, siendo la más grave las dos costillas fracturadas a Zamora, El Divino, portero y principal pieza española. También se paró el primer penalti de un Mundial, España a Italia.

Al día siguiente, en el desempate la azzurra ganó con un dudoso 1-0 marcado por Giuseppe Meazza. Para Rene Mercet, árbitro de esa jornada ese fue su último juego como internacional. Fue expulsado tanto por la FIFA como por la Federación Suiza. Elpartido pasó a los anales de la historia como «La Batalla de Florencia».

En este mundial se estableció la base del modelo táctico defensivo que se utiliza hoy día en el fútbol profesional, llamado el método, gracias al trabajo de Vittorio Pozo, seleccionador que sumó dos títulos mundiales con Italia: 1934 y 1938.

1934 terminó con una Italia ganándole a Checoslovaquia dos goles a uno y con el “Dulce” Mussolini campeón del mundo.

Sigue la secuencia: Uruguay 1930

*Luigi Bitteto es estudiante de la Universidad Monteávila

Deja un comentario