Europa exhibe su supremacía tras 21 Copas Mundiales

Angel Peña.-

Francia celebra Europa
Francia se volcó a la celebración de su segunda Copa. Foto: infobae

La Copa Mundial de la Fifa se juega desde 1930. Tras 21 torneos celebrados solo ocho selecciones han levantado el ansiado trofeo, cinco más de una vez, selecto grupo al que se acaba de integrar la Francia de Didier Deschamps, al consagrarse este domingo campeona mundial en Rusia..

El continente europeo domina con comodidad el campeonato más importante del fútbol mundial. Cinco naciones aglutinan 12 títulos. En segundo lugar Latinoamérica exhibe su mejor fútbol, demostrando que el monopolio futbolístico sigue en dos terrenos de juego ampliamente definidos. Asia y África dan pasos en este sentido.

Las selecciones europeas que a lo largo de este periplo, que comenzó en Uruguay hace 88 años, han levantado la copa son Alemania e Italia con cuatro trofeos, Francia con dos y España e Inglaterra con uno. España es la única selección que no ganó en casa.

El fútbol nació en Europa; por ende, no es de extrañar que los equipos europeos dominen esta disciplina. Las mejores ligas y clubes también se encuentran al otro lado del Atlántico. Sin embargo, y de forma irónica, el primer mundial fue americano, no solo en realización, sino en cuanto a campeón. La Uruguay de Alberto Suppici se impuso sobre las demás selecciones, en su propio terreno.

A pesar de la supremacía europea, Brasil es la selección que más campeonatos ha conquistado. Cinco veces ha resultado victoriosa: Suecia 1958, Chile 1962, México 1970, Estados Unidos 1994 y Corea/Japón 2002. Curiosamente no ha logrado consagrarse en casa en las dos ocasiones que ha servido de anfitrión 1950 y 2014. La canarihna fue el último conjunto latinoamericano en alzar la Copa del Mundo (2002).

Los últimos cuatro campeonatos han tenido absoluto dominio europeo Italia (2006), España (2010), Alemania (2014), Francia (2018). Inclusive en este torneo los cuatro semifinalistas fueron del viejo continente. Grandes esperanzas latinas quedaron en el terreno.

*Angel Peña es estudiante de la Universidad Monteávila

Deja un comentario