Tórrido bateo y sólida labor monticular dio sexta corona a las Águilas

Luis Contreras.-

Después de 17 años las Águilas del Zulia celebró el campeonato. Foto: Cortesía aguilas.com

Las Águilas del Zulia dieron una lección de contundencia y eficacia para derrotar a loa favoritos Cardenales de Lara y alzarse con el campeonato del beisbol venezolano, sexta corona que engalana la galería de los rapaces, primera que obtienen desde el título alcanzado en el 2000.

Guiados por el jardinero José Pirela, a la postre elegido como jugador más valioso de la final, en cinco juegos el equipo dirigido por Lipso Nava dominó a unos pájaros rojos que jamás encontraron la forma de frenar a sus rivales.

Después de culminar la ronda eliminatoria en tercer lugar, con un récord de 33 triunfos y 30 derrotas, las Águilas se crecieron en la postemporada, instancia en la que alcanzaron 12 victorias por tan solo 2 reveces. Tigres de Aragua, Caribes de Anzoátegui y Cardenales de Lara sucumbieron consecutivamente ante el cuadro marabino.

Una de las clave para la definición del título fueron los dos lauros que, en la apertura de la final, obtuvo Zulia en el estadio Antonio Herrera Gutiérrez de Barquisimeto. Ese inicio permitió a los rapaces manejar adecuadamente todos los momentos de la serie y obligó a los pájaros rojos a remar en todo momento contra la corriente.

El tórrido bateo mostrado por las Águilas tuvo su rostro más visible en Pirela, quien, con promedio de .450 y cinco rayitas remolcadas, fue esencial para el triunfo. Desde la lomita un sólido cuerpo monticular limitó a la toletería de Cardenales a 15 carreras en  47 entradas.

El juego definitivo, celebrado este miércoles en el estadio Luis Aparicio El Grande de Maracaibo, se presentaba como un duelo de pitcheo entre Mitch Lively por Zulia y Raúl Rivero por Lara.

Las Águilas picaron rápidamente adelante en el primer ining. Freddy Galvis abrió el episodio con imparable y José Pírela se fue para la calle para abrir la cuenta de los locales. La jugada más memorable del juego fue en el quinto episodio, protagonizada por Ali Castillo, yerno de Luis Aparicio, quien puso a vibrar el estadio al conectar un triple enorme, y luego, con la ayuda de Endy Chávez, anotar la tercera carrera del compromiso.

Zulia conquistó el sexto campeonato de su historia. Foto: Cortesía aguilas.com

En el séptimo episodio Cardenales pisó las alas a las Águilas con una carrera en forma cuadrangular de Jesús Montero, quien sonó a un Lively que hasta ese momento estuvo intratable.

Freddy Galvis y Mario Lisson en el octavo episodio anotaron las dos últimas carreras para los locales, y Silvino Bracho cerró el compromiso a pesar de ver cómo Carlos Rivero conectaba un cuadrangular imparable en la última entrada, pero finalmente ponchar a Gustavo Molina El pueblo zuliano lleno de alegría se lanzó a las calles para celebrar el sexto título de sus Águilas.

El juego inicial de la final, iniciada el viernes 20 de enero, tuvo un resultado muy abultado de 12 a 2  a favor de las Águilas, que lucharon con garra y se impusieron a unos crepusculares que se vieron muy decadentes en su ofensiva. Zulia mantuvo su racha en el segundo de la serie, en el que casi casi obligó a Cardenales a comerse nueve arepas. La brillante labor monticular de Wilfredo Ledezma condujo a un triunfo de 11 carreras por 1.

El controversial tercer encuentro pasará a la historia de los finales del beisbol venezolano luego que la violencia registrada desde las tribunas obligara a suspender el partido cuando se encontraba igualado a 7 rayitas en el 10° ining. El choque se reanudó al día siguiente, sin público, y fue decidido por un hit de Alí Castillo, quien dejó en el terreno a los pájaros rojos.

Pocas horas después ese mismo día se celebró el cuarto juego, que reavivó las esperanzas larenses al imponerse 3 carreras por 1. Sin embargo, las Águilas no dejaron que las ilusiones de sus rivales volaran muy altos y, con el título casi en las garras, dieron la estocada final en el quinto partido.

Zulia ahora viajará a Culiacán para participar en la Serie del Caribe 2017, donde a partir del 1° de febrero se enfrentará a los campeones de México, República Dominicana, Puerto y Rica y Cuba para coronar al rey de la región.

* Luis Contreras es estudiante de Comunicación Social de la Universidad Monteávila.

Deja un comentario