Brasileños, colombianos y argentinos acaparan favoritismo en Copa Libertadores

Eduardo Vidal Impagnatiello.-

El campeón Atlético Nacional buscará revalidar la corona. Foto: conmebol.com

El pasado 7 de marzo se dio inicio a la primera jornada de la 58° edición de la Copa Libertadores, el torneo de clubes más importante de América. En esta oportunidad competirán solamente los equipos de los diez países sudamericanos ya que las escuadras mexicanas decidieron no participar porque no pudieron ajustarse al nuevo calendario del campeonato.

A diferencia de años anteriores la Conmebol decidió prolongar la duración del torneo, y, en lugar de seis meses habituales, ahora se extenderá durante 11 meses, finalizando así el 29 de noviembre con una final que se disputará en partidos de ida y vuelta.

En la edición de este año se jugaron tres rondas preliminares, en las cuales los equipos venezolanos no tuvieron éxito. El Deportivo Táchira se quedó en la primera ronda al ser superado por Deportivo Capiatá con un global de 1-0. El Carabobo FC fue eliminado en la segunda fase tras ser derrotado por el Junior de Barranquilla por un marcador de 4-0 en la serie.

Los únicos dos equipos venezolanos que este año lograron entrar a la fase final de la Copa Libertadores son Zulia FC y Zamora FC.

El cuadro marabino está encuadrado en el grupo 7, que lo completan Atlético Lanús, Club Nacional y Chapecoense, contra quien perdió 2-1 en el estreno. Los dirigidos por Daniel Farías tendrán complicado superar esta ronda, por más que haya sido el equipo protagonista del mercado de fichajes venezolano al incorporar a Juan Arango y Yohandry Orozco, ya que deben enfrentar a los campeones argentinos y uruguayos, así como al equipo que el año pasado llegó a la final de la Copa Sudamericana, honor del cual fue arrancado tras protagonizar un trágico accidente aéreo en las montañas de Colombia.

Zamora FC comparte el grupo 8 con Guaraní, Deportes Iquique y Gremio, contra quien en el debut perdió 2-0. El vigente monarca venezolano tal vez está en una zona es más asequible que la del Zulia, pero no será fácil superar al campeón de Paraguay, al subcampeón de Chile y al ganador de la Copa Brasil.

Más allá de la actuación que puedan desplegar los equipos venezolanos, en esta edición de la Copa Libertadores el favoritismo se concentra en los clubes colombianos, brasileños y argentinos, quienes lucharán por coronarse como los mejores de América.

Atlético Nacional

El actual campeón de la Copa Libertadores y subcampeón de la Copa Sudamericana (honor que cedió al Chapecoense) buscará este año el bicampeonato. El cuadro colombiano, dirigido por Reinaldo Rueda, procurará mantener el ritmo futbolístico de los últimos tiempos, aunque deberá sortear las bajas del venezolano Alejandro «Lobito» Guerra, quien fue electo como el mejor jugador de la pasada edición del certamen, y del goleador Miguel Ángel Borja, ambos transferidos al Palmeiras de Brasil.

Para este año el equipo verdolaga sumó al delantero Dayro Moreno, quien se unirá a la calidad de Macnelly Torres para intentar desarrollar ese futbol de posesión que le dio resultados el año pasado. Lo llamativo del Atlético Nacional es que a pesar de los cambios de jugadores la idea de juego se mantiene firme, con un vistoso manejo de balón que puede llegar a desesperar al rival.

Hoy con Palmeiras, en 2016 Guerra alcanzó la gloria con Nacional. Foto: conmebol.com

Flamengo

El club brasilero dirigido por Zé Ricardo buscara repetir lo realizado en 1981, cuando ganaron por primera y hasta ahora única vez la Copa Libertadores. El popular equipo debutó con una contundente victoria 4-0 ante San Lorenzo de Argentina, encuentro en el que los cariocas deslumbraron por su dominio durante el partido.

Actualmente el Flamengo cuenta con una de las mejores plantillas hombre por hombre del torneo y deben aprovechar esta generación para lograr cosas importantes. Destacan el experimentado defensor Rever, el gran mediocampista Federico Mancuello, quien ya deleitó con su vistosa manera de jugar en Independiente, el genial volante Diego Ribas, y el peruano Paolo Guerrero, uno de los mejores delanteros de Sudamérica. El equipo brasileño tiene una muy vistosa forma de jugar que mezcla el “jogo bonito” con efectividad en el ataque, lo que lo sitúa entre los principales aspirantes para llevarse la copa.

Palmeiras

Este club, asentado en Sao Paulo, buscará su segunda Copa Libertadores, luego de coronar el éxito en 1999. Fue el equipo protagonista del mercado de fichajes en Sudamérica tras la partida de su estrella, Gabriel Jesús, quien fue vendido al Manchester City de Inglaterra por 32 millones de euros. Esta transacción le permitió blindarse para afrontar esta temporada, para lo cual ficharon al venezolano Alejandro Guerra, al colombiano Miguel Ángel Borja, al experimentado mediocampista Felipe Melo (que dejó al Inter de Milán en mitad de temporada para regresar a Brasil), quienes se sumaron a grandes jugadores como Zé Roberto, Michel Bastos y Dudu.

El Palmeiras presenta lo que tal vez es la mejor plantilla de todo el torneo y por ende son los favoritos para llevarse la Copa Libertadores. Todo dependerá en cómo el director técnico Eduardo Baptista administre este plantel plagado de estrellas.

River Plate

Los argentinos, dirigidos por el mejor técnico actualmente en Sudamérica, Marcelo Gallardo, buscarán su cuarta Copa Libertadores. Tras evitar la ida de su máxima figura, el delantero Lucas Alario, al futbol chino, los bonaerenses se sienten en confianza para afrontar este reto. River Plate, que no concretó fichajes llamativos en este mercado, salvo la vuelta de Ariel Rojas, tuvo una temporada rescatable tras ganar la Copa Argentina en una polémica final ante Rosario Central.

Los millonarios se centrarán en esta Libertadores ya que en el torneo argentino marchan en la 8° posición a 11 puntos del líder. River Plate presenta un plantel lleno de jóvenes estrellas y veteranos, conducidos por un entrenador que ya ha sido tentado para continuar su carrera en Europa.

¿La sorpresa?

Una mención especial hay que hacer para The Strongest, equipo que está cautivando a Sudamérica por su vistoso juego. Los bolivianos iniciaron su trayecto con un triunfo sobre los colombianos de Santa Fe, que aparecían como uno de los animadores del torneo.

Los campeones del fútbol boliviano son dirigidos por el ex seleccionador vinotinto Cesar Farías y comandados en el césped por Alejandro Chumacero. Han mostrado un juego alegre y efectivo, que les ha permitido tener resultados importantes. Otro punto importante es el factor de la localidad, ya que en La Paz no es un lugar fácil por la altura. Los bolivianos aprovecharán esta ventaja para intentar dar la sorpresa en esta edición de la Copa Libertadores.

* Eduardo Vidal Impagnatiello es estudiante de Comunicación Social de la Universidad Monteávila

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *