Leer y correr | La vuelta al mundo en cinco novelas

Luisa Caruto.-

Los libros invitan a pasear por todo el mundo. Foto: Cristina Ortiz

Uno de los deseos del ser humano es ampliar su conocimiento, al extremo de querer ser sabio. Poseer sabiduría es enriquecerse, no solo material sino espiritualmente. Una de las formas de alimentar la llama de la curiosidad es conociendo la cultura mundial. Ya no se puede viajar porque eso implica dinero, esfuerzo, itinerarios, días libres, pero, mediante la literatura, se abre la puerta al mundo, porque ella es rica, emocionante, nutritiva, recreativa y no tiene límite.

 “Para viajar lejos no hay mejor nave que un libro”

Emily Dickison (1830-1886)

A veces leer no es un viaje tan placentero, comprender la escritura resulta un suplicio, las razones son diversas, pero una contundente es el desinterés debido a las políticas educacionales en la etapa formativa del individuo. La lectura como técnica para la comprensión y aprendizaje no es el procedimiento usual. Ernesto Cuadra (1993) en el artículo La lectoescritura y la calidad de educación para niños, adultos y bilingües publicado en el Boletín 32 Proyecto Principal de Educación en América Latina y el Caribe, comenta un estudio organizado por la Asociación para la Evaluación del Rendimiento Estudiantil, en el que participó Venezuela. Indica que la comprensión lectora y el uso del lenguaje son deficientes, por ejemplo, el promedio de respuestas correctas en una prueba de comprensión lectora en estudiantes de noveno grado de escuelas urbanas fue de un 54%, en tanto que los de escuelas rurales sólo respondieron acertadamente el 47% de las preguntas. También asevera que los estudios etnográficos hechos en Latinoamérica muestran que el estilo de enseñanza es frontal, autoritario, memorístico-repetitivo, pasivo y centrado en el maestro.

 “Algunos libros son probados, otros devorados, poquísimos masticados y digeridos”

Sir Francis Bacon (1561-1626)

El bibliotecario tiene el deseo de cumplir con la función social de promover y desarrollar hábitos de lectura, quiere crear lectores autónomos, asiduos y espontáneos. Existen opciones utilizando los espacios fuera del aula para incentivar el apego a los libros, como en este caso que el promotor de lectura se convierte en un guía para hacer un tour por cinco pedazos de mundo.

VENEZUELA LOS PLATOS DEL DIABLO. Eduardo Liendo

El intento fervoroso de Ricardo por formar parte de la escena literaria es frustrado posiblemente al no alcanzar la obra que lo lleve a la gloria. Por su parte Daniel se esmera por crear la obra según sus propias necesidades. Los más bajos deseos convierten al personaje en el peor de los seres, en un plagiario. Los diálogos entre Sartre y Wilde acerca del rol del escritor le dan a la novela el carácter autorreflexivo.

NORTEAMÉRICA CRÓNICAS MARCIANAS. Ray Bradbury

Es sobre la llegada y colonización del planeta Marte por humanos. Los nuevos habitantes buscan la comodidad y placeres pero acompañado de los miedos ancestrales. Son historias que tratan sobre el racismo, la guerra y la censura. El ser humano se comporta mostrando poco respeto por la cultura marciana, en contraposición de sus buenos deseos. La ciencia ficción es tema atrayente a jóvenes y adultos.

LATINOAMERICA SUBIDOS DE TONO. Coedición Latinoamericana

Las historias de amor es un tema inagotable. Todos se sienten identificados con el sentimiento más noble de la humanidad. El amor relacionado con la pasión, entrega, desenfreno, engaño, sexualidad no tiene quien lo desplace. Es una selección bien lograda de dieciséis cuentos de autores latinoamericanos que tienen la principal intención de cautivar a un público joven con historias de amor.

ORIENTE UNA CUESTIÓN PERSONAL. Kenzaburo Oé

Tras el nacimiento de su hijo con una grave lesión cerebral hay una expresión para defender a las personas con discapacidad y su aceptación como miembros de pleno derecho. Esta es la historia del libro, curiosamente también es la historia del autor. Es la producción del Premio Nobel de Literatura 1994.

EUROPA  LA ISLA DEL DÍA ANTES. Umberto Eco

La reconocida trayectoria del profesor de Semiología, filósofo y escritor ya es un antecedente interesante para saber de la historia que transcurre en 1643 donde un joven piamontés arriba como náufrago a una nave desierta. Escribe cartas a la “Señora” y muestra sus duelos, asedios, lances amorosos y disputas de salón.  Esta es la última novela del escritor hecha en 1994.

* Luisa Caruto fue coordinadora de la Biblioteca UMA.

* Cristina Ortiz es estudiante de Comunicación Social de la Universidad Monteávila.

Deja un comentario