Negociaciones por el Brexit transitarán un sinuoso camino

Mariana Yánez.-

Reino Unido y UE iniciaron las negociaciones. Foto: photopin (license)

Las conversaciones para la negociación la forma como el Reino Unido se separará formalmente de la Unión Europea (UE) finalmente comenzaron el 20 de junio, un año después del referendo sobre el Brexit, 12 semanas después que las autoridades británicas invocaran el artículo 50 del Tratado de Lisboa, y pocos días después de las elecciones generales en las que los conservadores de la primer ministro Theresa May perdieron su mayoría en la Cámara de los Comunes.

El secretario encargado del Brexit, David Davis, y el jefe de la Unión Europea, Michel Barnier, se reunieron por primera vez en la sede de la Comisión Europea en Bruselas, Bélgica. Este periodo de acuerdos, tratados y diplomacia se espera que dure al menos dos años.

Davis compartió la plataforma con el ex líder del UKIP, Nigel Farage, en la campaña del referéndum,  y ha dicho repetidamente que está comprometido con el llamado «Brexit-duro», igual al que prometió Theresa May, que espera poner al Reino Unido totalmente fuera del mercado único de la UE.

El mismo día que se iniciaron las negociaciones el representante británico pidió «un acuerdo como ningún otro en la historia». Sin embargo, George Soros, el célebre, controvertido y exitoso inversor, afirmó que la salida del Reino Unido de la UE va a desencadenar una crisis financiera que ya se ésta gestando.

Barnier ha dicho que el Brexit no será «rápido e indoloro», y exigió que el Reino Unido pague una «ley de divorcio» de 100.000 millones de euros. Sugirió que, después del Brexit, los tribunales de la Unión Europea deberán mantener su supremacía sobre la ley británica.

Entre los asuntos importantes a negociar está la cooperación en materia de seguridad y el intercambio de información entre las agencias de inteligencia europeas y británicas para combatir la latente amenaza terrorista.

Sin embargo, en la conversación del 20 de junio los dos hombres tomaron un tono más conciliador, prometiendo construir una fuerte alianza como aliados cercanos y amigos.

En el marco de la inestabilidad económica, social y política que sacude al viejo continente el Brexit ha sido la primera fractura abierta en el proyecto de la Unión Europa, que está en una crisis aguda, lo que puede generar nuevos conflictos y más conmociones.

En este contexto las negociaciones por el Brexit pueden complicarse más de lo esperado por todos los actores involucrados. Aunque, y debido a los sucesos recientes de las elecciones en las que el partido conservador de la primer ministro Theresa May resultó golpeado, y de los continuos ataques terroristas, el gobierno de la Gran Bretaña también se ha visto debilitado.

La situación de los inmigrantes de los estados comunitarios viviendo en Reino Unido, y de los británicos residiendo en países de la Unión Europea aún es incierta y se encuentran actualmente en un limbo legal.

* Mariana Yánez es estudiante de Comunicación Social de la Universidad Monteávila.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *