Necesario levantar controles sobre la economía para recuperar la producción

Andrea Doval.-

Es necesario incrementar la producción de alimentos. Foto: photopin (license)

Al momento de hacer referencia a la situación de la economía venezolana es prácticamente imposible no destacar el desabastecimiento de alimentos como uno de los principales problemas que hoy golpea al país.

“Esta escasez, este desabastecimiento, está propiciado por la caída de la producción nacional de alimentos. Hemos tenido una sostenida caída de los principales rubros del país en los últimos diez años”, afirmó el presidente de la Confederación de Asociaciones de Productores Agropecuario (Fedeagro), Aquiles Hopkins, en el programa Noticias Globovisión Economía.

El economista Eduard Vargas explicó que, como consecuencia en la caída de la producción nacional, los venezolanos están en un círculo vicioso con repercusiones cada vez mayores.

El especialista, profesor de la Universidad Monteávila y del Instituto Universitario de Administración y Gerencia, afirmó que para resolver este problema es necesario reactivar el sector productivo, lo que, según señaló, necesariamente pasa por respetar la propiedad privado y permitir que se sinceren los precios de venta acorde con índices inflacionarios del país.

Vargas aseveró que el Estado debe asegurar el respeto absoluto a la propiedad privada y garantizar que se mantendrá en el tiempo para que el productor tenga la confianza de invertir.

“Frente al miedo de que le arrebaten su negocio los empresarios invierten en temas de corto plazo de comercialización, pero no en aspectos productivos agrícolas o agroindustriales, que requieren entre cinco a diez años para empezar a generar dividendos, porque no tiene instituciones autónomas e independientes que van a velar por sus derechos”, apuntó.

El economista enfatizó que hay que frenar las expropiaciones porque no generan productividad.

“El tema es en que las evaluaciones de los negocios en Venezuela el componente político tiene un gran peso, y si tú no tienes alguna influencia política que te permite estar totalmente seguro de que no te van a tocar tu negocio, sencillamente no estás invirtiendo, que es lo que sucede actualmente en Venezuela”, comentó.

Vargas aseveró que la preservación del control de precios no permite sincerar los costos de producción y equilibrarlos con las ventas, lo que, según anotó, es una causa fundamental al momento de entender el origen de la escasez.

“Si el empresario no puede trasladar al precio de venta sus verdaderos costos de producción y la ganancia que él requiere, sencillamente no va a producir”, agregó.

El economista Edison Mariño afirmó que para reactivar la productividad es necesario también levantar los controles que el gobierno ha impuesto sobre la importación y la exportación, mecanismos que, según anotó limitan la capacidad del sector económico para desarrollarse.

“Cuando tu pones un control de precios, estás poniendo un límite a las ganancias del que hace el producto, el cual está motivado a obtener beneficios. Si tú le estás poniendo ese freno entonces no tiene ningún tipo de incentivo para producir”,  aclaró el especialista, profesor de la Universidad Monteávila.

Mariño indicó que, además de aplicar medidas que tiendan flexibilizar los mecanismos económicos venezolanos, es necesario solicitar ayuda internacional para poder asumir las deudas que ha contraído el país durante los últimos años.

“No hay medicinas porque las farmacéuticas mundiales no despachan a Venezuela porque la deuda en dólares del gobierno es demasiado alta, entonces decidieron no despachar medicinas a menos que el pago sea en efectivo, en dólares. Por esto necesitamos que la banca internacional y los organismos multilaterales internacionales financieros nos presten dinero para poder arrancar”, anotó.

El especialista subrayó que después de aplicar estas medidas y lograr la estabilización de la economía, se debe acometer una serie de ajustes macroeconómicos que dependerán de cómo se vaya comportando el sistema y cómo vayan respondiendo los productores, con la finalidad de que sea más provechoso para los empresarios invertir en Venezuela en lugar del exterior.

Mariño estimó imposible adoptar estas decisiones si se mantiene el actual gobierno. “Para poder llevar adelante las modificaciones económicas que se requieren, lo primero que se necesita es cambiar régimen comunista por un régimen capitalista liberal, de tal manera que la empresa privada tenga las posibilidades de desarrollarse”, concluyó.

* Andrea Doval es estudiante de Comunicación Social de la Universidad Monteávila.

Deja un comentario