Salario mínimo no alcanza para cubrir necesidades de los venezolanos

Génesis Fernández.-

Los trabajadores han perdido poder adquisitivo. Foto: photopin (license)

El problema para el venezolano comienza al ver las cifras del salario mínimo como el segundo más bajo de Latinoamérica: con los Bs. 40.638 que el presidente Nicolás Maduro fijó en enero de este año, el trabajador devenga un ingreso de solo 2 dólares al día.

El salario del venezolano no mantiene el ritmo de la inflación, por lo que hoy es sumamente difícil que los trabajadores puedan cubrir sus necesidades básicas, bien sea de alimentación o medicinas.

“La salud es un lujo en este país”, advierte Edgar Moreno, habitual cliente de una farmacia ubicada en el municipio Sucre de Caracas.

“De la paga que recibo trabajando en una construcción tengo que decidir si comprar comida o comprar mis medicamentos para la hipertensión, y el tratamiento es por la mitad, no es el tratamiento completo”, señaló.

La crisis económica también afecta la compra de alimentos, sobre todo cuando hay que satisfacer los requerimientos de una familia. Tal es el caso de Elizabeth Granados, habitante del barrio Los Pajaritos del municipio Chacao de Caracas, quien con un salario mínimo debe mantener a tres de sus cuatros hijos.

“Mi hijo mayor está trabajando para ayudarme con mis otros tres hijos, porque el dinero no me alcanza. He tenido que preparar la masa para las arepas a base de yuca y auyama porque no tengo tiempo para hacer cola para adquirirla. El dinero vuela, he tenido que estirar la comida con otros ingredientes que no son tan costosos para que a ninguno de mis hijos le haga falta el plato sobre la mesa”, apuntó.

Granados aseveró que hace cinco años su nevera tenía diversidad de alimentos, como jamón, queso, leche, la docena de huevos, frutas, verduras, refrescos. Ahora dispone de menos de la mitad de los alimentos.

Con el salario mínimo este año el venezolano solo puede adquirir el 6,5% de la cesta básica de alimentos, obviando el gasto de servicios, calzado y vestimenta, higiene personal y limpieza del hogar, educación. Entre los rubros que más han subido está el de alimentos.

A inicios de 2012 el ingreso era de 1.548 bolívares, es decir, una familia con dos salarios mínimos 3.096 bolívares podía cubrir 38,84% de la canasta básica.

La medición que mensualmente realiza el Centro de Documentación y Análisis Social de la Federación Venezolana de Maestros (Cendas-FVM) demuestra la magnitud del alza de la canasta básica en los últimos 5 años.

El organismo precisa que en enero de 2012 la cesta básica se ubicaba en 7.970,85 bolívares y en enero de este año subió a 832.259,95 bolívares, es decir, que en cinco años pasó a costar 104 veces más.

El director del Cendas, Oscar Meza, aseveró que la medición que han hecho en febrero y lo que va de este mes demuestra que la situación ha empeorado. «En marzo estamos viendo un repunte impresionante en los precios. Todo indica que la canasta básica va a superar el millón de bolívares», comentó.

* Génesis Fernández es estudiante de Comunicación Social de la Universidad Monteávila.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *