Nevermind rompe la barrera del tiempo

Rafael Pellicer.-

Kurt Cobain es un ícono musicial. Foto: photo credit: Speaker resources Kurt Cobain New "Solo Album" Of Unreleased Tracks To Be Released via photopin (license)
Kurt Cobain es un ícono musicial. Foto: photopin (license)

Es indiscutible asegurar que Nirvana dejó una influencia bien marcada en el mundo del rock cuando se habla de bandas como Muse, Foo Fighters y Nickelback o Retrovisor y Yantra en la escena musical venezolana.

El 24 de septiembre de 1991 el mundo vio nacer uno de los discos musicales más influyentes de la década de los 90: Nevermind, proveniente del genio de Kurt Cobain, Dave Grohl y Krist Novoselic, integrantes de Nirvana.

En 1990 los tres chicos de Seattle empezaron a componer música para un segundo disco titulado Sheep. Sin embargo, el baterista Chad Channing dejó la agrupación y fue suplantado por Dave Grohl, actual vocalista de Foo Fighters. Para cuando el álbum estuvo a punto de salir su nombre fue cambiado a Nevermind (Olvídalo sería la traducción en español).

Nevermind es considerado hoy en día como uno de los álbumes musicales más importantes de la historia ya que ha dejado huellas en muchos artistas y bandas. En Venezuela se puede citar los casos de Yantra y Retrovisor, dos agrupaciones que, a pesar de ser géneros distintos, pueden evidenciar en su música y letras la influencia de este disco.

Con singles como Lithium y el agraciado Smell Like A Teen Spirit, una de sus canciones más importantes, Nevermind se convirtió rápidamente en el álbum más lucrativo para Nirvana, obteniendo un certificado por la Recording Industry Association of America como disco de platino. Ya para enero de 1992 el trío de Seattle había logrado destronar a Dangerous de Michael Jackson del puesto número uno del Billboard. En marzo de 1999, luego de tener 10 millones de copias vendidas, se hizo acreedor del disco de diamante.

En el año 2010 la revista Rolling Stones posicionó Nevermind en su lista de Los 500 mejores álbumes de la historia, ubicándola en el puesto número 17. Dos años más tarde subió escalones para coronarse como el mejor disco de los años noventa, según la misma publicación. El canal de música VH1 lo situó en el segundo lugar en el listado de los 100 mejores discos de la historia.

“Nevermind es el álbum más importante de Nirvana desde el punto de vista en que lo mires, ya que en ventas fue el álbum que más vendió y desde la perspectiva de la popularidad fue el disco que los puso en el mapa. Fue una revolución en la escena grunge de Seattle”, expresó Ricardo Aumaitre, bajista de la banda venezolana Yantra.

A pesar de ser oriundos de Aberdeen, Washington, a finales de la década de los años 80, Nirvana se estableció en Seattle, formando parte de la escena musical de esa ciudad. Nevermind luego contribuiría a impulsar la movida grunge por todo el mundo.

Una de las cosas que más caracterizó la música de Nirvana fue su sonido que pasaba de ser tranquilo y relajado a volverse estruendoso y fuerte en cuestión de segundos. No se puede negar que en canciones como Smell Like a Teen Spirit hay transiciones entre el ritmo suave con una letra triste y gritos estridentes que sirven como desahogo de ese desconsuelo.

 La tristeza, las preguntas sin respuestas y un clamor por la atención fueron algunas de los temas recurrentes en las letras de las canciones de Nevermind, que hizo que el público más joven de la época se relacionara profundamente con este álbum que quedó plasmado para la historia como el más emblemático de la escena grunge.

“Nirvana es una gran influencia, transmite mucho de la furia que da ser joven y la inconformidad que te rodea, y para cantarlos debes gritar para drenar. Eso es algo que no todas las bandas tienen, eso es algo que muchos grupos han intentado imitar, pero como en todas las épocas siempre hay una banda que marca la pauta y está en la cúspide, y en los 90, en la época del grunge, esa fue Nirvana”, enfatizó Juan Manuel Fernández, guitarrista y vocalista de Retrovisor.

A 22 años de su separación, luego del fallecimiento de Kurt Cobain, es imposible ver a gente sumergida en el mundo del rock que en algún momento no haya tenido en sus manos algún álbum de Nirvana o hubiese recibido alguna influencia del trío de Seattle. Nevermind dejó una huella en la música y será muy difícil volver a escuchar a una banda que no solo suene igual a ellos, sino que además pueda superarlos, pues el sentimiento plasmado en cada canción del disco es algo propio del artista que no puede ser inventado.

* Rafael Pellicer es estudiante de Comunicación Social de la UMA.

Deja un comentario