Crisis económica podría empujar a una nueva reconversión monetaria

Ampliación del cono monetario no garantiza una solución a la crisis, según expertos en la materia

Reconversión
Los venezolanos han visto pasar varios modelos de billetes en los últimos años. Foto: Cortesía

María Laura León.-

La ampliación del cono monetario, la inflación y la falta de liquidez que profundizan la crisis económica en Venezuela, podrían llevar a una tercera reconversión y a su vez a otra devaluación de la moneda nacional que no ayudaría a recuperar la estabilidad económica.

El cono monetario actual, producto de la reconversión monetaria del 2018, dejó de ser suficiente para pagar los productos y servicios. Por esto el Banco Central agregó en marzo 3 nuevos billetes de 200 mil, 500 mil y un millón, pero la suma de estas denominaciones están lejos de sumar un dólar y debido a la hiperinflación podrían desaparecer rápidamente.

Desaparecen de los billetes

La hiperinflación que se vive en el país aumenta constantemente por lo que el Fondo Monetario Internacional proyectó un aumento de 5.500% para este año. A su vez, el economista Asdrúbal Oliveros, director de Ecoanalítica, explicó en su cuenta de Twitter que este año la inflación se ha presentado con un aumento de 6% por semana y enfatizó en el efecto de esto en el alza de  precios.

Por otro lado, aunque la ampliación del cono monetario aumentó un 6,24% de la liquidez, esto es solamente un 2% mayor al mes anterior, según el informe semanal del Banco Central de Venezuela y tales mejoras podrían desaparecer en cuatro meses producto de la inflación, según el economista Luis Vicente León, quien se pronunció a través de Twitter.

Oliveros también opinó en su red social que en el país “no hay ninguna coordinación institucional para proveer los billetes que la economía requiere”. Esto en respuesta a la falta de liquidez en bolívares y también la escasez de billetes en dólares de baja denominación para pagar servicios como gasolina y transporte.

Esto demuestra cómo en el país la hiperinflación desaparece los billetes  y podría agravar los problemas de efectivo tanto para el pago de servicios como para las empresas al momento de dar vueltos, además de convertirse en un  problema para la banca nacional.

Presión de los bancos

El número de ceros de la moneda afecta la operatividad de la banca. Foto: Cortesía

Además del poco efectivo que pueden entregar, los bancos deben enfrentarse nuevamente a un sistema limitado. Se debe recordar que en la reconversión realizada en el 2018, la banca presionaba por una reconversión ya que los sistemas no procesaban los montos por la cantidad de ceros,

Nuevamente, los venezolanos hablan de millones al momento de adquirir los productos más básicos, como hace dos años, por lo que se puede asumir que los problemas operativos de la banca podrían reincidir.

Sin embargo, el que este proceso se haya retrasado podría deberse al uso del dolar por parte de los venezolanos, lo que ha impulsado un manejo diferente por parte de instituciones bancarias. Luis Vicente León también indicó a través de Twitter: “La banca tiene procesos sofisticados del manejo del dólar en efectivo, que va avanzando sin posibilidad de retroceso”.

Políticas sin efecto

Desde el principio del 2021, se han propuesto políticas y soluciones para manejar la economía, como la ampliación del cono monetario y hasta la promesa del ejecutivo de pasar a una “Economía 100%  digital” manejada por el Banco Central.

Sin embargo, la primera medida económica no ha logrado solventar el problema del efectivo y la segunda implica una intervención en la dolarización de facto por parte del BCV, pero este modo de operar ya sea normalizado totalmente en el país y obligaría a una disminución de ceros y actualización tecnológica.

Por lo tanto, se podría esperar que para lograr resolver estos problemas, principalmente el acceso que tienen las personas al efectivo, se decida establecer un nuevo cono monetario que permita menor denominación. Pero por la creciente inflación esto podría ser solo una solución momentánea.

El economista Edison Mariño recordó que desde la última reconversión solo han pasado 2 años y que en este caso podría pasar lo mismo porque “una reconversión monetaria no significa  resolver el problema, este se fundamenta en la hiperinflación que tenemos”.  

Mariño también agregó: “La información que manejamos sobre lo que va a suceder en Venezuela es que va a disminuir la producción, la inflación va a seguir aumentando. Es decir, yo creo que sin ser demasiado pesimista, este año va a ser peor que el año pasado”.

Por lo tanto, se puede inferir que el problema que profundiza la falta de efectivo es la hiperinflación y junto con los sistemas bancarios, la economía se inclina a reducir ceros para poder mantener un flujo de billetes en la calle. Pero esto no va a resolver el problema, sino que lo va a profundizar, al parecer del experto.

*María Laura León es estudiante de la Universidad Monteávila

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *