El beisbol coronará a un nuevo campeón universal

Eduardo Vidal Impagnatiello.-

Clásico Mundial de Beisbol llega a su cuarta edición. Foto: mlb.com

Este 6 de marzo se dará la voz de play ball que marcara el inicio de la IV edición del Clásico Mundial de Béisbol 2017.

El camino a este torneo comenzó en el 2016 con una inédita fase eliminatoria, que se componía de 16 equipos repartidos en cuatro grupos, que otorgarían cuatro cupos para la fase final del Clásico de Mundial de Beisbol y formar parte de los 16 países participantes. Las etapas preliminares se jugaron en Australia, México, Panamá y Estados Unidos. Australia, México, Colombia e Israel se quedaron con los cuatro boletos.

El campeonato se disputará en cuatro sedes: Seúl (Corea del Sur), Tokio (Japón), Miami (Estados Unidos) y Guadalajara (México). Los grupos (A, B, C y D) estarán conformados por cuatro equipos cada uno, quienes se enfrentaran en un formato de todos contra todos.

La primera fase se celebrará del 6 al 12 de marzo, al final de la cual las dos mejores selecciones de cada zona avanzarán a la segunda fase, en la que los ocho clasificados serán repartidos en dos nuevos grupos (F y E), quienes, entre el 12 y el 18 de marzo, se cruzarán nuevamente, pero ahora en Tokio (Japón) y San Diego (Estados Unidos).

Los dos mejores equipos de cada grupo de la segunda ronda asegurarán su participación a las semifinales, que se jugarán el 20 y el 21 de marzo en el Dodger Stadium de Los Ángeles (Estados Unidos). Este mismo parque será la sede de la final, que se disputará el 22 de marzo.

La selección venezolana, dirigida por Omar Vizquel, debutará el 10 de marzo contra Puerto Rico. La vinotinto de beisbol quedó encuadrada en el grupo D, el cual también comparte con México e Italia.

La IV edición del Clásico Mundial de Beisbol espera consolidar la expansión de la pelota como deporte global, pero mucho dependerá de la actuación que los favoritos tengan en del diamante.

República Dominicana es el campeón vigente tras derrotar 3-0 a Puerto Rico en la final del torneo disputado en el 2017 y ahora regresa como uno de los fuertes candidatos a quedarse con la corona y conseguir el bicampeonato.

Los dirigidos por ex grandeliga Moisés Alou, quien formó un roster plagado de estrellas del beisbol, destacan por equilibrio entre una muy sólida ofensiva y una tremenda rotación, con jugadores con gran experiencia y calidad. En el roster dominicano resaltan luminarias como Robinson Canó, Nelson Cruz, Adrián Beltre y José Bautista, quienes aportarán mucho a una ofensiva muy sólida combinando poder, velocidad y versatilidad, nombres como estos asustan a cualquier pitcher. Y por si fuera poco tienen una muy buen cuerpo monticular con lanzadores experimentados como Jhonny Cueto, Carlos Martínez, Edison Vólquez, Iván Nova, Bartolo Colón y Fernando Rodney.

En las anteriores ediciones Estados Unidos no ha podido explotar todo su potencial, pero en el 2017 el poderoso equipo americano, dirigido por el gran Jim Leyland, buscará su primer mundial. A pesar de la falta de grandes nombres como los de Mike Trout, Bryce Harper y Clayton Kershaw, quienes prefirieron no ir al clásico para prepararse en los entrenamientos de primavera de las Grandes Ligas, se trata de un roster plagado de jugadores experimentados de la MLB. Ofensivamente hablando el más destacado es Giancarlo Stanton, pero estrellas como Adam Jones, Buster Posey Andrew McCutchen, Paul Goldschmidt y Nolan Arenado destacan en esta fuerte ofensiva. El picheo abridor también luce muy sólido, y a pesar de no tener un jugador elite tienen un conjunto de buenos brazos jóvenes con Marcus Stroman y Chris Archer, quienes encabezan la rotación acompañada de un buen relevo liderado por Andrew Miller.

Puerto Rico viene con deseo de alcanzar lo que por muy poco se le escapó hace cuatro años. La escuadra dirigida por Edwin Rodríguez combina la veteranía con el joven talento, comandados por Carlos Beltrán, Ángel Pagán, Carlos Correa y Yadier Molina. Los boricuas incluyeron en su roster a dos de los jóvenes sensación de las Grandes Ligas, como lo son Franciso Lindor y Javier Baez, quienes forman una de las mejores duplas de SS y 2B en la actualidad. Su bullpen no es su mayor fuerte pero el cerrador Edwin Díaz intentará darle seguridad al equipo.

Japón ganó los dos primeros clásicos mundiales y ahora irá por su tercera corona. Los nipones sufrieron la baja de uno de sus jugadores más importante, Shohei Otani, el pitcher sensación de la liga japonesa que promete ser uno de los próximos en dar el salto a la MLB. El serpentinero sufrió una lesión en el tobillo que lo dejó fuera del campeonato. Tampoco tienen los nombres como Masahiro Tanaka y Koji Uehara y está plagado por peloteros de la liga local, pero sí contarán con el liderazgo en el terreno del experimentado Norichika Aoki, de los Astros de Houston. El equipo japonés se caracteriza por siempre tener un buen pitcheo y un estilo de juego muy estratégico, con jugadores muy versátiles.

Miguel Cabrera encabeza la ofensiva venezolana. Foto: mlb.com

Venezuela sueña con, al fin, alzar el campeonato del Clásico Mundial de Beisbol. La vinotinto, ahora dirigida por el ex grandeliga Omar Vizquel, intentará engranar un equipo donde brillan grandes estrellas de la MLB. La selección ha estado envuelto en la polémica por el tema de Asdrúbal Cabrera, que quedó afuera de la convocatoria y acusó al gerente general Carlos Guillén de haber sido el responsable de dejarlo afuera del roster.

Vizquel tiene a obligación de evitar que todos estos problemas no afecten al equipo y lograr sacarse la espina de haber quedado afuera en primera ronda el pasado mundial. La vinotinto tiene tal vez el mejor equipo posición por posición, con nombres como Miguel Cabrera, José Altuve, Salvador Pérez, Alcides Escobar, Carlos González, Víctor Martínez y Odubel Herrera. Una ofensiva llena de poder con la mezcla de veteranía y talento joven, con mucho

Si la ofensiva es la fortaleza del equipo venezolano, el piicheo es la debilidad y principal duda, ya que sus intérpretes son nombres de alto calibre pero que en el 2016 no tuvieron una buena temporada en las Grandes Ligas. Solo se salva Francisco Rodríguez, quien fue uno de los cerradores más imponentes el año pasado. Nombres como Félix Hernández y Martin Pérez intentarán reivindicarse y espantar las incógnitas.

Los analistas coinciden que con un cuerpo de lanzadores sin solidez, y con un bullpen vulnerable, Venezuela tendrá que depender de la ventaja que le dé su ofensiva, y sus juegos van a tener marcadores muy abiertos. A pesar de estos augurios los venezolanos no pueden quedar fuera de los favoritos para quedarse con el Clásico Mundial y así darle una alegría al país que tanto lo necesita.

*Eduardo Vidal Impagnatiello es estudiante de Comunicación Social de la Universidad Monteávila.

Deja un comentario