Enner Valencia: un nuevo emir en el desierto

Con dos goles del ecuatoriano, el tri venció a los locales en el partido inaugural de Qatar 2022

Ecuador
Valencia, de Ecuador, es el Pichichi del torneo. Foto: Cortesía

Abel Graterol.-

Tras la ceremonia inaugural que en esta oportunidad contó con la presencia de mascotas y canciones de mundiales previos además de estrellas como Morgan Freeman, comenzaba el encuentro donde Ecuador tenía que disipar todos los rumores de un posible amaño del partido, y así lo hicieron.

Luego de eso el encuentro siguió su curso y Ecuador no bajó el ritmo, de hecho en la media hora de partido ya ganaban 0-2, con un doblete de Enner Valencia sellado por un cabezazo magistral en el centro del área en su segunda anotación.

En el Al Bayt Stadium y frente a 67.372 personas se disputó el primer encuentro del grupo A de esta edición del mundial y desde el inicio del partido la selección sudamericana salió a comerse a los catarís, de hecho, ya en el minuto dos del partido teníamos un grito de gol ahogado, ya que el VAR señaló fuera de juego en el que hubiese sido la primera anotación de la noche para Enner Valencia.

La selección suramericana hizo historia en Qatar. Foto: Cortesía

Con el paso de los minutos Catar comenzó poco a poco a salir del nerviosismo de ser anfitriones; sin embargo, su afición no tenía la misma fe de sus jugadores, al finalizar el primer tiempo ya era notorio la ausencia de los fanáticos cataríes.

El segundo tiempo no tendría mayor contratiempo, con una clara ventaja Ecuador se limitó a controlar el balón y Catar no pudo hacer mucho más que frenar el avance del tri con infracciones. Llegado el minuto 90 y con el árbitro italiano Daniele Orsato pitando el final, las pantallas reflejaron el mismo 0-2 en el marcador.

Este Catar vs Ecuador hizo historia por diferentes razones: primera vez que un anfitrión pierde el partido inaugural, primera vez que el primer gol del mundial llega por penal y es el encuentro con menos tiros a puerta, 10, Catar no tiró nunca dentro de la portería rival.

Es así como dimos inicio a la cita mundialista, con el fútbol sudamericano pisando fuerte. Ya veremos dónde termina en esta edición guiados de viejos conocidos como Argentina, Brasil y Uruguay y con una selección que para muchos es una “cenicienta”, pero que desde hace años viene acelerando el paso en nuestro continente, como Ecuador.

Por otro lado, Catar no para de dejar dudas como sede y parece que -a menos que el nivel futbolístico de esta edición sea extraordinario-, será un mundial muy corriente, porque la vida a este torneo también se la da el público local, como pasó en Sudáfrica 2010, y no solo las construcciones, ni los espectáculos brindados por el país anfitrión.

*Abel Graterol es estudiante de la Universidad Monteávila

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.