Acnur prioriza la crisis siria por encima de la venezolana

Politóloga califica la ayuda de desigual y responde a intereses políticos de la organización

L Clemente / M Cremi.-

Acnur refugiados venezolanos

Acnur solicita 1224% más fondos por cada refugiado sirio que por cada venezolano, aún cuando comparten la misma condición. Ambos países atraviesan olas migratorias de magnitudes importantes, situación que deja en entredicho la igualdad con la que esta organización procede. En los planes desarrollados por esta organización para cada país en el año 2019 se evidencia este desequilibrio.

La página oficial de Acnur señala, sobre el plan destinado a refugiados sirios, lo siguiente: “El Plan Regional para los Refugiados y la Resiliencia (3RP) para el 2018-2019, liderado por ACNUR, pide 4.400 millones de dólares para apoyar a más de 5 millones de refugiados en los países vecinos”.

Mientras que con respecto al plan para los venezolanos afirma: “El Plan Regional de Respuesta para Refugiados y Migrantes de Venezuela  tiene como objetivo priorizar las necesidades de más de 2,2 millones de refugiados y migrantes de Venezuela… requiere una financiación inicial de US$ 158,2 millones”.

Lo que permite inferir que para cada refugiado sirio, Acnur realiza una solicitud de $880, mientras que para cada migrante forzado venezolano pide $71.90, lo cual representa una desigualdad de 1224% más fondos en favor de los sirios.

La crisis siria ha sido un tema que se ha comercializado debido a la difusión que ha tenido

Jennifer Schell, politólogo experta en Naciones Unidas, expresó que la crisis siria ha sido un tema que se ha comercializado debido a la difusión que ha tenido, por lo que considera que Acnur ha puesto sus “intereses políticos” en Siria.

Asimismo, la experta considera que las Naciones Unidas actúan “descaradamente” en conformidad con sus intereses, y explicó que dicha organización monetiza el conflicto sirio y que esta es la posible razón a la desigualdad de ayuda otorgada ambos países en crisis.

El ser humano sin distinción de nacionalidad necesita y se rige bajo los mismos principios y derechos”, expresó Schell. “Considero que Acnur no solicita el mismo monto para ambos países netamente por sus intereses políticosy económicos, con eso lamentablemente complican más la situación de los inmigrantes”, agregó.

A pesar de que Siria lleva 8 años en una guerra que ha causado que 6,7 millones de personas hayan huido de ese país, Venezuela podría alcanzar y superar esas cifras en un menor periodo de tiempo, según señalan las estadísticas de la organización, a pesar que en la actualidad el flujo migratorio se ha revertido, debido a las consecuencias de la pandemia.

Sin precedentes en la región

Los datos demuestran que en el país latinoamericano, desde 2016 las cifras de migración han aumentado sin parar, y ya son 5 millones de venezolanos los que han dejado el país por la crisis que atraviesa.

En 8 años, la cantidad de migrantes forzados sirios tan solo supera a los venezolanos en 1,7 millones, cuando Venezuela lleva la mitad del tiempo (4 años) de ola migratoria.

“Más de 6,7 millones de personas han huido de Siria desde 2011, buscando seguridad en Líbano, Turquía, Jordania y otros países”, según Acnur.

Con respecto a Venezuela la organización establece: “Las personas continúan saliendo para huir de la violencia, la inseguridad y las amenazas, así como la falta de alimentos, medicinas y servicios esenciales”.

A pesar de que Acnur considera que Venezuela “atraviesa una crisis de misma escala que la de Siria”, la organización no otorga la misma ayuda a ambos países.

Schell cuestiona el manejo que hace Acnur de la crisis política que atraviesan estos países, debido a que “tratan a los migrantes como mercancía y no como seres humanos”.

Calificó como “absurdo” pensar que los migrantes sirios tengan más necesidades que los venezolanos. “Las personas que migran tiene la mismas necesidades: educación, alimentación, techo, entre otras”, dijo.

Falta apoyo internacional

Según el canciller del mayor país receptor del éxodo venezolano, Carlos Holmes Trujillo, Colombia está tocando la puerta de la comunidad internacional para decirle gracias por la ayuda que se le ha dado al país vecino, pero asegura se necesita más porque el número de migrantes sigue creciendo.

Por su parte, David Smolansky, coordinador del grupo de trabajo en torno a la crisis migratoria venezolana en la OEA, declaró en 2019 que “comparándolo con la crisis siria que ha recibido más de 30.000 millones de dólares” el aporte que se ha dado para los migrantes y refugiados venezolanos es “realmente bajo”.

Las personas que migran tiene la mismas necesidades: educación, alimentación, techo, entre otras

Asimismo, la OEA en su más reciente infografía sobre la situación venezolana, publicada en febrero de 2020, asegura que ya son cinco millones los migrantes venezolanos que “han huido” de su país de origen, cifra que supera la población de Costa Rica, por ejemplo.

Recuerda que sin “padecer un conflicto bélico ni una catástrofe natural” los venezolanos huyen fundamentalmente por la escasez de alimentos y medicamentos, violaciones de derechos humanos y el colapso en los servicios públicos.

Naciones Unidas recordó esta semana que Venezuela es el segundo país con el mayor éxodo de personas en el mundo, después de Siria, En sus redes sociales indicó que con más de 3,7 millones de migrantes, el país está por debajo de los 6,6 millones de Siria y por encima de naciones como Afganistán (2,7 millones), Sudán del Sur (2,2 millones) y Myanmar (1 millón).

A pesar de esta situación y los llamados de mayor cooperación Acnur solo solicita para los refugiados venezolanos el 8% de los fondos que solicita para los refugiados sirios, datos que parecieran desiguales a la vista de los nacionales.

Loredana Clemente y Marianella Cremi son estudiantes de la Universidad Monteávila

Deja un comentario