Presidencia de Trump enrarece relaciones entre Europa y Estados Unidos

Andrea Fermín Facendo-.

Hollande y Merkel han cuestionado posiciones de Trump. Foto: photopin (license)

El empresario norteamericano Donald Trump solo tiene un mes y medio en la presidencia y hasta ahora sus ideales a nivel internacional no son bien recibidos. Nunca antes un miembro de las instituciones europeas se había referido al mandatario de Estados Unidos como una “amenaza” para la Unión Europea (UE).

Trump en este momento es parte del centro político por el polémico decreto sobre inmigrantes y refugiados. Esta medida enfrenta una creciente resistencia, incluyendo a sus propios aliados del partido Republicano en el Congreso. Actualmente tiene por delante diversas demandas judiciales que buscan lograr la derogación de esta política.

De acuerdo con La Voz de Galicia, el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, incluyó en su lista negra a Trump, al igual que China, Rusia y el islamismo radical.

“Sus declaraciones son preocupantes. El cambio de gobierno en Washington coloca a la Unión Europea en una situación muy difícil con la nueva administración que pone en cuestión los últimos 75 años de política exterior estadounidense”, aseguró Tusk en una misiva enviada a los 28 líderes de la UE, en la que alerta del “futuro altamente impredecible” que le espera a la organización.

Al referirse a cuestiones migratorias, Tusk le insistió a los 28 líderes a “defender el orden internacional basado sobre el imperio de la ley” y a no rendirse ante “aquellos que quieren debilitar o invalidar los vínculos trasatlánticos”. Unos lazos que, en lo comercial, se podrían romper.

Las negociaciones del tratado de libre comercio entre la UE y Estados Unidos (conocido por sus siglas en inglés TTIP) permanecerán congeladas hasta que Trump termine su mandato, afirma el diario español.

A pesar de los enormes esfuerzos del presidente estadounidense y su equipo para provocar un conflicto, el 3 de febrero los líderes de la UE se reunieron en Malta para una cumbre dedicada a la inmigración. Actualmente están haciendo un esfuerzo para intentar no minimizar sus relaciones con Washington en los primeros meses de la nueva administración.

“Desde los últimos años Estados Unidos ha batallado contra el terrorismo. Obama intentó resguardarse bajo la figura de un líder, de un presidente que busca cualquier mecanismo para la seguridad de su nación. Con la llegada de Trump Estados Unidos toma altas medidas de protección, sin embargo no debe olvidar que existen dentro de esa protección, los refugiados”, aclara el internacionalista Ricardo Rubio.

En las declaraciones dadas por el mandatario norteamericano en las entrevistas concedidas a medios tanto británicos como alemanes, le dio su apoyo al Brexit, generó más deserciones en la UE y arremetió contra Angel Merkel y la OTAN. Así lo ha aseguró Frank-Walter Steinmeier, ministro alemán de Exteriores, en una declaración para el diario español El Mundo.

«Las palabras del presidente Trump, que considera obsoleta la OTAN, han sido recibidas con preocupación», ha indicado Steinmeier tras verse con el secretario general de la alianza atlántica.

La política inmigratoria de Merkel ha sido cuestionada por Trump. Foto: photopin (license)

Trump catalogó la decisión de la canciller de alemana, Angela Merkel, como “un error catastrófico”, al admitir más de un millón de refugiados procedentes de Medio Oriente, expresó el presidente en una entrevista concedida al diario británico The Times y al periódico alemán Bild.

A su vez, Merkel denunció el carácter anti musulmán del decreto contra la inmigración de Trump, sumándose a la ola de críticas que recibe el presidente estadounidense. «La lucha necesaria contra el terrorismo no justifica de ninguna manera generalizar la sospecha contra las personas en función de su creencia, en este caso las personas de fe musulmana, o en función de su origen», dijo Merkel en declaraciones a la prensa.

El decreto firmado por Trump prohíbe el ingreso a Estados Unidos durante tres meses a ciudadanos de Irak, Irán, Libia, Somalia, Sudán, Siria y Yemen para luchar contra «los terroristas islamistas radicales». Esta medida ha sido provisionalmente suspendida por los tribunales.

Como respuesta, Trump envió un comunicado a la canciller, en el que recalca que “esto no es sobre religión y nada tiene que ver con las creencias de las personas, esta medida es temporal y sobre el terrorismo “yihadista” para mantener a salvo a nuestros ciudadanos”.

“Los siete países nombrados en la orden ejecutiva son los mismos países previamente identificados por la administración Obama como fuentes de terrorismo”, agregó Donald Trump.

La respuesta del mandatario norteamericano fue ratificada por un comunicado de la Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos, en el que se explica que “el presidente Trump está tratando de lidiar con el terrorismo de manera realista y con medidas activas muy diferentes a las de la administración que lo precedió”.

Alemania «analizará ahora las consecuencias» de esta prohibición para los ciudadanos alemanes con doble nacionalidad afectados por estas medidas estadounidenses, precisó.

De acuerdo con el diario La Nación de Argentina, esta condena se produce al día siguiente del primer contacto telefónico entre Trump y Merkel. Los comunicados publicados al término de este intercambio, en Estados Unidos y en Alemania, no mencionaron las nuevas restricciones a la inmigración en suelo estadounidense.

Hollande afirma que Europa debe mantenerse fiel a sus principios. Foto: photopin (license)

En la cumbre informal de los 28 que se realizó en Malta, el presidente francés Francois Hollande manifestó que «es inaceptable que haya, a través de un cierto número de declaraciones del presidente de Estados Unidos, una presión sobre lo que debe ser Europa o sobre lo que no debe ser».

En sus palabras el líder francés hizo hincapié en la necesidad del bloque de mantenerse fiel a sus propios valores.

Aclaró que Europa tiene sus propios valores, desde los que «debemos responder» al presidente de Estados Unidos, porque «lo que está en causa es el populismo».

«Europa no es proteccionista, Europa no es cerrada», dijo el jefe del Estado francés en Lisboa, donde participa en la cumbre mediterránea de los países del sur del viejo continente.

En su opinión, ha llegado la hora de la verdad para los europeos. «Hay que saber qué hacemos juntos. Ese será el reto de la cumbre de marzo en Roma, en la que se conmemorará el 60 aniversario del tratado que sentó las bases de la entonces Comunidad Económica Europea.

En su conversación telefónica con Trump, el presidente de Francia ha advertido al gobierno de Estados Unidos que el proteccionismo es «una respuesta sin salida», según un comunicado del Elíseo. Hollande planteó sus posiciones ante los grandes cambios en política exterior de Washington y le «advirtió contra las consecuencias económicas y políticas de un enfoque proteccionista», reporta el diario español 20 Minutos.

El mandatario francés señaló a su homólogo estadounidense que «frente a un mundo inestable e incierto, el repliegue es una respuesta sin salida». Le subrayó que la defensa de la democracia implica el respeto de los principios en los que se sustenta, «en particular la acogida de los refugiados».

“No puede dejar de lado los refugiados. Los refugiados son un derecho, que hay que buscar, cuidar, y mantener, porque que es un tema humanitario. De una manera es un llamado de conciencia que están haciendo Angela Merkel y François Hollande a Donald Trump. A ellos les importa tener una buena relación con los Estados Unidos, porque es un actor internacional preponderante, a nivel económico, social, y político, son necesarios”, explica Rubio.

* Andrea Fermín Facendo es estudiante de Comunicación Social de la Universidad Monteávila.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *