Realidades discordantes

Freddery Díaz.-

En 3 y 2

El béisbol es un deporte extraordinariamente cambiante. Un día un equipo se encuentra en las primeras posiciones y una mala racha es suficiente para sumergirlo en el fondo de la tabla. Y los eternos rivales no se escapan de esa situación.

Para el 31 de octubre, Leones del Caracas era el líder de la tabla con 11-5, su pitcheo era excepcional, los batazos oportunos aparecían en todo momento y la efectividad defensiva era diaria. Navegantes del Magallanes, aunque estaba en la mitad de la tabla con 8-7, no encontraba la estabilidad: su ofensiva era constante, pero el cuerpo de lanzadores era el más golpeado de la liga, haciendo que ganar se hiciera cada vez más complicado.

Pero noviembre ha sido el otro lado de la moneda para ambos equipos: Magallanes es junto a Cardenales de Lara el mejor equipo del mes con 10-7, mientras que Caracas es el peor con 5-10. Esto ha provocado que por primera vez en la temporada el equipo de Valencia se encuentre por encima de los capitalinos en la clasificación (18-14 Magallanes, a 2,5 juegos de la cima; 16-15 Leones, a 4 juegos de la punta)

Los filibusteros cambiaron completamente después del despido del manager Omar Malavé y el nombramiento como sustituto de Luis Dorante (3 veces ganador del Manager del Año) el pasado lunes. Con Dorante al mando, los magallaneros ganaron los 7 juegos de la sexta semana, guiando a su tropa a ser el primer equipo que finaliza una semana invicto en un año (Leones del Caracas ganó 6 de 6 en la sexta semana de la 2017/18). Delmon Young despachó 3 jonrones en la semana, Reynaldo Rodríguez inició su participación con una fuerte ofensiva, y Yohander Méndez destacó como lanzador

Entre tanto, los melenudos apenas ganaron 2 de 6 en la sexta semana y solo han podido ganar 3 de los últimos 12 encuentros jugados. Su efectividad colectiva está por encima de 7.00 en el mes de noviembre y sus bateadores han sucumbido a la ansiedad por tratar de salir del bache, entrando en un slump colectivo. Aunque Harold Castro y Harold Ramírez se han mantenido, el resto no ha podido batear constantemente.

El drástico cambio de situación también se ve en sus enfrentamientos directos: en octubre, Caracas ganó sus 3 juegos contra su eterno rival, anotando 25 carreras y permitiendo apenas 3. En el primer juego entre ellos en noviembre, Magallanes triunfó 5-1, recibiendo solo 2 inatrapables y conectando 3 cuadrangulares.

Leones no salió de los tres primeros lugares debido a irregulares actuaciones de Bravos de Margarita (1-5 en la sexta semana; 17-16, cuarto en la tabla) y Águilas del Zulia (2-4 en la semana; 15-17, quinto en la tabla). Navegantes no alcanzó la cima gracias al destacado rendimiento del líder Cardenales de Lara (5-1 en la semana, 21-12 en la temporada). Y la parte baja de la clasificación vio el renacer de Tigres de Aragua, ahora bajo el mando de Oscar Salazar (4-2 en la semana, ahora es sexto con 14-16). Tiburones (1-5 en el periodo, séptimo con 13-18) y Caribes (3-4 en el periodo, octavo con 13-19) aún se mantienen fuera de la clasificación.

La temporada ya llegó a la mitad y hay muchos cambios. Dos managers ya fueron despedidos y varios importados rendidores se marcharon. A partir de ahora inicia la cuenta regresiva para evitar la eliminación y cada derrota será una piedra enorme en el camino de cada equipo.   

Freddery Díaz es estudiante de la Universidad Monteávila

Deja un comentario