La eterna guerra: Caracas-Magallanes

Freddery Díaz.-

Cuando Royal Criollos y Bucaneros de Magallanes se enfrentaron por primera vez hace más de 85 años, nadie imaginó que un par de periodistas caraqueños convertirían a estos equipos en «Los Eternos Rivales».

Leones del Caracas, sucesor del Royal, y Navegantes de Magallanes, heredero del equipo de 1917, no tardaron en convertirse en las mejores novenas del béisbol venezolano, acumulando más títulos que ningún otro equipo, con más récords que nadie, y con una lista de jugadores históricos que generan envidia en algunos sectores del Caribe.

Con 778 juegos entre ellos a nivel profesional,  36 títulos juntos y tres cruces en la gran final, managers de la talla de Phil Regan y jugadores estrella como J.D. Martínez han coincidido que los encuentros entre Caracas y Magallanes son los «súper clásicos» del béisbol caribeño. Y mañana toda Venezuela volverá a vivir la máxima emoción.

Y ambos llegan a su primer encuentro en una excelente posición. Magallanes domina la tabla de clasificación con 5 victorias y 2 derrotas, además de haber sido el mejor equipo de la semana, junto a Bravos de Margarita, con marca de 4-1. Delmon Young, jardinero de los filibusteros, comanda la liga con tres cuadrangulares y es el candidato más fuerte al jugador de la semana, junto a su compañero de equipo Alberth Martínez.

Caracas por su parte se ubica a solo medio juego de la cima, con 5 lauros y 3 caídas, y un rendimiento en la semana de 3-2. Los dirigidos por Mike Rojas han destacado por su pitcheo, con jugadores del calibre del grandeliga Albert Suárez y los importados Dylan Unsworth y Anthony Marzi. Además de contar con grandes veteranos como Franklin Gutiérrez, Jesús Guzmán y Wilfredo Tovar.

Las cartas están echadas, y en Caracas será la primera batalla, mientras que en Valencia se medirán el miércoles. Anthony Marzi por los capitalinos y Alex Torres por los carabobeños serían los posibles abridores del encuentro. ¡Qué la guerra comience!

*Freddery Díaz es estudiante de la Universidad Monteávila

Deja un comentario