Rusia aplastó a Arabia Saudita en el partido inaugural

Angel Peña.- 

Rusia Arabia Saudita
Los rusos celebraron en casa el primer triunfo. Foto: ABC.es

El anfitrión debutó con un arrasante 5-0 sobre el conjunto del medio oriente

El combinado ruso arrancó su participación en este Mundial con el pie derecho, luego de vencer a la selección dirigida por el argentino Juan Antonio Pizzi.

Arabia Saudita empezó jugando en corto para traer a la defensa rusa y así abrir más el campo con posibilidades a gol, pero los dueños de casa iniciaron el duelo con más intensidad; y gracias a ello, antes del primer cuarto de hora, llegó la primera anotación del partido, por parte de un cabezazo de Gazinskiy, registrándose el primer gol de Rusia 2018.

El conjunto asiático mejoró minutos después de ceder el primer gol, pero en el minuto 24 ingresó Cheryshev por Dzagoev. El hispano ruso sirvió para darle más velocidad al partido, que ya dominaban los locales. Él mismo, en el minuto 42, recibió un pase de su compatriota Zobnin y anotó el segundo gol del encuentro, además de ampliar el marcador, se convirtió en el primer suplente en anotar en un partido inaugural.

En la segunda mitad el ritmo del partido empezó a bajar. Rusia dominaba cómoda los espacios mientras que Arabia Saudita no ofrecía mayores opciones de juego, lo que condujo al tercer gol, en el minuto 71, por un cabezazo de Dzyuba, quien tenía escasos minutos de haber pisado la grama.

Los dos goles restantes cayeron en el descuento. El primero de un disparo en el minuto 90+1 fuera del área, con el exterior del pie y colocado en el segundo palo del guardameta del conjunto árabe por parte del ex Real Madrid, Cheryshev. Y el segundo que partió de un tiro libre otra vez de parte de Aleksandr Golovin en el minuto 90+4.

En este encuentro también se produjo la primera tarjeta amarilla de la cita mundialista,para Al Jassam, de Arabia Saudita, en el minuto 92.

De esta manera el local saca sus primeros tres puntos del Grupo A.

*Angel Peña es estudiante de la Universidad Monteávila

*Manuel García es estudiante de la Universidad Monteávila

Deja un comentario