Maragall: Alimentación, transporte y violencia afectan la dinámica escolar

Nathasha Guevara.-

Maragall asegura que la mayor lucha social se libra en los liceos. Foto: Patricia Aponte

Para el profesor Juan Maragall, exsecretario de educación de la gobernación de Miranda, el problema de la educación es sumamente complejo y no tiene una solución sencilla a la mano. Muchos factores están influyendo en la actualidad para que Venezuela registre bajos niveles de rendimiento y una alta tasa de deserción escolar.

A su parecer, el acceso a la alimentación, el alto costo del transporte y la creciente violencia social son elementos que tomaron asiento en los distintos colegios del país y están afectando notoriamente la dinámica escolar; por lo cual, insta a todas las partes responsables en la sustancial mejora de esta área a que crean consensos y asuman soluciones en común.

En la Lección Inaugural de la Facultad de Educación de la Universidad Monteávila, el profesor Maragall entregó un dramático balance de la realidad escolar del país. De acuerdo con las estadísticas que pudo conocer desde la gobernación de Miranda, este año más de 10 mil niños abandonaron el colegio, solo en esa entidad y, las proyecciones nacionales registran un abandono de 560 mil niños a nivel nacional.

Asimismo, al mismo tiempo que reconoció que todavía el país presenta una tasa regular en los niveles de  primaria, en la secundaria la situación es absolutamente distinta, ya que Venezuela registra la brecha más grande entre primaria y secundaria. “1 de cada 3 venezolanos no termina  el bachillerato”, afirmó Maragall, apoyado en estadísticas de evaluaciones internacionales.

Se necesitan tres mil liceos. Foto: Patricia Aponte.

En este sentido, mostró preocupación al afirmar que la escuela no les está ofreciendo a los más pobres las herramientas necesarias para superar su condición, haciendo hincapié en que estas instituciones no son para competir, sino para que un país se desarrolle y tenga futuro. “El futuro de un país en alguna medida se parece al presente de sus escuelas”, afirmó.

.- ¿Cuáles son las principales amenazas que vive el sistema educativo actual?

Las escuelas funcionan como una caja de resonancia de los problemas sociales, no son islas. Cuando vez problemas en la sociedad, económicos, de violencia, eso se refleja en las escuelas. El principal problema que tenemos en las escuelas es que tenemos muchas inasistencias de alumnos y un fenómeno de abandono, en este año. En Miranda estimamos las cifras de abandono en 10 mil niños y si proyectamos esa cifra a nivel nacional podríamos hablar de unos 560 mil niños y adolescentes.
.- ¿Qué tanto ha influido la crisis económica en la deserción escolar?

Muchísimo, porque la crisis tiene varias formas de expresarse, la escasez de alimentos y en el costo de los alimentos. El tema de la alimentación está trastocando la dinámica familiar y escolar. Hay familias, por ejemplo, que envían a sus niños a las escuelas aunque no hayan podido cenar ni desayunar; otras, los dejan durmiendo para ahorrar energía; hay las que se llevan a sus hijos a buscar comida. También hay alumnos que llegan a sus escuelas y se encuentran con que su maestra no está, porque está buscando comida, igual que hay familias que no mandan a sus hijos a las escuelas, si en las escuelas no hay comida. El tema de la comida está afectando la dinámica escolar.

El costo del transporte público es otro factor, cada vez es más costoso y muchos no pueden pagar ese costo y, el otro componente que está afectando la vida escolar es la violencia. Nosotros encuestamos unas 500 escuelas públicas este año y en uno de cada tres escuelas reportaban que en su entorno había enfrentamientos entre bandas y balaceras de forma recurrente.

Lamenta los bajos índices de rendimiento del estudiante venezolano. Foto: Patricia Aponte

.- ¿En qué momento se hizo más notoria la deserción de estudiantes y profesores?

Nosotros tenemos un problema estructural, siempre hemos tenido un problema que no es solamente venezolano, es de todos los países, hay una tendencia a que los menores de 6 años no vayan a las escuelas. En el país esa tendencia se incrementó de forma muy importante en los últimos dos años por razones económicas y hemos abandonado la construcción de liceos. Necesitamos construir un número mayor de liceos, que no lo hemos hecho en los últimos siete años. Entre los problemas económicos y la falta de construcción de liceos, el resultado es que tenemos a muchos adolescentes fuera de las escuelas

.- Al ser uno de los países más violentos del mundo, ¿se puede decir que la escuela fracasó ante la violencia?

Esa realidad no es necesariamente atribuible a las escuelas, yo no puedo decir que las escuelas fracasaron porque existen estos niveles de violencia en el país. La violencia es producto de muchos factores, las escuelas no son la causa de todos los problemas ni el origen de las soluciones. Yo creo que más bien muchas escuelas han logrado contener parte de la violencia, precisamente, porque sí hicieron su trabajo.

.- ¿Cómo se recupera el prestigio inicial del que gozaban los educadores?

La crisis de los profesionales en el país es muy compleja, no es solo los docentes. Está mezclada con la crisis general de todos los profesionales que tienen muchísimas dificultades para obtener ingresos y salarios suficientes para vivir con calidad de vida. Una gran cantidad de profesionales está buscando irse del país y, en medio de esa problemática, no es fácil entender de manera particular que está pasando con los maestros.

Si la situación del país se estabilizara nos daríamos cuenta que los maestros quedarían  un poco por debajo al resto de los profesionales. Para recuperar ese prestigio hay que hacer varias cosas, no es una sola iniciativa, la sociedad tiene la responsabilidad de valorar a los docentes a medida de que entienda que para tener mejores escuelas se necesita mejores docentes y, si no tienes mejores escuelas, no vas a tener un mejor desarrollo del país. La sociedad tiene que empezar a pagarle a los docentes y a valorarlos.

.- Dice que la escuela no está sirviendo para que el más pobre ascienda en la escala social

Tenemos que invertir más en las escuelas públicas, si no ponemos más dinero en la escuela pública nunca vamos a poder compensar las carencias socioeconómicas de los venezolanos más pobres que son los que asisten al sector público. Tenemos que incrementar la inversión en educación pública.

.- ¿Cómo afrontar la crisis que vive la educación venezolana?

El consenso, tenemos que ponernos de acuerdo tú y yo en darle importancia a las escuelas públicas. Tienes que darle importancia a la escuela donde tú no estudiaste, darle importancia a la escuela del otro, que tú no conoces, pero, es un compatriota tuyo, es un ciudadano, esas personas que vez todos los días en la calle cuando vienes a la universidad y no sabes quiénes son. Por eso el otro es fundamental, si agregamos una cuarta clave para mejorar la calidad de la educación, es que a todos nos interese la educación del otro.

*Nathasha Guevara -nathasha.d.s.guevara@gmail.com- es estudiante de la Universidad Monteávila.

*Patricia Aponte -patty9898@gmail.com- es estudiante de la Universidad Monteávila.

Deja un comentario