Leer y correr | E-learning vs. Educación presencial

Luisa Caruto.-

Internet promueve cambios en métodos de enseñanza. Foto: photopin (license)

Conozco el término TIC (Tecnologías de la Información y Comunicación) a partir del 2008 cuando en la Escuela de Bibliotecología y Archivología de la Universidad Central de Venezuela hablaron de ella. A raíz de la aparición de internet se promueve un cambio en torno al manejo de la información y empuja a establecer una sociedad de la información dinámica. Los avances en el tratamiento de la información y comunicación a través de internet se convierten en tema común de la mano con el desarrollo tecnológico nacional. El Ministerio del Poder Popular para las Telecomunicaciones y la Informática es creado el 8 de enero del 2007 bajo el decreto N° 5.103 sobre la Organización y Funcionamiento de la Administración Pública Nacional. Desde esta estructura se levanta el Plan Nacional 2007-2013, en la que una de las líneas generales es el “uso y aplicación de las TIC como herramientas habilitadoras del desarrollo”.

Las TIC según la Unesco son las tecnologías que permiten la adquisición, producción, almacenamiento, tratamiento, comunicación, registro y presentación de información digitalmente, se incluye voz, imágenes y datos contenidos en señales de naturaleza acústica, óptica  o electromagnética. La diversidad de formatos permite incrementar las posibilidades en la presentación de los materiales didácticos por lo que añaden calidad al proceso de aprendizaje.

El uso de internet es valorado, sobre todo en el área de la educación. La Unión Internacional de Telecomunicaciones en su Informe sobre Medición de la Sociedad de la Información 2015 ubica a Venezuela en el puesto 13 (de 33 países) de la clasificación regional y puesto 72 (de 83 países) de la clasificación mundial en el Índice de Desarrollo de las TIC (IDT). Estos indicadores muestran el largo camino que aún debemos recorrer para aprovechar el potencial de esta novedad.

En el 2014 encuentro otro término tecnológico: e-learning.  Mi concepto de educación cambia cuando me presento en un curso de carácter semi-presencial y, en vez de hacer la clásica presentación frente a un profesor, me hallo en una sala de computación lidiando con una plataforma educativa. Después de eso la comunicación y hasta algunos exámenes fueron elaborados sin la presencia del profesor.

El e-learning es una técnica de enseñanza-aprendizaje que se da en línea o de forma electrónica. El alumno participa a través de la red siendo el centro de la acción formativa porque tiene acceso ilimitado a gran cantidad de información y su aprendizaje pasa a ser autodidacta. Los contenidos, actividades, evaluaciones y comunicaciones son de forma virtual. El profesor no se limita a ser un transmisor de conocimiento, en esta modalidad cambia su rol a guía asesor. La comunicación varios medios de forma sincrónica (conjuntamente) o asincrónica (a tiempo diferido). Esta técnica posee muchos sinónimos: educación virtual, educación on-line, aula virtual, entorno virtual de aprendizaje.

Una de las características del e-learning es la capacidad que adquiere el estudiante para saber identificar, valorar y discernir información de calidad, organizarla de tal forma que no haya sobrecarga, tener habilidad para la exposición de ideas y saber comunicarlas a sus compañeros. Para quienes nacimos en una generación analógica podemos preguntar ¿cuál es el rol del estudiante?  En el caso del profesor, éste debe ser un tutor y orientador con capacidad de analizar la información de sus alumnos, así como planear diversas estrategias de manera creativa que ayude a lograr aprendizajes. Para los que recibimos clases de forma tradicional, ¿cuál es el rol del profesor? No se pretende dar desmerito al nuevo modelo de enseñanza-aprendizaje porque su importancia es el hecho de existir mucha información difundida en internet, un gran número de personas recibiéndola y la intención de formar a los usuarios interactivamente. Es aplicar la teoría del conocimiento constructivista combinada a nuevas formas de comunicación y sistemas multimedia interactivo.

La experiencia particular me permite comparar la modalidad presencial y virtual concluyendo que hay una resistencia a la nueva forma de aprendizaje. La razón principal es la deficiencia en las técnicas de estudio. Las TIC implica hacer un esfuerzo mayor para procesar información, aunque cualquier requerimiento por parte de un profesor en el aula, si se quiere calidad, no es una tarea fácil. En este caso el hábito de lectura es imprescindible. Otro argumento es que hay materias de carácter práctico, por ejemplo, catalogación y clasificación bibliográfica, que favorece la utilización de las distintas aplicaciones disponibles en internet, siendo los manuales de procedimiento el apoyo de la asesoría profesoral. Ahora, en materias que el producto final se basa sobre la creatividad del individuo, ejemplo, escritura creativa (géneros literarios como cuento, crónica, ensayo) se necesita despertar el ingenio y la mejor forma de lograrlo es con la discusión interpersonal, porque es un proceso cercano donde la calidez humana estimula la mente, cosa que la frialdad de un computador no suministra.

Estamos sumergidos en una crisis general, hay muchos retos que enfrentar. En circunstancias especiales que el alumno no tiene al alcance la posibilidad de asistir a clases hace del proceso de aprendizaje algo más individual. El desafío del profesor está en mantener enlace con el estudiante por todos los canales de comunicación posibles. La educación se basa sobre el crecimiento del individuo que sólo ocurre con la interacción. No es transmitir los conocimientos y recibirlos de forma pasiva, el ideal es alcanzar el nivel de realizar juicios o calificaciones basados en criterios preestablecidos. Jesús Salinas (2004) en su artículo Innovación docente y uso de las TIC en la enseñanza universitaria esgrime que el profesor debe desarrollar ambientes de aprendizaje que exploten las posibilidades de comunicación mediada por un ordenador. “El profesor actúa primero como persona y después como experto en contenido. Promueve en el alumno el crecimiento personal y enfatiza la facilitación del aprendizaje antes que la transmisión de información”, señala.

La globalización ha generado una serie de cambios a nivel mundial, la administración de información, inmediata, variada y cambiante siempre ha sido la ocupación de la Bibliotecología. La situación crítica del país favorece el modelo de educación a distancia, e-learning está a la disposición, tomando en cuenta el papel del profesor como promotor de la enseñanza y aprendizaje. En este sentido el bibliotecólogo maneja distintas herramientas informacionales que puede apoyar la función del docente. Ahora estamos inmersos en la Sociedad de la Información, otro término últimamente empleado.

* Luisa Caruto fue coordinadora de la Biblioteca UMA.

This article has 1 Comment

  1. Todo esto es un gran aporte a la educación y debe aprovecharse. Facilita el acceso a la información lo cual nos permite aprender más y más rápido, pero nunca podrán sustituir la NECESARIA relación maestro-discípulo que a lo largo de toda la historia humana se ha mostrado como la forma fundamental del proceso de aprendizaje-enseñanza. La tecnología suma más no sustituye.

Deja un comentario