Paperfilm | Mad Max: Fury Road

Virginia Rivero.-

Mad Max: Fury Road cuenta la historia de un pueblo oprimido. Foto: imdb.com

¡Hola Gente! Ojalá hayan tenido un par de semanas productivas en todos los sentidos imaginables. El día de hoy haré una confesión: la semana pasada vi Mad Max por primera vez y, como estoy empeñada en hacer referencia la situación país, decidí que hoy es de esta película que voy a hablar.

Producida, escrita y dirigida por George Miller, Mad Max: Fury Road cuenta la historia de un pueblo oprimido por su necesidad de agua y un pequeño grupo de personas que decide luchar por su libertad. Un derecho que, en un principio, piensan que sólo conseguirán huyendo del territorio en que viven.

Sin embargo, una vez lejos de su lugar de origen se dan cuenta que está no es la solución. No es mucho lo que se consigue afuera: la carencia de agua es la misma y las verdes praderas que imaginaban no están allí. Sus corazones intentan buscar un mundo mejor para sí mismos.

Entre el caso de Furia, Max y sus acompañantes, y Venezuela no hay mucha diferencia. Diría que las dos más grandes son, tal vez, que en Mad Max la gente no se ha revelado contra su dictador, además, Venezuela quiere una salida democrática. En cambio esa ciudad se abandonó a la suerte y no lucha por sus derechos.

Los hechos que suceden en Mad Max no se alejan mucho de la vida venezolana. Esta es una realidad muy triste, pues estamos hablando de una película bélica que termina con buena parte de los personajes que se desarrollan en pantalla, muertos.

Entiendo su frustración, pero, como diría Dumbledore, estamos en un momento en que debemos escoger entre lo que es correcto y lo que es fácil. Es fácil decidir irte, cuando lo que necesita tu país y tu gente es que te quedes a luchar.

Luego, muchos se van. Y se consiguen en el medio de la nada. Sin nadie que se interese por ellos porque dejaron todo atrás… Siempre podrán hacer amigos, pero al final siempre serán extranjeros. No estoy en contra de la gente que se va, pero si me molesta que haya gente que se va y luego no hace nada por su país. Sus raíces están acá. Sus amigos están acá. Su vida está acá.

En Mad Max eso es exactamente lo que sucede. Los protagonistas al final no consiguen lo que esperaban. Luego, por sus propios motivos egoístas, que no comparto, deciden volver y hacer lo correcto. Una vez allí su forma de ver la vida cambia. Se dan cuenta que hay mucha gente que depende de ellos para vivir, para reconstruir su tierra. Ellos deciden trabajar por eso.

¿Y tú, cómo planeas ayudar a una Venezuela que te necesita?

* Virginia Rivero es coordinadora de Radio UMA.

Deja un comentario