Roland Garros abre sus ojos ante las posibles sorpresas

Simy Rodríguez Levy.-

Nadal es el máximo favorito en Roland Garros. Foto: photopin (license)

Todos los años las pelotas de los tenistas rebotan en el polvo de ladrillo de la ciudad de las luces, París, pero en esta oportunidad lo harán con una particularidad: las ausencias. Grandes nombres quedaron fuera del cuadro tenístico por diversas razones.

En la parte femenina resalta el caso de una de las más fuertes y constantes tenistas de la WTA. Serena Williams sorpresivamente hace más de dos meses anunció su embarazo y con ello su retiro de las canchas durante el resto de la temporada.

La rusa María Sharapova, quien en 2016 fue suspendida del circuito por dar positivo al control anti-dopaje, no ha vuelto a las canchas salvo en los torneos que le han dado una wildcard para poder participar, como la Muta Madrid Open, donde perdió contra Roberta Vinci. El no recibir una invitación del gran torneo parisino ha dejado mucho de qué hablar entre los fanáticos, sobre todo tomando en cuenta que Masha conquistó Roland Garros en el  2012.

Con estas dos grandes tenistas fuera no cabe más que centrarse en las que se encuentran activas para coronarse en la Phillippe Chatrier el próximo 10 de junio. La hispano-venezolana Garbiñe Muguruza dejó mucho que desear en la capital española, actuación que contrastó con lo ocurrido en el Master 1000 de Roma, donde por primera vez logró derrotar a Venus William y colarse a semifinales, donde impartió su mejor tenis.

A Muguruza se le despierta el gen ganador cuando se acerca un grande, pero una mala racha que le jugó su muslo izquierdo le pasó factura en las semifinales en Roma, donde perdió ante la ucraniana Elina Svitolina, quien sorpresivamente se coronó en el torneo contra quien ha sido una constante amenaza y ha dado la talla en el tenis femenino: la rumana Simona Halep.

Muguruza sueña con reinar en París. Foto: photopin (license)

Halep, coronada recientemente en Madrid, parecía ser la gran promesa, junto con Muguruza, para alzarse con el segundo Grand Slam de la temporada, pero las dolencias físicas de ambas podrían hacerlas inclinarse ante Svitolina, número 11 del ranking, con el mayor número de títulos (4) y partidos ganados (31) este año. La ucraniana podría ser la sorpresa no tan inesperada en Paris en el cuadro femenino.

No es harina de otro costal la ATP, donde las ausencias no han pasado por debajo de la mesa, comenzando por el máximo ganador de torneos Grand Slam, Roger Federer, quien anunció que no estaría en París para enfocar su concentración en la preparación para hacer una buena temporada en hierba e intentar quedarse con su octavo Wimbledon.

Rafa Nadal y Dominic Thiem han hecho una extraordinaria temporada en arcilla. Ambos se han enfrentado en par de ocasiones, la última vez en las semifinales del Master 1000 de Roma, donde el español sucumbió ante el austríaco.

Novak Djokovic no se queda fuera de la lista de favoritos. Pese a que la tierra batida no es su mejor superficie siempre queda a la altura y eso lo demuestran sus números: su corona en Roland Garros el año pasado y su muy reciente actuación en Roma, donde alcanzó las semifinales.

A pesar de todos estos nombres pareciera que en el horizonte no se asoma ningún tenista que pueda impedir que Nadal se eleve como el máximo favorito cuando del Roland Garros se trata.

No es de extrañarse que cuando París se acerca y el polvo de ladrillo salpica, la fiera española se asoma. No en vano Nadal ha ganado 9 veces la Copa de los Mosqueteros y, a pesar de llevar dos años en blanco, nuevamente será el rival a batir.

* Simy Rodríguez Levy es estudiante de Comunicación Social de la Universidad Monteávila.

Deja un comentario