Isabel ll: la monarca con el reinado más largo de Inglaterra

Yanuacelis Aure.-

Isabel II cumplió 65 años en el trono inglés. Foto photopin (license)

Desde que comenzó el reinado de Isabel Alejandra María Windsor, tras la muerte de su padre, el rey Jorge VI de Inglaterra en el año 1952, ha demostrado ser una gobernante dedicada, pues se sabe que todas las mañanas lee acerca de los asuntos políticos a nivel mundial y además se reúne al menos una vez a la semana con el primer ministro del país, hoy Theresa May.

Isabel II es considerada por el ex-premier David Cameron como “un ancla permanente”, algo que ha demostrado en estos 65 años que lleva reinando, pues este ha sido un período de cambios en el que vivió la recuperación europea tras la Segunda Guerra Mundial, el fin del Imperio Británico, la llegada del internet y el comienzo del Brexit.

En el ámbito familiar  ha tenido que presenciar algunos altibajos, ya que si bien ella ha vivido lo suficiente como para conocer a sus bisnietos y ha logrado mantener su matrimonio con Felipe de Edimburgo (recientemente retirado de la vida pública), también ha tenido que afrontar  divorcios en su familia, como el de su hermana Margarita o el de sus hijos Carlos, Ana y Andrés. Tuvo que atravesar por las muertes de su hermana, madre y la de su ex-nuera la princesa Diana.

Si bien es cierto que actualmente la familia real inglesa no tiene el mismo poder que siglos atrás, su reinado se extiende más allá del territorio británico, pues es la jefa de Estado de países como Canadá, Australia y Nueva Zelanda e islas como: Antigua y Barbuda, Bahamas, Barbados, Belice, Grenada, Jamaica, San Cristóbal y Nieves, Santa Lucía; y San Vicente y las Granadinas. Además es la figura política principal de la Mancomunidad de Naciones, la cual cuenta con 53 países como miembros.

En el caso de Australia, se está desarrollando una campaña para prescindir de la reina y tener como forma de gobierno una república. En 1999 se realizó un referéndum que perdieron los republicanos, pero actualmente las encuestas han apuntado a que un 52% de la población está a favor de la república,.

El periodista australiano Peter FitzSimons asegura que “Australia puede hacer algo mejor que encontrar a sus jefes de Estado en una familia de aristócratas ingleses que viven en un palacio de Londres”. Si bien afirmó que los propios republicanos admiran a “su majestad”, no quieren tener a la reina de Inglaterra como jefa de Estado de su país.

Isabel ll todavía tiene influencia dentro de la política inglesa, porque si bien es cierto que la reina no decide los asuntos políticos, puede aconsejar y alentar al primer ministro. Por tradición es la monarca quien disuelve el parlamento para convocar a elecciones y es la reina la que ratifica las leyes antes de entrar en vigor, como la reciente ley que autoriza a May a iniciar las negociaciones para la salida del Reino Unido de la Unión Europea.

Por supuesto, hoy solo acomete estas acciones previa decisión del parlamento, que es la institución dominante en el gobierno.

La monarquía inglesa sigue teniendo influencia en el pueblo. Isabel ll preside muchas ONG como el Centro de Investigación del Cáncer de Reino Unido o la Real Sociedad para la Prevención de la Crueldad hacia los Animales.

En vista del reciente atentado en Londres en el que murieron 5 personas y al menos 50 resultaron heridas, Isabel ll se solidarizó con las víctimas manifestando “Mis pensamientos, oraciones y mis más profundas condolencias están con todos aquellos afectados por la violencia espantosa de ayer.”

Decidió nombrar al diputado conservador Tobias Ellwood como miembro de su consejo privado, debido a su heroica actuación durante el ataque terrorista en donde trató de reanimar a una de las víctimas.

* Yanuacelis Aure es estudiante de Comunicación Social de la Universidad Monteávila.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.