Venezolanos inician camino en primavera de las Grandes Ligas

Eduardo Vidal Impagnatiello.-

José Altuve lidera el contingente criollo en el Spring Training. Foto: mlb.com

Este 14 de febrero se dará apertura a los campos de entrenamiento de las Grandes Ligas, donde los venezolanos siempre son protagonistas por la numerosa cantidad de jugadores que aparecen en el roster de los equipos. Una mezcla en la que destacan las estrellas consagradas y los invitados que lucharán para ganarse un puesto en el roster final.

Cada año el número de venezolanos en el Spring Training aumenta y este 2017 no es la excepción. Son 136 los nombres entre miembros del roster oficial e invitados que aparecen en las nóminas primaverales de la MLB. Los 30 equipos tienen al menos un venezolano, con los Tigres de Detroit, Angelinos de Anaheim y Padres de San Diego como las escuadras con más criollos, con 11 jugadores cada uno. Estos números demuestran cómo ha crecido el beisbol venezolano y lo importante de los peloteros nacidos en estas tierras.

Muchos venezolanos despertarán la atención de sus compatriotas, especialmente luego de brillar en el 2016. Entre estos nombres resalta José Altuve, el nejor pelotero criollo de la pasada temporada, cuando incluso alcanzó el tercer lugar en la lucha por el MVP.

En el 2016 el camarero venezolano conquistó su segundo título de bateo al registrar un average de .338. Redondeó su campaña con 24 jonrones, 96 carreras impulsadas y 30 bases robadas, números que espera igualar en la nueva temporada.

Miguel Cabrera cerró un excelente 2016 en cuanto a lo deportivo, pero no tuvo mucha continuidad ya que las lesiones no lo dejaron estar tranquilo. El sluger criollo fue otra vez uno de los pilares de los Tigres de Detroit con .316 de average, 38 cuadrangulares y 108 rayitas fletadas. Estos números parecen modestos para una figurada de la talla del maracayero, quien este año buscará tener más continuidad y mantenerse como uno de los jugadores más importantes de la temporada.

En la campaña pasada Wilson Ramos se afianzó en la receptoría de los Nacionales de Washington, siendo una pieza importante en la ofensiva de Dusty Baker. El careta criollo cerró con un average de .307, quedando por encima de Bryce Harper, la principal figura del equipo.

Detrás del plato también destacó Wilson Contreras, joven catcher que deslumbró al mundo del beisbol el año pasado. Con tan solo 24 años el novato aportó mucho a la ofensiva de los Cachorros de Chicago, lo que le permitió hacerse con la titularidad. En el 2017 es uno de los referentes a seguir, ya que si en solo 76 juegos bateó .282 de average con 12 jonrones y 35 carreras impulsadas, es inimaginable todo lo que es capaz de hacer desde el inicio de la temporada.

Francisco Rodríguez fue el pitcher venezolano más destacado de la campaña pasada, una en la que los brazos criollos no tuvieron un desempeño especialmente relevante. El Kid una vez más fue uno de los mejores cerradores de las Grandes Ligas al obtener 44 rescates con los Tigres de Detroit y unirse al club de los 400 salvados. En el 2017 Rodríguez buscará mantener el ritmo y seguir escalando en la lista de los mejores taponeros de la historia del béisbol, categoría que lidera el panameño Mariano Rivera.

Así como muchos venezolanos brillaron en la campaña pasada, hubo otros que decepcionaron con sus actuaciones el año pasado y que estarán bajo la lupa de los aficionados.

Pablo Sandoval tuvo un decepcionante desempeño en el 2016. Foto: photopin (license)

Pablo Sandoval tuvo un 2016 para el olvido e incluso perdió la titularidad en la esquina caliente de los Medias Rojos de Boston. El Panda intentará retomar el ritmo de años anteriores, cuando era una ficha importante en la ofensiva de los Gigantes de San Francisco. Desde que llegó a Fenwey Park se le ha criticado mucho lo que se pagó por él, por lo que las expectativas de la gente y las exigencias son altas y hasta ahora no ha cumplido.

Sandoval, quien no disputará el Clásico Mundial por pedido de los Medias Rojos, fue cuestionado por su sobrepeso, pero en el receso de invierno su rival por la tercera base, Travis Shaw, fue canjeado a los Cerveceros de Milwaukee, lo que abre una nueva oportunidad para el toletero criollo.

Félix Hernández es el as en la rotación de los Marineros de Seatle pero no puede considerar el 2016 como un año remarcable en su carrera. El Rey ha visto bajar su calidad con el pasar de los años, lo que lo llevó la temporada pasada a dejar una efectividad de 3.82, la tercera más alta en su desempeño en la MLB, y su tercer peor record de victorias en su carrera en Grandes Ligas, con solo 11 lauros.

A pesar de esos antecedentes Hernández permanece como el primer pitcher en la rotación de los Marineros y en el 2017 buscará revindicarse y volver a ser el serpentinero que conquistó el premio Cy Young.

Aníbal Sánchez, lanzador de los Tigres de Detroit, desea mejorar sus números, ya que la temporada pasada terminó con un record negativo de 7 victorias y 13 derrotas y una efectividad de 5.87, permitiendo 171 hits, actuación que representa sus peores registros desde que está en la MLB.

Además de las estrellas consolidadas, muchos son los peloteros venezolanos que acuden al campo de entrenamiento con la ilusión de ganarse un puesto en el roster inaugural.

En este grupo destaca Franklin Barreto, shorstop de 20 años de los Atléticos de Oakland, prospecto número 55 de la MLB. Cada vez su nombre suena con más fuerza y ahora pretende hacer el grado en la gran carpa.

Juniel Querecuto, infielder de los Rays de Tampa, también estará en los entrenamientos primaverales. En el 2016 el campocorto intervino en cuatro juegos en las Grandes Ligas, pero ahora desea que su estadía sea prolongada. Su excelente temporada en la liga venezolana permitió que lo invitaran a los Spring Training.

Una mención especial hay que hacer para Franklin Gutiérrez, quien hace algunos días fue contratado por los Dodgers de los Ángeles. El Guti no ha tenido buena suerte con las lesiones, que han frenado su avance en las Grandes Ligas. Sin embargo, nadie duda de su calidad y de su deseo de ganar un puesto de titular. El año pasado el jardinero pudo disputar 98 juegos, en los que acumuló un average de .246 y 14 jonrones.

* Eduardo Vidal Impagnatiello es estudiante de Comunicación Social de la Universidad Monteávila.

Deja un comentario