Así eligen los estadounidenses a sus líderes

 Arturo Jáuregui Beyloune.-

25861802472_741c784f7f_o
Hillary Clinton es la virtual candidata demócrata. Foto: photopin (license)

Estados Unidos es la nación más poderosa del planeta principalmente gracias a su economía y poderío militar, por eso lo que sucede en ese país afecta a todo el mundo. Eso significa que debemos prestar particular atención a lo que sus líderes país hagan y, en consecuencia, a cómo estos son electos.

Para entender cómo funciona su sistema electoral hemos de comprender la división de sus poderes. Hay tres: el legislativo, representado por el Congreso; el ejecutivo, por la Casa Blanca; y el judicial, por la Corte Suprema de Justicia. De los integrantes de estos solo los del Congreso y la Casa Blanca llegan ahí mediante elección popular. Es en este aspecto en el que se enfoca el artículo.

Iniciemos con la elección del presidente de los Estados Unidos. La carrera presidencial se inicia con un proceso de elecciones primarias llevadas a cabo por el partido demócrata y el republicano. En dichos comicios cada partido escogerá a su nominado para las votaciones.

El presidente se elige cada cuatro años, tradicionalmente el día siguiente al primer lunes de noviembre. los partidos hacen sus nominaciones en la convención que realiza cada uno en julio, habiendo empezado las primarias en febrero.

El proceso de las primarias dura unos cuantos meses ya que se va haciendo por pequeños grupos de estados. Cada uno tiene la posibilidad de elegir a su candidato por partido. Esas elecciones no son directas, se hacen mediante unos delegados que eligen al nominado de cada partido. ¿Cómo funciona eso? ¿Quiénes son los delegados? Ellos son las personas más importantes que tiene un partido en el estado: puede ser el gobernador, cualquier funcionario, o simplemente militantes de gran influencia. Cada tolda se reserva el funcionamiento de su sistema, que puede cambiar, inclusive, de estado a estado. La mayoría de los delegados vota de acuerdo con la tendencia de la elección popular. Sin embargo, hay unos “súper delegados” a los que se les da la libertad de votar por quien deseen, independientemente de la tendencia de la elección popular.

27150997534_17d73df712_o
Trump será el abanderado republicano. Foto: photopin (license)

De este modo cada partido determina su nominado a la presidencia de la nación. El objetivo de los candidatos en las elecciones primarias es conseguir la mayoría simple (la mitad más uno) de delegados que conformen la Convención Nacional de cada partido. Para los demócratas hay en total 4.765 delegados en su convención y para los republicanos 2.472. ¿Cómo consiguen los candidatos el voto de los delegados? Cambia en cada estado: unos utilizan el sistema “el ganador se lleva todo”, es decir, el que obtenga la mayor cantidad de votos en la elección popular consigue la totalidad de los votos de los delegados del estado; mientras que otros usan un sistema de proporción, es decir, si alcanzan 40% de los votos de la elección popular, obtienen 40% de los votos de los delegados del estado.

Una vez llevado a cabo el proceso de las primarias, se proclama oficialmente el nominado de cada partido a la candidatura durante la Convención Nacional de cada partido en julio. Es allí cuando empieza la verdadera carrera por la presidencia.

Habíamos dicho que el día siguiente al primer lunes de noviembre es cuando se dan las elecciones a nivel nacional para la presidencia. De igual manera que en las primarias, el voto de los ciudadanos no es directo, sino que es mediante colegios electorales. Cada estado tiene un número determinado de estos que depende del tamaño de su población: más habitantes equivalen a más colegios electorales. En este caso el sistema es el ganador se lleva todo: el candidato que obtenga la mitad más uno de los votos se llevará el total de los colegios electorales de ese estado.

En la noche de ese martes de noviembre se empezarán a contar los votos y, así, se irán sumando la cantidad de colegios electorales que obtenga cada candidato. Existen en total 538 colegios, para ganar es necesario reunir 270 de ellos. No obstante, puede ocurrir que un candidato no obtenga la mayoría de los votos en la elección popular pero que si obtenga los 270 colegios necesarios para ser presidente. También se puede dar el caso que cada candidato obtenga 269, situación que se dilucidará en la Casa de los Representantes del Congreso, que votará por el candidato que ocupará la presidencia.

Tras el arduo proceso de primarias, Hillary Clinton y Donald Trump son, respectivamente, los virtuales candidatos de demócratas y republicanos. Sus postulaciones serán oficializadas por sus respectivos partidos en las convenciones que celebrarán después de la segunda quincena de julio. La elección presidencial se realizará el 8 de noviembre.

Elección del Congreso

Ahora bien, los integrantes del Congreso también son elegidos mediante la elección popular, como se dijo. El Congreso está compuesto por dos Cámaras: el Senado y la Casa de los Representantes. El Senado tiene 100 integrantes (senadores), dos por cada estado, mientras que la Casa de los Representantes tiene 435 (representantes).

Los representantes son electos cada 2 años. Cada estado está compuesto por distritos y cada distrito conlleva un representante en el Congreso. La cantidad de distritos por estado se modifica de acuerdo con la cantidad de pobladores que tiene cada estado. Queda electo como representante aquel que haya obtenido más votos en su distritito.

La elección de senadores se da del mismo modo: los dos candidatos que obtengan más votos en el estado serán los senadores correspondientes en el Congreso. Empero, los senadores se eligen cada 6 años con la diferencia de que un tercio del senado se elige cada dos, es decir, los integrantes del Senado, igual que los de la Casa de los Representantes, están en constante rotación, con la diferencia de que es un tercio de ellos los que se eligen cada dos años. Cada seis años a todos los senadores les corresponde dar su cargo a elección.

La cantidad de Colegios Electorales por estado está relacionada con los distritos de cada uno, más los dos senadores que corresponden a cada estado: hay tantos colegios electorales como entes que representen en el Congreso. Los otros tres colegios electorales pertenecen al Distrito de Columbia.

Es así como funciona el sistema electoral de Estados Unidos de América.

* Arturo Jáuregui Beyloune es estudiante de Derecho.

Deja un comentario