Expertos piden flexibilizar el encaje legal ante la paralización por la cuarentena

Stephany Arrivillaga.-

 

En el marco de una cuarentena establecida por la pandemia del Covid-19, expertos económicos aseguran que en medio de la crisis que atraviesa el país, que se verá incrementada por la paralización actual, es necesario tomar medidas urgentes, como flexibilizar el encaje legal, que afecta la capacidad crediticia de los bancos.

“A raíz de este choque exógeno imprevisto como lo es la llegada del Covid-19 al país, podría ocurrir que la política del encaje legal se disminuya, debido a que el sector productivo necesitará de una línea de crédito bastante significativa para financiar este desequilibrio”, aseguró Efraín Almeida, quien a su vez reconoció que esta restricción ha permitido que el proceso hiperinflacionario se desacelere en el país.

En este sentido, el experto Julio Mata indicó que el impacto de la cuarentena es negativo para el comercio. ya que “al obligar a las empresas a detener su producción, las ventas se paralizan y esto podría ocasionar el quiebre de algunos negocios o la pérdida del personal”.

Es necesario recordar que de acuerdo con los registros de Consecomercio en el año 2019 la actividad comercial cayó un 40% y se alcanzó el sexto año de retroceso económico.

Por tal motivo. Gino Giampaolo afirma que, al existir una paralización de la economía en cuanto a producción, consumo y ahorro, se obtienen menores ingresos por impuestos al Estado, “por lo que este último debe recurrir a un mayor nivel de gasto en otros ámbitos con lo cual financiarse de manera externa, mediante préstamos o intercambios”, indicó el economista.

De la misma forma, señaló que esta situación coloca al gobierno “contra la pared” debido a nuevas anomalías que han surgido producto de esta enfermedad.

En lo que se refiere a las estrategias propuestas para recuperar la actividad económica luego de su obligatoria detención por la pandemia, Giampaolo afirmó que se debe trabajar en la confianza de los inversores y recuperar la institucionalidad. Recalcó que es necesario mejorar la calidad en los servicios básicos y así poder tener bases óptimas de producción.

Abogó por la creación de leyes equilibradas que favorezcan al personal y al empresario para generar “buenas expectativas sobre el país y volver a realizar inversiones dentro del mismo”.

De la misma forma, Almeida declaró: “La mejor medida económica, humanitaria o de cualquier tipo que pueda ser aplicada en Venezuela es el cese de la usurpación”, debido a que -en este contexto de crisis- Venezuela tiene que recurrir a financiamiento externo a través de organismos multilaterales y mientras no exista un gobierno reconocido internacionalmente “no se llevarán a cabo planes de financiamiento por parte de otros organismos”.

De igual forma, Julio Mata, gerente de ventas de una cadena de calzados, indicó que entre las estrategias a desarrollar al finalizar la cuarentena es ofertar productos de bajo costo y ayudar a la venta con “promociones” para recuperar capital y poder reponer inventarios.

Al comienzo del año 2020, el panorama para el país no era favorecedor y con la llegada del este nuevo coronavirus la situación se recrudece. Giampaolo no aprecia un panorama positivo y recuerda que Venezuela tiene sanciones que limitan el acceso al mercado internacional, aunado al deterioro de los servicios básicos y a la posibilidad de una mayor caída dentro de la productividad interna. No obstante, afirmó que estos resultados pueden ser contrarrestados si se toman las decisiones adecuadas a lo largo del transcurso del año.

*Stephany Arrivillaga es estudiante de la Universidad Monteávila

 

Deja un comentario