En cuarentena, Caracas se queda en casa

Ainara Guevara B.-

Tras el anuncio del primer caso de Covid-19 en el país el 13 de marzo, Caracas entró en cuarentena junto a los estados Miranda, Vargas, Zulia, Táchira, Apure y Cojedes. Posteriormente, la medida se extendió a nivel nacional el 17 de marzo, y desde entonces, los residentes de la capital optan por permanecer en sus casas para evitar la propagación del contagio.

La dinámica de vida de Caracas cambió en tan solo doce días, en los cuales las personas salen únicamente cuando requieren realizar alguna compra en los diferentes abastecimientos, que exigen el cumplimiento de las normas preventivas del uso de tapabocas y guantes. El tráfico también disminuyó considerablemente, no solo por la cuarentena sino también por el desabastecimiento de gasolina. Las calles quedaron desiertas.

En cuanto al trabajo, éste se traspasó en su mayoría a una modalidad a distancia, excepto por algunos pocos que cuentan con un salvoconducto como permiso especial para poder salir a la calle. Incluso, en la entrada a la autopista desde el Distribuidor Metropolitano se encuentra una alcabala que no permite la circulación a no ser que se posea salvoconducto o una identificación como personal especializado.

En zonas como El Cafetal se tomaron medidas de seguridad como la suspensión de mercados a cielo abierto y los vecinos procuran aplicar el distanciamiento social. Asimismo, se encuentra Bello Monte, cuyo paso a la zona se dificulta en horas de la tarde. Petare y Catia fueron militarizadas para evitar la congestión y se ordenó el cierre de mercados y demás locales.

En Macaracuay, en la urbanización de Colinas de la California, se han dotado los kioscos de artículos de primera necesidad para que la gente no tenga que ir muy lejos a buscarlos. Además, un encargado del condominio pasa todos los días con un altavoz indicando que se limiten las salidas. «El movimiento ha sido prácticamente nulo. La gente ha sido muy responsable, sobre todo porque aquí en Macaracuay se presentó un caso», afirmó Luis Fernando González, residente de la urbanización.

González también afirmó que una medida colateral que se tomó en su casa para reducir la cantidad de salidas por alimentos fue la disminución de tres comidas al día a dos.

La cuarentena caraqueña, sin embargo, no ha estado exenta de problemas como la conectividad a internet o la disponibilidad de agua.

Actualmente, hay un total de 91 casos de Covid-19 en el país, de los cuales 62 se ubican en la Región Capital (Miranda, La Guaira, Distrito Capital) y 14 de éstos se encuentran en el Distrito Capital.

*Ainara Guevara es estudiante de la Universidad Monteávila

Deja un comentario