Fundación Paso a paso, de la mano con la familia y los niños especiales

Albany Hernández.- 

Los padres de niños con discapacidad apoyan el proyecto de construir un núcleo familiar y un futuro para ellos. Los fotógrafos forman parte de la experiencia para reflejar la vida de cada niño, sus sentimientos y su mundo en tan solo una foto. Elementos que se toman de la mano en la fundación Paso a paso.

Esta fundación conforma una red de apoyo para la mejor calidad de vida de los jóvenes con necesidades especiales desde hace más de 20 años. Además, la crisis en Venezuela no es obstáculo ante el esfuerzo de cada padre y cada trabajador de la fundación para otorgar todo apoyo a los niños.

“Este proyecto surgió de un grupo de padres con niños especiales que se unieron y se esforzaron por cumplir esta idea de ayuda. Se generan ideas, proyectos y concursos, tanto presenciales como por teléfono, que alegran la vida de los niños”, afirma Angela Couret, fundadora.

Según Couret, manejar una fundación sin fines de lucro en un país donde la economía no es estable puede parecer un trabajo cuesta arriba. Sin embargo, “yo tengo un hijo con discapacidad, por eso hice esta idea para beneficiarle toda la ayuda posible a los niños y, aún más, en un país que es difícil poder lograr las metas”, continúa.

.-¿Cómo han manejado la ayuda hacia los jóvenes debido a la crisis?

No es fácil pero se ha logrado. Desde que empecé este proyecto sabía que ningún obstáculo me iba a detener, por lo mismo, la situación en el país no sería el primero. Todo lo contrario, los padres hemos decido tomar ese problema como un motor para enseñarle el doble a los jóvenes a enfrentar los problemas en sus futuros. Gracias a Dios son muchos los padres que apoyan esta fundación, esta ayuda y que debido a eso hemos sido fuertes y estables para los más pequeños.

.-¿Cuál es la técnica para conformar el núcleo familiar del niño?

Siempre nos preocupamos por la familia, es nuestra base antes de llevar la enseñanza al exterior. La familia es el centro de la vida de ellos, por lo mismo, somos aliados a una idea de fomentar, junto a cada padre, el perfecto núcleo en el hogar. En nuestra página web poseemos publicaciones para todo, en el caso de la familia, ofrecemos guías para los padres de cómo entregarle una calidad de vida al niño, si poseen hermanos cómo debería ser la comunicación entre ellos, las motivaciones, sus fortalezas y los cuidados que se le debe otorgar.

En nuestras áreas de la fundación también dictamos charlas para guiar a los padres y a los niños sobre el trato entre padre/hijo en el hogar. Además, de generar actividades dinámicas entre todos para fomentar aún más la idea.

.-¿Cuál es el proceso para el taller de empoderamiento para padres?

Tener un hijo con necesidades especiales no es fácil, por mucho que amemos a nuestros hijos. Algunos padres pueden caer en colapsos de angustia por no saber qué hacer. Por lo mismo, creamos este taller para impulsar al padre a cuidarse a sí mismo también, a que pidan ayuda a otras personas, a adoptar una vida saludable en el hogar y el descansar.

Además, aprenden a lidiar con el niño, a identificar sus conductas, que tomen conciencia a medida que las situaciones cambien y que el niño crezca para que le fomenten al niño las normas del hogar.

Ellos deben mirar al futuro más que el niño, así que deben encontrar alguien con quien conversar. Conectarse con personas evita el sentirse vulnerable y mejorará el sentido del control. Por otro lado, se debe investigar información para el niño y respirar mucho, tomar una pausa antes de dar impulso siempre es bueno.

.-¿Los programas que ofrecen son asignados a todos los niños?

Sí, intentamos que todos los niños posean la misma instrucción y los mismos tratos por igual. Actualmente, poseemos cuatro programas base para impulsar al niño al compartir en el entorno social, en lo laboral y fomentar su sensibilidad.

Uno de los programas es en unión con la organización internacional Best Buddies, la cual lucha por la integración social de las personas con discapacidad y que se les brinde la oportunidad de restablecer relaciones de amistad, uno-a-uno, con personas sin discapacidad pero que tengan los mismos intereses, edad y gustos parecidos.

Los demás programas son desde “Facilísimo”, que agiliza el aprendizaje práctico y funcional elaborando contenidos didácticos para ser leídos, “Jugando juntos” que es una actividad recreativa para la integración social de los niños y el programa “Respetando las diferencias”, que consiste es una charla para la concienciación sobre la discapacidad.

.-¿Cómo nace el concurso fotográfico Aquí estamos?

Fue en el año 2006 que decidimos crear este proyecto, en el cual se invita a fotógrafos profesionales y aficionados para retratar las capacidades, el talento y las aficiones de personas con discapacidad en su entorno.

Queríamos crear una pared ante el no puedo y fomentar las capacidades de cada uno, para así recrear una vitrina histórica para compartir anécdotas y momentos con todo el mundo.

Todo el concurso es con el fin de mostrar una visión positiva y original sobre la discapacidad, el cual posee un cronograma, una temática, un jurado y una recompensa a los ganadores. Además, las obras formarán parte de nuestras instalaciones y redes sociales.

.- ¿Cómo ha sido la reacción de los niños ante este proyecto?

Fascinados. Esta idea les encantó desde sus inicios, por la razón de que los niños poseen talentos y la mayoría desea revelarlo junto a la oportunidad de un profesional capturando sus dones.

La fundación mantiene un orden y cuidado ante el concurso. Por parte de los participantes se muestran acordes al trato con los jóvenes para así desarrollar un ambiente divertido, creativo, tranquilo y de suma inspiración para todos. En la primera experiencia que vivimos con este proyecto se visualizaron tantas capacidades y tantos lados positivos en los niños que nos encantó mantener la idea.

Honestamente, nos enganchamos con el concurso y con todo el apoyo ofrecido por parte de los artistas como Roberto Mata que ha participado varios años.

*Albany Hernández es estudiante de la Universidad Monteávila

Fotografías: Cortesía

Deja un comentario