Crisis venezolana se convierte en la gran protagonista de la agenda internacional

Yanuacelis Aure.-

Montevideo Venezuela

Desde que el 23 de enero se juramentó el presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, como presidente interino del país apoyándose en los artículos 233, 333 y 350 de la Constitución venezolana ante una multitudinaria concentración, buscar una solución a la grave crisis humanitaria del país se convirtió en un punto importante a tratar a nivel internacional.

Los primeros países en reconocer como legítimo al presidente interino fueron Estados Unidos y el Grupo de Lima conformado por como Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, Panamá, Paraguay y Perú.

Por su parte, México, que también forma parte de este bloque, se declara neutral, basándose en la doctrina Estrada, la cual fue formulada en 1930 y establece “los principios de libre autodeterminación de los pueblos y de no injerencia en los asuntos internos de otros países como elementos rectores de la diplomacia”.

Nosotros no nos inmiscuimos en asuntos internos de otros países porque no queremos que otros Gobiernos, otros países, se entrometan en los asuntos que solo corresponden a los mexicanos”, declaró el líder de la izquierda mexicana y actual presidente del país, Andrés Manuel López Obrador.

Sin embargo, pese a su “postura neutral”;  México reiteró que sigue reconociendo a Nicolás Maduro como presidente de Venezuela.

Esta semana se celebró en Ottawa, Canadá, una reunión del Grupo de Lima para tratar la situación de Venezuela y reconocer a los embajadores nombrados por Guaidó en dichos países, además el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, anunció que Canadá destinará 53 millones de dólares para ayuda humanitaria a Venezuela.

Además el Grupo de Lima incluyó a Venezuela como miembro, bajo el mandato del presidente de la Asamblea Nacional y exhortaron a las Fuerzas Armadas de Venezuela a que “reconozcan a su comandante en jefe, Juan Guaidó”.

Asimismo; el canciller peruano, Néstor Popolizio, declaró ante los medios que este bloque “no apoya ninguna intervención militar en Venezuela”.

Por su parte, la Unión Europea reconoció la semana pasada al presidente de la Asamblea Nacional como presidente interino de Venezuela  tras una elección que culminó con 439 votos a favor, 104 en contra y 88 abstenciones.

Es un placer anunciar que el Parlamento Europeo reconoce a Juan Guaidó como legítimo presidente interino de Venezuela”, señaló Antonio Tajani, presidente del Parlamento Europeo.

Asimismo, los países europeos también reconocieron a Guaidó tras cumplirse el plazo de ocho días que varios de estos dieron a Nicolás Maduro para la convocatoria de elecciones presidenciales «libres, democráticas y transparentes».

Entre los que reconocieron al presidente de la Asamblea Nacional como presidente interino de Venezuela destacan: España, Alemania, Francia, Reino Unido, Suecia, Portugal, Dinamarca, Austria, Países Bajos, Estonia, Letonia, Lituania, Polonia, República Checa, Luxemburgo y recientemente se sumaron Chipre, Malta, Montenegro, Irlanda y Andorra.

Italia, Rumania y Bulgaria decidieron no sumarse a los países del continente europeo que reconocen a Guaidó, ante esto el presidente del Parlamento Europeo declaró frente a un grupo de venezolanos en Roma: «Es un dolor para mí que el gobierno de Italia esté con Maduro, les falta coraje y es una vergüenza. No se puede solamente hablar, deben reconocer la democracia en Venezuela».

Por el contrario, los países que aún reconocen a Maduro son China, Rusia, Turquía, Irán y países de la región como Bolivia, Cuba y Nicaragua.

Sin embargo, con el paso de las horas se siguen conociendo nuevas adhesiones al presidente de la Asamblea Nacional. Una de las últimas en declarar su apoyo fue Grecia, nación que en un primer momento defendió su derecho a permanecer neutral.

En paralelo a las reuniones del Grupo de Lima, este jueves México y Uruguay convocaron la primera reunión del grupo internacional de contacto sobre Venezuela.

Esta convocatoria fue presidida por el presidente de Uruguay, Tabaré Vázquez, y la alta representante de la Unión Europea (UE) para la Política Exterior, la italiana Federica Mogherini e incluyó la presencia de países como Bolivia, Costa Rica, Ecuador, México, Uruguay, Alemania, España, Francia, Holanda, Italia, Portugal, Reino Unido y Suecia.

Según explicó Mogherini, el objetivo “no es abrir un proceso formal de mediación, no abrir un diálogo formal, sino aportar una dinámica política que el grupo pueda entonces acompañar y consolidar”.

El objetivo principal de este grupo es lograr «la celebración de nuevas elecciones con todas las garantías de un proceso electoral libre y justo, supervisado por observadores internacionales independientes».

Sin embargo, muchos representantes europeos han expresado sus dudas sobre el éxito de estos objetivos. «Estamos corriendo un gran riesgo porque la situación sobre el terreno no es alentadora«, aseguró la jefa de la diplomacia europea al anunciar el lanzamiento del GCI.

Estos encuentros y pronunciamientos se producen al mismo tiempo que la frontera con Colombia está bloqueada con conteiners por la llegada a Cúcuta de la ayuda humanitaria.

*Yanuacelis Aure es estudiante de la Universidad Monteávila

Deja un comentario