Oposición debe priorizar en la Asamblea Nacional agenda económica y social

Angie Hernández.-

MUD pretende imponer su mayoría parlamentaria. Foto: Cortesía AN

La mayoría opositora en la Asamblea Nacional espera tener la capacidad de ejercer su peso para desarrollar una serie de iniciativas que permitan cumplir con la agenda legislativa que trazaron desde que el 5 de diciembre del 2016 la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) conquistara cerca de dos tercios del parlamento.

Una de los proyectos más renombrados desde inicios del 2016 es la Ley de Amnistía, a través de la cual se promueve la liberación de los presos políticos con la intención de brindar un clima de paz.

Sin embargo, la crisis económica que actualmente golpea al país obliga a los factores políticos reorientar sus miradas. El diputado Ezequiel Pérez afirma que en este 2017 se le debe dar prioridad a la aprobación de la Ley de Producción Nacional, para así darle confianza y seguridad a los productores del país.

Otra de las normativas que la alianza opositora considera prioritarias son las leyes de cesta tikect y el bono de alimentación para los jubilados y pensionados, norma que la Asamblea Nacional ya aprobó y que el Tribunal Supremo de Justicia avaló, aunque con la condición que se estudiara la disponibilidad presupuestaria. Pérez lamenta que todavía no se haya materializado.

El diputado sostiene que es necesario promulgar una Ley de Frontera que prevenga las irregularidades que se cometen en esa zona.

“La frontera se convirtió en un gran negocio para los traficantes y la fuerza armada, que son los que trabajan fácilmente en la frontera haciendo mucho dinero, que no entra legalmente al Seniat. Si estuviera abierta la frontera y se cobraran los impuestos, el Seniat sería recolector de ingresos legales”, comentó.

Pérez insiste que se debe revisar la Ley contra la Corrupción para generar nuevos mecanismos que sancionen las irregularidades administrativas. Como ejemplo citó la situación que se está generando con los Clap.

Borges, Guevara y Fernández integran nueva directiva del parlamento. Foto: Cortesía AN

“Compran la mercancía en el extranjero a dólar en 10 bolívares y aquí lo venden mucho más caro. Es un negocio que están haciendo los gobernadores y alcaldes junto con los consejos comunales, ya que exageran los precios. Debe haber una ley que controle todos esos beneficios sociales porque ayuda a una parte pero se convierte para unos pocos en corrupción”, comentó.

«Esto sucede con los Clap y el carnet de la patria. El carnet de la patria es un instrumento que sirve para amedrentar a la gente bajo amenazas de que si no tienen el carnet no podrán obtener el Clap o cualquier otro servicio social, cosas que han existido durante mucho tiempo”, advirtió.

La Ley de Educación Intercultural Bilingüe también se posiciona como una de las prioridades para la bancada opositora para este año. “Las 48 comunidades indígenas tienen derecho a tener su propio idioma paralelo al español. Esta ley fue echada para atrás por el Tribunal Supremo, sin embargo nosotros tenemos bastantes iniciativas legislativas que el pueblo debe ir conociendo para que sigamos trabajando en pro de ellas”, añadió Pérez.

La diputada Oneida Guaipe afirmó que la MUD debe utilizar su mayoría parlamentaria para “ayudar a los venezolanos para que el gobierno permita el proceso electoral a través del voto, cambiar esto y garantizar la libertad al pueblo.

“La Asamblea Nacional ha cumplido con todo lo que establece la Constitución y es el único poder que tiene Venezuela, pero no contamos con un gobierno democrático”, aseveró.

La parlamentaria aseguró que frente a un “Tribunal Supremo ilegal y una fuerza armada que irrespeta al pueblo, lo principal que nosotros estamos haciendo es colocarnos al lado del pueblo”.

Guaipe enfatizó que para llevar a cabo estas iniciativas en el 2017 se debe “mantener la unidad verdadera. La Asamblea Nacional está de cara apoyando al pueblo en la calle y seguir apoyándonos en la ayuda y apoyo internacional, no para que nos resuelvan los problemas sino para que vean lo que sucede en el país y se activen todos los instrumentos para que el gobierno de Venezuela permita las elecciones. No somos un país violento, este es un pueblo que resuelve sus problemas a través del voto. Es un pueblo democrático”.

* Angie Hernández es estudiante de Comunicación Social de la Universidad Monteávila.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *