La NBA atraviesa su mayor crisis económica en la historia

Se estima que las perdidas podrían oscilar sobre los mil 200 millones de dólares por la suspensión de la temporada

Yanney González | Edilio Ramírez.-

A causa de las medidas preventivas contra la pandemia de Covid–19, la National Basketball Association (NBA) atraviesa la crisis financiera más grave desde su fundación en 1946, al cancelar indefinidamente la temporada regular.

Según un artículo publicado por la cadena deportiva Fox Sports, la NBA podría perder hasta 1.200 millones de dólares si se decide suspender la temporada regular, siendo un monto más elevado a las pérdidas económicas que conllevó el cierre patronal o lockout del 2011.

El 12 de marzo del presente año, el comisionado de la NBA, Adam Silver, decidió suspender la temporada regular hasta nuevo aviso al conocerse el positivo de coronavirus del jugador francés Rudy Goubert, quien hace parte de las filas de los Utah Jazz.

Al suspenderse la liga a partir de esta fecha, se dejaron por jugar 259 de los 1230 partidos de la temporada regular, tomando en cuenta que los 30 equipos que conforman la liga juegan 82 encuentros cada uno para avanzarse a playoffs.

Según el diario Marca, la NBA tiene un ingreso de 1.2 millones de dólares por la venta de boletería en cada encuentro disputado, lo que dejaría un saldo de pérdida de 310.8 millones de dólares solo por la venta de boletos.

A esta cifra se le debe añadir la media de 83 encuentros que se disputan en  playoffs, los cuales recaudan 2 millones de dólares por encuentro, lo que ha de generar una pérdida de 166 millones de dólares, para dar un total de 476,8 millones de dólares en pérdidas únicamente por la venta en taquilla.

Estas pérdidas son inminentes. El comisionado Silver señaló a través de un comunicado emitido el pasado 27 de abril, que daba luz verde a los equipos de la liga para reabrir el 8 de mayo sus espacios de entrenamiento con las medidas sanitarias pertinentes.

Sin público

Sin embargo, Silver declaró que se estipula una posible reanudación de la temporada regular para julio del presente año sin la participación del público, pudiéndose llevar a cabo en las Vegas y Disney únicamente, para evitar la movilización de los equipos a lo largo y ancho del suelo norteamericano.

Además de estas pérdidas inminentes que se han generado por boletería, Silver señaló en febrero que las declaraciones del dueño de los Houston Rockets apoyando a los manifestantes de Hong Kong, le causó una pérdida  económica a la asociación entre 300 y 400 millones de dólares en el mercado chino.

Por otro lado, los topes salariales de los jugadores disminuirían por encima de lo estimado. Según Fox Sports, en los últimos 35 años el tope salarial de los jugadores no ha disminuido más de 2.5 millones, pero a causa de las pérdidas económicas de esta temporada el tope salarial disminuiría de 109 a 85 millones de dólares, una disminución de 24 millones de dólares.

Entre el pago de salario a los jugadores, el pago del personal de trabajo del equipo, las donaciones para apoyar a los afectados del Covid-19 y las pérdidas de boletería corresponden a un aproximado de 40 millones de dólares en pérdidas por equipo según el portal web FiveThirtyEight de ABC News. Representando así unas pérdidas totales de 1.200 millones de dólares.

Ni siquiera las pérdidas económicas producidas por el lockout o cierre patronal de la NBA del 2011, logran compararse con las millonarias pérdidas que ha tenido la liga esta temporada 2019 – 2020 con la pandemia del Covid-19 y las pérdidas del mercado chino.

En la temporada de la NBA del 2011-2012 se hizo un cierre patronal desde el 1 de julio hasta el 25 de diciembre de 2011, debido a la inexistencia de un acuerdo para la renovación del contrato entre los propietarios de las franquicias y el sindicato de jugadores.

Estos 5 meses de cierre llevaron a la suspensión de la Liga de Verano (NBA Summer League), torneo que cuenta con la participación de 16 equipos donde se disputan un total de 40 encuentros, según la boletería de la NBA para el año 2011, la venta de los boletos oscilaba entre 20 a 45 dólares cada uno para ver competir a los novatos de la liga.

Incertidumbre

Si se toma en cuenta la capacidad del Thomas & Mack Center de las Vegas de 18.776 espectadores, se puede inferir que las pérdidas por boletería en el año 2011 por la cancelación de la Summer League fueron 560.000 dólares por encuentro aproximadamente, dando una suma total de 22,4 millones de dólares.

En este lockout se suspendieron una totalidad de 240 juegos de temporada regular, 19 juegos menos que los suspendidos en la temporada actual. Para el 2011 se recaudaban un valor aproximado de 1.02 millones de dólares por la boletería en cada juego, si tomamos en consideración el valor actual de la taquilla y aplicamos las medidas inflacionarias.

Por lo tanto, la pérdida por boletería para este momento fue de 244.8 millones de dólares, que al agregar la suma perdida por la cancelación de la Summer League incrementaría a un monto total de 247.2 millones de dólares, un poco por encima de la mitad de los 476.8 millones de dólares que se han perdido en esta temporada.

Además de ello, cabe destacar que en este cierre patronal al no existir acuerdo entre el sindicato de jugadores y los propietarios de las franquicias, los jugadores de los 30 equipos se encontraban sin contrato y con miras en las ligas europeas, cosa que no afectó económicamente a la NBA debido a que no debía pagarle ni a los jugadores ni al personal de trabajo.

Aunque según el medio español Sport, las ganancias en mercancía de la NBA para el 2011 disminuyeron un 20%, las pérdidas económicas totales para el cierre patronal de la temporada 2011-2012 de la NBA fueron un poco más de 300 millones de dólares, según el periódico ibérico RTVE, comparable a las pérdidas económicas de esta temporada a causa de los conflictos mencionados anteriormente con el mercado chino.

La NBA se enfrenta en la actualidad a la crisis económica más álgida de su historia, una crisis y pandemia sin precedentes en el mundo del deporte que también ha afectado a otras disciplinas. De hecho, ni siquiera el último de los cuatro cierres patronales en la historia de la liga, evento que supuso la mayor pérdida económica para la NBA en el 2011, alcanza más del 25% de pérdidas que se han tenido en esta temporada.

* Yanney González/Edilio Ramírez son estudiantes de la Universidad Monteávila

Deja un comentario