La cuarentena se vive en Portuguesa a dos tiempos

Marianella Cremi La Riva.-

  

Los habitantes de Portuguesa han tenido dificultad para acostumbrarse a la idea de no salir de sus casas. Esto se hace evidente al detenerse a analizar cómo se ha desarrolla la cuarentena en este estado.

Esta medida comenzó como voluntaria y preventiva el fin de semana posterior al 13 de marzo, día en el que Nicolás Maduro anunció el aislamiento de los primeros siete estados con casos confirmados y sospechosos de Covid-19, que fueron Caracas, Miranda, Vargas, Zulia, Táchira, Apure y Cojedes.

Algunas personas, por iniciativa propia, comenzaron a resguardarse y empezó a verse el despliegue de los funcionarios de la Guardia Nacional por las principales ciudades del estado, quienes establecieron diversos puntos de control, con sus respectivos tapabocas y guantes. Sin embargo, negocios y oficinas funcionaban aún con normalidad.

A partir del martes 17 de marzo la cuarentena se hizo obligatoria a nivel nacional, luego de un anuncio en cadena presidencial. Durante esta primera semana de restricciones fue común ver a personas en las calles sin tapabocas, grupos grandes de vecinos sin respetar la distancia preventiva en torno a locales como fruterías, farmacias y supermercados que seguían abiertos en sus horarios habituales. También persiste el uso de vehículos de transporte improvisados llamadas “perreras”.

Por el contrario, los establecimientos de ambiente cerrado han tratado de cumplir las medidas de distanciamiento de los compradores, permitiendo que entren en grupos pequeños y garantizando el mantener dos metros de distancia entre individuos. Además, han aumentado los servicios de delivery, muchos empresarios han visto en esta opción la oportunidad de seguir prestando sus servicios.

Alrededor del 20 de marzo, comenzó a disminuir considerablemente el tránsito de personas en las calles. Los controles de los funcionarios policiales y de la guardia se hicieron más férreos, sobre todo en horas de la noche.

Ahora sí se puede afirmar que es raro ver a alguien sin tapabocas fuera de su casa y los locales comenzaron a trabajar en horarios de atención más reducido, hasta las primeras horas de la tarde.

Los portugueseños, aunque algo tarde, aparentemente han comenzado a entender la importancia de cumplir con la cuarentena, en pro de la salud de todos.

Hasta el momento, según información oficial, en el país existen 84 casos positivos de coronavirus, Portuguesa registra un caso. Los otros estados son Caracas, Miranda, La Guaira, Zulia, Táchira, Barinas, Cojedes, Monagas, Mérida, Falcón, Apure, Anzoátegui, Aragua, Nueva Esparta y Aragua. En la Región Capital se concentra el 70% de los casos.

*Marianella Cremi es estudiante de la Universidad Monteávila

Deja un comentario