La Kenia de Kariuki J.M.

1978

El calor de Kenia comienza a permear otras instancias. El poder de Daniel Arap Moi se torna cada vez más salvaje. Se envuelve en el manto del supremo dictador. Es el Baba wa taifa1 y su ley es la que vale. La policía y el ejército son sus hienas salvajes. Prohíbe los partidos políticos. Prohíbe las universidades. Prohíbe los medios de comunicación. El rugir del león devora todo a su paso.

Su retrato enmarca todas las instancias. Las torturas son frecuentes. Los asesinatos van y viene. Las desapariciones quedan en el olvido. Su figura aterroriza todo el país. Las atrocidades del anterior presidente, Jomo Kenyatta, eran juego de carritos.

¿Es la Kenia por la que sufrí? / ¿O es nuestra Kenia con la que juegas? / ¿La que se sacudió como si no perteneciera a nadie? / Desde hoy se la entrego a Dios… / Quiero llorar cuando recuerdo / Que votamos por ti para representar nuestros intereses / y ahora pretendes vender a Kenia / ¿A dónde mandarás a esta Kenia de Dios?

 Kenya ya Ngai

En medio de todo esto revuelo se encuentra la figura de Joseph Kamuru. Un joven músico que hacia canciones a las historias que miraban sus ojos. Repleto en metáforas y proverbios Gĩkũyũ2, le cantó a la poca moral de la política. A las élites gobernantes y a las desgracias de su país. Convirtiéndose rápidamente en un enemigo a temer.

La muerte del ex Mau Mau3 Josiah Mwangi Kariuki es la gota que derramó el vaso. Enfrentado contra la corrupción existente, es encontrado desmembrado y quemado en la cima de un hormiguero. En su pie desnudo, una etiqueta con la palabra “desconocido”. Es la venganza del líder. Kamuru se negó a guardar silencio escribiendo un texto incendiario.

Autoridades / Ahora que Kariuki está muerto / Con los dientes sacados y sus ojos arrancados / Él no era un ladrón, Él no era un asesino / Para no derramar más sangre / Dejen que Dios haga su trabajo

 ¿Quién mutiló su cuerpo? / ¿Quién lo llevó a los animales salvajes? / Serán picados por las abejas / Con la observación pública de Kenia

Kariuki J.M.

 Confiscados sus casetes. Su compromiso político hace enfurecer al diablo. La verdad es pecado. La resistencia es liberación.

Cuida tus pasos / Si te caes, estarás solo / Cuida tus pasos / No digas que nunca te advertí /
Cuida tus pasos

Cunga Marina

__________

1 Baba wa taifa (Padre de la Nación)

2 Gĩkũyũ o kĩkũyũ. Grupo étnico más numeroso de Kenia

3 Mau Mau. Organización guerrillera keniata que luchó contra el imperio británico en búsqueda de la liberación del país.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *