Caída de la producción petrolera responsable de la escasez de gasolina

Adel Choucair.-

La actual crisis de gasolina que padece Venezuela no es una consecuencia directa de las sanciones financieras emitidas por EE. UU; por el contrario, la escasez de combustible es un factor derivado de la poca actividad en las refinerías del país y la mala administración de la industria petrolera por parte del Estado, de acuerdo con especialistas en la materia.

Recuerdan que la producción de petróleo, y de sus productos derivados, representa el 93% de las exportaciones en Venezuela y sólo el 20% es destinado a Estados Unidos, mientras que el resto se va principalmente a China e India.

Las recientes sanciones de la administración Trump imposibilitan a las empresas estadounidenses hacer negocios con la empresa petrolera Pdvsa y congelan los activos de esta compañía en Estados Unidos, por lo que el gobierno de Nicolás Maduro no tiene cómo beneficiarse de las ventas de petróleo a este país.

Sin embargo, de acuerdo con los datos publicados por la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), en 2017, Venezuela tuvo una pérdida de casi 300.000 barriles por día (bpd) de petróleo, equivalente a una caída del 13%, lo que representa el descenso más grande entre los 14 países miembros de la OPEP.

“Para un país como Venezuela, que obtiene más del 90% de las divisas con las que paga la importación de muchos bienes y alimentos, de la producción de Pdvsa, la caída de producción puede traer graves consecuencias en el sector productivo”, comentó Ricardo Isea Silva, economista y profesor egresado de la UCV.

La escasez de servicios básicos se ha convertido en algo recurrente para los venezolanos en los últimos años, pero en los últimos días la falta de gasolina ha provocado que muchas personas en el interior del país tengan que pasar horas –y hasta días – en colas kilométricas para surtirse de combustible, hecho que ha generado grandes pérdidas en el sector productivo nacional.

De acuerdo con la CIA World Factbook, Venezuela es el país con las mayores reservas de petróleo del mundo, contando con hasta 300.000 millones de barriles de petróleo, superando a Arabia Saudita y a Canadá, por lo que esta escasez es una paradoja histórica para los expertos en el área.

En los primeros años del periodo presidencial de Chávez, el país obtuvo logros importantes en materia social y económica gracias a la renta petrolera, que permitió llevar a cabo grandes obras y descender el índice de pobreza del 49 al 18 por ciento, según los organismos internacionales.

Sin embargo, con el pasar de los años los precios cayeron vertiginosamente, al mismo tiempo que la producción nacional. Los primeros se han recuperado de forma paulatina a lo largo de este año, pero las cifras de Pdvsa no levantan cabeza.

Para el diputado de la Asamblea Nacional, José Guerra, la crisis de la gasolina se debe a que las plantas de Pdvsa están trabajando en su mínima capacidad, produciendo alrededor de 100.000 barriles de crudo al día, cuando años atrás se podían producir hasta 1 millón, expresó en rueda de prensa.

Recordó que de las cinco refinerías que existen en el país con una capacidad de producción superior al millón de barriles diarios solo está operativa la de Punta Cardón, ya que San Roque y Bajo Grande están paradas desde hace varios años, y El Palito, Amuay y Puerto La Cruz presentan problemas operativos.

En su encuentro con los medios afirmó que el gobierno optó por “sacrificar” el interior del país para que no falte la gasolina en Caracas y lamentó que esto sea la causa de las largas filas de espera, especialmente en estados en los que se produce o procesa el crudo como Carabobo, Zulia, Anzoátegui y Monagas.

En la frontera se impuso un severo racionamiento de gasolina, de tan solo 30 litros diarios. Denuncias de usuarios aseguran que el combustible se paga en pesos colombianos o dólares en estados como Táchira o Zulia. Mayra Vargas, en Maracaibo, pagó la semana pasada 15 dólares por 15 litros.

La crisis de Pdvsa tiene un impacto en el deterioro económico de Venezuela. Hoy en día, la industria es sólo un tercio de lo que era en 2012, de acuerdo con las propias estadísticas de la Opep.

Elio Córdova Zerpa, economista egresado de la UCV, expresó que las causas por la cuales la falta de gasolina se suma ahora a los problemas de los venezolanos no son provocadas por las sanciones de EE. UU, sino como una secuela de la mala administración de Pdvsa: “La producción se hace con insumos importados y no hay cómo comprarlos, no se generan ingresos propios porque el precio no ha subido desde el año 2016”, afirmó el especialista.

Por otro lado, Córdova aseveró que las sanciones de Estados Unidos a Venezuela sí podrían dificultar la venta de petróleo, pero aclaró que las mismas han afectado de manera secundaria a la industria, porque llegaron después del problema, a su parecer.

“Los inconvenientes con la producción se remontan a años atrás. El impacto en la economía de las sanciones de EE.UU todavía no ha comenzado a sentirse en el país realmente”, agregó.

En este sentido, Iván Freites, secretario de la Federación Unitaria de Trabajadores y Trabajadoras del Petróleo de Venezuela, afirmó en una rueda de prensa que la escasez de gasolina que se ha reportado en diversos estados del país empeorará en los próximos días, principalmente por la situación de las refinerías venezolanas.

“Hoy los venezolanos están durmiendo en las estaciones de servicio esperando para llenar el tanque de gasolina, cuando hace 20 años Venezuela exportaba gasolina al mundo. La industria petrolera venezolana es un reflejo del caos y el saqueo perpetrado en el país. No hay gasolina, gasoil, ni aceites lubricantes para el pueblo, pero sí para el contrabando”, expresó el sindicalista.

Pdvsa, a través de sus redes sociales, desmintió las informaciones relacionadas con la escasez de combustible y tildó las denuncias de “fake news” y “rumores”. Aseguró que la empresa está en capacidad de suministrar la gasolina que requiere el país. No obstante, a Maracaibo han arribado al menos tres buques cargados con miles de litros de gasolina para surtir a la región, como ocurría durante el paro petrolero, según medios locales.

De acuerdo con analistas, la escasez de combustible comenzó a sentirse en Venezuela desde el pasado 7 de marzo, tras el apagón que dejó sin electricidad al país a lo largo de varios días, y que afectó las operaciones en las refinerías.

En 1998, Venezuela tuvo el mayor producto interno bruto (PIB) por habitante de América Latina. Hoy, 21 años después, el país está en el décimo segundo lugar en la lista publicada por el Fondo Monetario Internacional (FMI) y casi a la par de algunas naciones centroamericanas que luchan por salir de la miseria.

Elio Córdova Zerpa manifestó: “Esto es una consecuencia directa de la pérdida de capacidad de refinación del sector petrolero en Venezuela. Esto es el resultado directo de años, primero con Chávez y después con Maduro, de una corrupción generalizada y mal manejo de la industria petrolera”.

*Adel Choucair es estudiante de la Universidad Monteávila

*Fotografía: Panorama

Deja un comentario