Un fulano cualquiera

Francisco Blanco.

Esto es un hecho de la vida real.

Estaba un domingo cualquiera saliendo de la sala TAC, era de esas inauguraciones de exposiciones que se han vuelto tradición familiar. Ori, Julia y yo entramos a la sala, dimos una vuelta, comenzamos a saludar a nuestros conocidos y a uno que otro amigo que estaba llegando, conversamos con la artista en cuestión, nos explicó el proceso de selección de su obra para la expo y cómo había sido el trato con la galería. Julia comenzó a caminar como loquita y la perseguí desde la distancia, salió de la sala, comenzó a caminar entre la gente del centro comercial, cuando un hombre alto, con esas características de tipo robusto, no esbelto ni fornido, de facciones rudas y voz muy grave, se agachó a verla y con los dedos de su mano izquierda (que estaban dispuestos como un cono) la tocó repetidamente en la boca del estómago.

Era un fulano cualquiera, me ve y me dice: me vas a disculpar pero yo juego mucho con los niños, y te recomiendo que le hagas esto, tócale el pecho como yo lo estoy haciendo, para que le abras el canal con su ángel de la guarda, y le dices -ángel de la guarda, llénale el camino de luz- haces esto todas las noches y vas a ver que su vida va a ser mejor. A lo que yo respondí: Amén.

La cara del fulano cambió rotundamente y su sonrisa desapareció y comienza a decirme:

Amén no amigo amén a negación en latín men hombre amén sin hombre negar al hombre negación no el perfecto opuesto sin el hombre no hay empatía en el no está la apatía ponte en los zapatos del otro aterriza en tus zapatos y luego con el sí ponte en los zapatos del otro sé un hombre no una negación del hombre porque vas en un círculo un no en la línea del equilibrio eres una rata de la casa al metro del metro al trabajo del trabajo al metro del metro a la casa todos los días sol 1 luna -1 sal de la noche ve hacia a adelante no niegues al hombre con la apatía hombre homo igual equilibrado en línea recta recto hombre vara vara viril vida dador de vida no violador recto como la vara macizo no sea el violador da la vida no la niegues negar 5 letras pentágono las cinco puntas de una estrella estellado choque destrucción anulación negación acción en positivo positivo pos en pro posesión de tener no tengas comparte comparte desde la meten logos solo el hombre tiene el logos antropos ser en el logos el logos se comparte no se profesa profesión no digas que tienes una profesión no seas profesor ser profeta profeta que unifica unificación uno unitario unidad universo universidad tú estudiaste en la católica cierto los jesuitas están dominados por los ingleses torre británica en Altamira mirar desde lo alto domino poder y los italianos torre británica y avenida blandin y san marino por eso las familias que dominan la cultura son los fabiani belutini gasparini penzini brandini cerni siempre los mismos siempre en círculo ciclo como las ratas romper el círculo de la rata volver al equilibrio plexo solar cerebelo y clavícula el triangulo perfecto la pirámide inamovible solida Egipto Persia Olmeca tres fuerzas tres siglos tres la santísima trinidad padre hijo y espíritu santo padre pater par sólido como la vara vara viril recto y fuerte al amar y al educar enseñar y profesar no negar siempre abrir al pasado al presente y al futuro no huyas de tu karma libérate veo que tienes el número del diablo del diablo superado y eso te aflige por eso tienes los hombros caídos abre tus hombros y no escondas tu corazón abre el pecho y no tengas miedo de mostrarte como eres sensible y blando deja de huirle a tu sensibilidad eres cáncer cierto el cangrejo que es blando por dentro y fuerte pro fuera no seas rígido y muestra tu sensibilidad de franco contigo mismo la franqueza está en tu nombre solo tú puedes curarte gracias que tu ángel de la guarda llene tu camino de luz.

Ahí me di cuenta que este tipo no era Alejandro Jodorowsky o Zarathustra… era un fulano cualquiera.

*Francisco J. Blanco es profesor de la Universidad Monteávila

Deja un comentario