Análisis: Game Of Thrones, el poder y la gloria

Melanie López.-

Fotografías: Melanie López.-

Los domingos 19 y 26 de mayo, en la 8va sala de Cines Unidos del C.C Líder, se dio nuevamente el show interactivo La Cátedra del Pop, con Luis Carlos Díaz como presentador y los invitados especiales: Sashenka García; especialista en literatura infantil y juvenil; Oswaldo Ramírez, politólogo; Jhon DaSilva (mejor conocido como Jhon Snacks), marketing y comunicaciones y Naky Soto, escritora y profesora de comunicación y vocería. Cada uno de ellos tuvo la tarea de evaluar Games of Thrones desde distintas perspectivas.

Al entrar en la sala inmediatamente comenzaron a sonar varios de los soundtracks de la afamada serie como “Jenny of the oldstones”, “Rains of Castamere”, “Home”, “Light of the Seven”, “Winter is here” entre muchas otras.

Seguidamente, Gabriel Figueira se convierte en el protagonista de la  pantalla, con su espectacular cover de Game of Thrones, el cual -al finalizar- da la bienvenida a los 7 reinos y da paso a Luis Carlos Díaz, quien habla un poco sobre el consumo de la cultura pop y el hecho de que al consumirla conocemos una parte del mundo y cómo GOT ha formado parte de la vida de sus fans por 8 largos años.

El público presente en la sala era muy variado, desde adolescentes, entre 16 y 20 años, a adultos de 30 y 50 y adultos mayores entre los 70 y 85.

A lo largo del show se colocaron varios videos con fragmentos de algunas de las escenas más  icónicas de la saga, como la “Batalla en Hard Home”, escena en la cual Luis Carlos  habla de cómo los salvajes, a pesar de ser aquellos que siempre han estado detrás del muro y han sido vistos como el enemigo, se vuelven iguales a los ojos de la guardia nocturna, son personas y también se enfrentan a aquel monstruo que solía ser solo un cuento de terror para antes de dormir, el ejército de los muertos.

En esta escena, explica que ocurre una “construcción del nosotros”, algo que la humanidad ha tenido pendiente desde hace mucho tiempo, puesto que siempre se ve en ellos (ellos tienen la culpa, es por ellos, ellos esto, ellos lo otro) y no un nosotros (nosotros podemos).

Aquí se hizo un pequeño paréntesis donde el periodista comentó sobre la novela gráfica del caballero andante (También de GOT), quien, en sus aventuras, parece meterse en un lío en el cual se hace una especie de torneo donde 7 individuos que estén de acuerdo con alguna ideología se enfrentarán  a otros 7 que se opongan. Un perfecto ejemplo de este nosotros.

Luego continúa con la escena en donde Cersei Lannister se opone a la orden de su padre de casarse con Loras Tyrell y le amenaza con decir la verdad sobre sus hijos. Al recordar esta escena y ver todo el trayecto de Cersei hasta el episodio anterior, se puede notar que Cersei cerró su ciclo del mismo modo en que lo comenzó, junto a su hermano, llorando y pidiendo vivir, pero, sobre todo, se puede ver esa única cualidad a la que frecuentemente se le ha hecho guiño durante la saga: su amor de madre incondicional, pues antes de morir súplica no solo por su vida, sino por la de su último hijo, un hijo que le han arrebatado antes de nacer así como le arrebataron a los otros tres. Tres hijos por los cuales estuvo dispuesta a acabar con el legado de su casa para protegerlos.

Asimismo Díaz habla sobre Jon Snow, quien es un claro ejemplo del héroe tráfico de las historias griegas, puesto que su condición como el hijo bastardo de Ned Stark se le es recordada frecuentemente gracias a Catelyn Tully.

Se debe recordar que como Jon es un hijo no reconocido, no tiene derecho a prácticamente nada, y es por ello que desea ir al muro, puesto que ahí no importa su bastardía pues es una vida para servir.

A continuación colocan la escena donde Jon Snow habla con el Maestre Aemon y mencionan que el amor es la muerte del deber, y esa es la razón por la cual la guardia nocturna hace un voto de celibato.

Seguidamente se ve la escena de la batalla en Kingslanding, donde se aprecia cómo Jon es un personaje que en ese momento se vio superado por la violencia en el campo de batalla y tuvo que volverse uno más, pues era morir o atacar.

Luego trasmitieron el vídeo del camino hacia un nuevo destino, donde vemos a Jon en su escena final, yendo más allá de la muralla con los salvajes, un lugar donde puede ser libre y feliz, viviendo en paz. Por este motivo se puede considerar que Jon Snow tuvo un final digno y coherente.

Sashenka procede a hablar sobre la evolución y el recorrido de dos protagonistas principales de esta serie, Sansa y Arya Stark, y comienza mostrando la escena donde decapitan a Eddark Stark, padre de ambas jóvenes, y muerte que marca el fin de la vida como la habían conocido hasta entonces, y ambas la observan derrumbarse desde dos puntos distintos (Sansa desde el palco real y Arya desde la multitud como parte de la masa), dando inicio a su viaje, cada una a su manera.

Sansa, quien era el modelo de la dama perfecta se convierte en una rehén de Joffrey, los Lannister, posteriormente pasa a manos de su “salvador” Littlefinger”, de quien comienza a desarrollar su astucia antes de ser entregada cual botín de guerra a Ramsay Bolton, quien la quiebra en cuerpo y alma, obligándole a transformarse a partir del dolor. Aquí se puede ver como un llamado “rapto amoroso” conduce a un viaje heroico que lleva al personaje femenino a la posibilidad de transformarse, y con el desenlace se ve como la guardiana del legado Stark.

Por otro lado, estaba Arya, intrépida, independiente y valerosa quien debe sobrevivir haciéndose pasar por un niño en su camino al muro con Yoren, escapando de Harrenhal y comenzando su travesía con El Sabueso, Sandor Clegane con quien mantiene una extraña relación de amistad mezclada con desprecio, pues este es tanto su raptor como su guardián a partir de los eventos de la boda roja, y se mantiene a su lado  en una vida gregaria hasta su separación donde pasa a ser cautiva de El Dios de Muchos Rostros. Aquí Arya se desdibuja en su camino a ser nadie, pero es justo cuando logra ser nadie que ella se redescubre así misma como Arya Stark de Winterfell y asume las riendas de su destino, abriéndose paso a lo desconocido.

“Deja vivir al lobo y las ovejas nunca estarán a salvo”- A.Stark

Tras cerrar con estas hermanas, Sashenka habla sobre los otros miembros de la manada Stark, una familia que está siempre unida contra la adversidad como el lobo huargo de su emblema.

Y aquí se encuentra a Catelyn Tully Stark en quien prevalece el deber, pues, si bien tiene un rol de madre para con Jon Snow, no le ama como a un hijo.

También se habla de Bran Stark, un niño que perdió su capacidad de caminar y aprendió a volar, convirtiéndose en la memoria de la humanidad y la antítesis del rey de la noche, el cual con su reinado planea traer la concordia a los 6 reinos.

«Podemos decir que el final fue lánguido, pero el final es solo una parte del camino» — dice Sashenka

Posteriormente, Oswaldo Ramírez toma el micrófono y habla sobre el poder en Westeros y hace un paralelismo entre este mundo ficticio y la realidad política venezolana.

Ramírez coloca una escena donde el personaje de Varys menciona la frase: «El poder reside donde los hombres creen que reside. Es un truco, una sombra en la pared, y un hombre aunque sea pequeño puede proyectar una sombra muy larga«.

Resulta curioso puesto que, según Ramírez, el hombre siempre se estará preguntando ¿quién es el líder en nuestra realidad? porque siempre que aparece alguno, “creemos que todo lo que este líder dice es lo único que hay que seguir”.

Seguidamente se proyectó en la pantalla otro momento icónico cuando el rey Joffrey Baratheon afirma ser el rey y su abuelo Tywin le responde: “Cualquier hombre que deba decir yo soy el rey no es un verdadero rey”, frase escuchada repetidas veces solo que con otro título.

Ramírez explica con esto el cómo nos “desdibujamos” para lograr conseguir algo (en este caso el trono de hierro), “satanizamos lo que no conocemos y que para poder ganarlo todo a veces hay que dar un paso atrás para tomar impulso”, pero con esto también recuerda una de las razones por las cuales Game of Thrones es una de las series más afamadas y esto se debe a que GOT revela el verdadero rostro del poder.

También habla de las diferentes formas de poder en GOT, el poder de servir con honor como Brienne de Tarth, el poder de servir valerosamente como Jaime Lannister, el cegador poder de la venganza del Sabueso, el poder del pueblo reflejado en Varys, el poder del legado que se le deja al futuro, visto en Tyrion Lannister, el poder de vivir representado en Tormund, el poder de los valores cual Sansa y el poder del ego cual Cersei y Daenerys en sus últimas horas, al pensar que nadie tiene poder de decisión, lo que refleja su corrupción moral.

Muestran el vídeo donde se ve el concejo real del rey Bran Stark,y este es un gran ejemplo de un nuevo orden donde la negociación es usada para un bien mayor, donde el poder es compartido y le da forma a un nuevo inicio.

Al comenzar su participación Naki Soto atrapa al público al hablar de un personaje bastante apreciado, Tyrion Lannister, dueño de no solo una interesante biografía sino que es un gran estratega que tuvo que ver el final del mundo como lo conocía por el ataque de Daenerys, por esta razón, se podría concluir que lo más venezolano de GOT es Tyrion.

Pasan al vídeo donde se ve a Jon Snow hablando con Tyrion y luego con Daenerys y aquí se puede ver que Tyrion está en lo cierto al no querer ser mano de una loca que cree ver el futuro de un mundo mejor donde la paz se alcance con la violencia.

Por esta razón, Jon toma la decisión de asesinarla, dejando así un gran vacío político puesto alguien debe gobernar, y es Tyrion quien propone a Bran el roto, y con muy buena razón porque así como las personas se unen por las buenas historias, así fue uniéndose la gente con GOT.

«Las historias son maravillosas porque las apelmazamos, nos hacen ser parte de la comunidad y una gran historia, es más que su final”, dijo Soto.

Tyrion logra romper la rueda con el diálogo

Por último Jhon DaSilva toma el protagonismo en el escenario y lanza una pregunta algo inesperada: ¿Es GOT la mejor serie del mundo?, curiosamente, a pesar de que la mayoría de los presentes dice que sí, en términos de audiencia Marsh es la mejor serie pues contó con una audiencia de al menos 200.000 personas; no obstante, la diferencia radica en que GOT apareció en una época donde las redes sociales están a la orden del día, haciendo que esta sea vista no solo en televisión sino también en otras plataformas, además de pirateadas.

Por otro lado, muchas marcas han utilizado el tema de GOT para vender su propia mercancía, como por ejemplo OREO con el tittle sequence de GOT.

Este show, experiencia bastante entretenida e interesante, llena de música gracias a la banda Song3, con la cual se despidió a una de las series que más pasiones ha levantado en los últimos años.

*Melanie López es estudiante de la Universidad Monteávila

Deja un comentario