Adulto mayor celebra su día entre carestía y dificultades

Stefania Bruzual.-

En Venezuela, hoy se celebra el Día Nacional del Adulto Mayor en homenaje a las personas de tercera de edad. Fecha que se encontró con los pensionados en las calles, en reclamo ante el desamparo en el que se encuentran. La pensión de 40 mil bolívares no les alcanza para dos kilos de carne ni para el más básico medicamento.

Por tal motivo, se conversó con cinco personas de la tercera edad, quienes relataron las penurias que padecen ante la crisis que atraviesa Venezuela. Migración y alto costo de la vida se encuentran entre los factores que más inciden en su día a día.

Vicente Ivana, quien vive en el Cementerio del Sur, trabajó durante 74 años como mecánico de camiones. Con 40.000 bolívares mensuales de pensión apenas compró este mes algunos alimentos básicos en el Mercado de Coche, como verduras, plátanos, legumbres, cilandro, entre otros.

“Hace un año solía comprar un CaptoPril de 25mg para mi tensión arterial. Ahora no se puede porque sale muy caro. Uno no se puede enfermar, te puedes morir pronto”, comentó Ivana, quien tiene 84 años y se vio obligado a decidir este mes entre sus alimentos y las medicinas. En su caso la comida tuvo prioridad.

María Elena, vive en Palo Verde, trabajaba en la guardería Kinder de La California. La mujer debe acudir a una cita odontológica con urgencia; sin embargo, la pensión no le alcanza. Por los momentos solo se ayuda con agua oxigenada.

“Yo recibo la caja Clap en Palo Verde y la última vez que llegó me costó 6.000 bolívares, traía arroz, pasta, atún, aceite. Dependo exclusivamente de esa comida para sobrevivir.” expresó Elena, quien tiene 59 años.

Por su parte, Maritza Graterol, residenciada en Maca, Petare, este mes logró conseguir sus medicinas gratis en la farmacia Farma Patria y en el hospital Pérez de León, con el único requisito de registrarse en el 0800-Salud.

Entre las medicinas que debe comprar regularmente están Losartán Potásico, de 100 mg; Carvedilol, de 6.5 mg; Nifedipina, de 30 ó 20 mg; aspirina, Omeprasol o Raditidina, de 20 mg.

“Tuve un hijo de 29 años que murió por un accidente cerebrovascular hace algunos años atrás y, desde entonces, se me sube la tensión arterial por los efectos emocionales”, contó Graterol, quien tiene 68 años.

Situación similar vive Domingo Hernández, esposo de Maritza, quien también encontró sus medicinas gratis este mes, gracias a que madruga en el centro de salud.

“Nos levantamos alrededor de las 5:00 am para hacer cola y siempre procuramos estar de primera fila para conseguir medicinas. Sólo entre las primeras 50 personas de tercera edad pueden conseguirlas. Para tenerlas se necesitan una copia del informe médico, una cédula de identidad, los récipes y las indicaciones del médico”, explicó Hernández, quien recordó como hace varios meses vio morir a una persona por un infarto mientras esperaba cobrar el poco efectivo al que tienen acceso con la pensión.

En el caso de Auristela Dun logra alimentarse adecuadamente gracias al aporte que le hacen familiares que viven en el exterior, ya que con los 40 mil bolívares que recibe de la pensión no cubre ni los gastos de sus medicamentos, calculados ahorita en 80.000 bolívares.

A diferencia de otros países, Venezuela celebra el Día del adulto mayor el 29 de mayo. Por resolución de las Naciones Unidas en otras latitudes la fecha de celebra el 1ero de octubre.

*Stefania Bruzual es estudiante de la Universidad Monteávila

Deja un comentario