Mariano Rivera regresa al Yankee Stadium

Brando Malavé.-

El Yankee Stadium vibró este 28 de marzo con la presencia de uno de los peloteros más famosos, reconocidos y seguidos del gran diamante. Mariano Rivera volvió a salir de la que siempre fue su cueva para hacer el primer lanzamiento en la fiesta inaugural de las Grandes Ligas del 2019.

Al compás de su nombre, miles de fanáticos rompieron en vítores y aplausos para el hombre que logró entrar -por primera vez en la historia- a Cooperstown con el 100% de los votos, reconocimiento que apenas cumple dos meses.

Rivera, considerado por muchos el mejor y más dominante relevista de todos los tiempos, obtuvo el 100 por ciento de los votos de los 300 periodistas que designan el Salón de la Fama de los Estados Unidos el 21 de enero.

Durante su carrera de 23 años jugó para un solo equipo, los Yankees de Nueva York. En 1990 lo contrataron como ‘’Agente libre internacional’’ para que se desarrollara en las menores hasta el 27 de septiembre de 2013, día en el que lanzó su último juego en el ‘’Yankee Stadium’’.

Con el conjunto neoyorkino ostenta los récords de más juegos picheados, más juegos salvados en una temporada, 53 en 2004, más juegos salvados consecutivamente, 36, entre otros.

El logro de Mariano de entrar al salón de la fama nadie lo cuestiona, pero, ¿por qué fue el primer integrante en entrar al ‘’Cooperstown’’ de forma unánime?

El natural de Puerto Caimito, Panamá, debutó con los Yankees el 23 de mayo de 1995 contra los Angels, reemplazando al pitcher abridor que saldría por lesión. Rivera permitió 5 carreras en 3 innings y un tercio, durante sus primeros 4 juegos no la pasó bien con un average de 10.20, lo que ocasionó que lo bajaran a Triple AAA el 11 de junio. El 4 de julio los Yankees lo volverían a subir a las Grandes ligas. Esa temporada terminó con un récord de 5V-3L con un era de 5.51, teniendo mejores juegos como relevista que como abridor.

La temporada siguiente los Yankees decidieron moverlo al bullpen, mayormente durante el 7mo y 8vo inning. Rivera terminó el año con un ERA de 2.07 en 107 innings y estableció el récord de más ponches para un relevista (130) en una temporada.

En 1997, los Yankees decidirían probar a Rivera como cerrador tras su éxito como relevista, obtuvo su primera selección al All-star tras salvar 27 juegos con un ERA de 1.96. Terminaría ese año con 43 juegos salvados, alcanzando un average de 1.88.

Durante su carrera fue 13 veces All-Star, 5 veces ganador de la Serie Mundial, 5 veces ganador del premio ‘’Relevista del año’’. Los éxitos lo acompañaron a lo largo de su historia en las Grandes Ligas.

Dentro del diamante estableció los récords de más juegos salvados (652), más juegos pichados con un equipo (1.115), más temporadas con más de 35 juegos salvados con 12, más temporadas con un registro menor a 2.00, entre otros.

El no sólo era dominante en la temporada regular, también lo era en la postemporada, ostentando los récords de mejor average en la postemporada (0.70), más juegos salvados (42), más innings pichados sin permitir una carrera con 33 innings, más juegos picheados (92) entre otros. No en vano era conocido como Mister Noviembre.

Rivera se retiró del béisbol en el 2013 tras 18 años de carrera. Su última temporada cerró con 44 juegos salvados, un average de 2.11 y el premio al ‘’Regreso del año’’, después que perdiera la mayoría de la temporada del 2012 debido una lesión, al romperse el ligamento anterior cruzado el 3 de mayo.

Siempre fue un relevista dominante y consistente. El dominio de este panameño se basaba en dos picheos, la recta y la recta-cortada. Fue el último jugador en vestir el sagrado N°42 de Jackie Robinson.

El éxito de su carrera fue tal magnitud que desde el 2014 se entrega el título ‘’Mariano Rivera relevista del año’’, por el de ‘’Relevista del año’’ en la Liga Americana.

Antes de Rivera jugadores habían obtenido altísimas votaciones para entrar el Salón de la Fama, ninguno de forma unánime. Hombres leyendas como Babe Ruth o Ken Griffey Jr no lo lograron.

Ruth, considerado el mejor jugador de la historia del béisbol, obtuvo 95% de los votos para entrar. El hombre que construyó el Yankee Stadium, tiene el récord de más jonrones en la historia del béisbol (714), más carreras impulsadas (2.213), un average de por vida de .342 y como pitcher un importante 94W-46L y un ERA de 2.28, durante 21 años de carrera, desde 1914 que debutó con ‘’Boston Red Sox’’ hasta 1935 con los ‘’Boston Braves’’.

Griffey Jr, bestia ofensivamente y defensivamente, fue 13 veces All-Star, 10 veces ganador consecutivo del Guante de oro, puesto nro 7 con más jonrones (630) y es dueño del récord de más jonrones consecutivos con 8. Obtuvo 99.32% de los votos para entrar a Cooperstown. Solo tres periodistas no votaron por él.

Cy Young, otro grande de la historia del béisbol, fue el mejor pitcher de la historia. Obtuvo solo 77% de los votos para entrar al Salón de la Fama. Sin embargo, sus registros hablan por sí solos: más victorias para un pitcher (511), segundo en la historia con más ponches (2.803), más innings pichados (7,356) y dueño del primer Juego perfecto en la era moderna’ del béisbol.

Greg Maddux, símbolo de los Bravos de Atlanta, fue el primer pitcher en la historia del béisbol en ganar el premio ‘’Cy Young’’ 4 veces de forma consecutiva (1992-1995), durante esos 4 años tuvo un récord de 75W-29L y un ERA de 1.98, también fue el mejor pitcher en ganar 18 Guantes de oro, 15 de ellos de forma consecutiva, en la Liga Americana. También es el primer pitcher en la historia del béisbol en tener más de 300W, más de 3000K y menos de 1000 bases por bola, recibiendo un 97.2 de los votos en 2014.

Randy Johnson, quien lanzaba en la Liga Nacional, al igual que Maddux, fue el 2do en ganar el premio ‘’Cy Young’’ 4 veces consecutivas (1999-2002), durante sus 21 años de carrera (1988-2009) ganó 303 juegos, un ERA de por vida de 3.29. Es el segundo con más ponches en la historia del béisbol con 4,875, a la edad de los 40 años, Johnson picheó un juego perfecto convirtiéndose en el jugador más viejo en lanzar uno, y es uno de los 7 pitchers en la historia del béisbol en lanzar un ‘’Juego Perfecto’’ y un ‘’No-hitter’, recibió 97% de los votos en 2015.

Y así se cierra un breve paseo por los grandes del béisbol norteamericano, celebrando la presencia de Rivera nuevamente en el Yankee Stadium y recordando sus logros, los que lo hicieron ser el primer 100%, hombre que compartió con grandes figuras del mejor béisbol del mundo.

*Brando Malavé es estudiante de la Universidad Monteávila 

Deja un comentario