Hasta un 70% se ha devaluado el mercado inmobiliario del país

Enrique Aray.-

Fotografía: Cortesía.-

El mercado inmobiliario se encuentra en picada tras la falta de confianza de sus clientes en un modelo económico estable en el país. La devaluación de viviendas, terrenos y oficinas comerciales cada vez es más alta, haciendo que la compra y venta de propiedades empeore todos los días.

María Gabriela Vera Díaz, gerente de Century 21 Ávila Real Estate, plantea que actualmente el mercado inmobiliario registra históricamente los precios más bajos que ha habido en el país.

“Desde que Nicolás Maduro asumió la presidencia hemos vivido distintos cambios de mercado en el área de los bienes raíces. En un principio las propiedades se mantenían en precio estándar, luego llegó una venta desenfrenada por parte de los dueños que buscaban irse del país y ahora nos encontramos en un momento en el cual lo que más abundan son los alquileres”, explicó Vera.

Para Vera la depreciación a los bienes viene a raíz de las condiciones económicas actuales, y expresa que el mercado actual ha bajado hasta en un 70% en comparación del que se conocía hace 10 años, y aún más si es comparado con el de hace 20 o 25 años atrás.

“En estos momentos cuando entras en el sistema de Century 21, o ingresas a www.tuinmueble.com, mercado libre etc… encontramos montones de propiedades a la venta o para su alquiler, debido a la falta de compradores. Todos los días se suman más y más propiedades a estas páginas, lo cual nos muestra una mayor oferta que demanda”, explica la experta.

Cuando ocurren estos casos en los cuales la oferta sobrepasa la demanda, la única forma de atraer a los compradores es bajando los precios y al haber menos interesados en invertir en el país los precios deben ser lo más bajo posible para atraer clientes, por lo que estamos en un momento de comprar más no de vender”, continuó.

Para la especialista en la materia esta crisis también presenta un momento de oportunidad para aquellos que se encuentran estables económicamente y cuentan con el capital para comprar alguna propiedad. Puesto de haber un cambio económico y la entrada de un nuevo gobierno haría que el mercado empezaría a repuntar, explicó Vera.

“En los últimos 6 meses solo conseguí cerrar dos alquileres en Los Palos Grandes, por suerte con una venta a principios de 2018 he conseguido mantenerme a pesar de los constantes cambios en el país”, expresó.

Las constructoras por su parte parecen estar extintas, puesto que ya ni siquiera los que tienen vínculos con el gobierno invierten en nuevos edificios”, explicaba la especialista.

Vera afirmó que la primera solicitud que le hacen los propietarios a la hora de buscar inquilinos es que no sean venezolanos por el temor a que no puedan mantenerse económicamente, también piden que preferiblemente no tengan hijos o mascotas por las leyes que desfavorecen a los propietarios a la hora de tener problemas legales con sus clientes.

*Enrique Aray es estudiante de la Universidad Monteávila

Deja un comentario