Desconocimiento político tras el 20M profundizará la crisis económica

Ibrahim Gil.-

Estados Unidos ha lanzado serios cuestionamientos sobre el gobierno de Nicolás Maduro. Foto: PanAm Post

Según los análisis de Daniel Varnagy y Erik del Bufalo, la situación económica de Venezuela podría empeorar luego de celebrarse los venideros comicios electorales que no cuentan con el reconocimiento de varios países de la región y del bloque europeo, lo que implicaría que el país podría incluso perder diversos convenios, hecho que agravaría sin lugar a dudas la actual situación. Venezuela vive su 7mo mes de hiperinflación y 4to año consecutivo de recesión económica.

El profesor de la Universidad Simón Bolívar, y doctor en ciencias políticas, Daniel Varnagy opina que al no reconocerse al candidato electo el país podría verse aislado ante otras naciones y sus relaciones internacionales podrían verse gravemente afectadas.

“El riesgo de no reconocer a un presidente electo en cualquier país se traduce en que desde el punto de vista práctico, pragmático, el concierto de las naciones aísla al país, suspendiendo, presumiblemente, sus convenios económicos, bilaterales, como multilaterales y; por otro lado, suspendiendo la mayor parte de las relaciones tanto diplomáticas como geopolíticas del país con respecto a la región o a las distintas regiones del orden”, sostuvo el especialista.

Para Vargany este posible bloqueo alcanza niveles preocupantes, ya que para Venezuela, exportador de petróleo, cuya economía depende fundamentalmente de esta actividad, una suspensión en esta área por el no reconocimiento del sistema político y de su presidente electo, haría que el “país entre en una crisis sin precedentes en su historia”.

Al preguntársele por algún pronóstico sobre lo que podría pasar luego de las elecciones el profesor decidió separar su respuesta en dos partes: una primera “completamente racional y otra sustentada más en un deseo”.

“La parte racional es que al día siguiente de las elecciones se inicien una serie de protestas que van a ir escalando en el tiempo y en el espacio por parte de los distintos sectores, porque al entrar en aislamiento todos los habitantes comienzan a sentir un peligro. Por temor a la terminación de los inventarios de alimentos y de fármacos; no solo la escasez, sino la desaparición. Puede iniciar un ciclo de protestas de todo nivel, que vayan escalando rápidamente por pánico”, señaló.

En segundo lugar, agregó, que los países fronterizos probablemente cierren las fronteras por temor a la estampida de los venezolanos hacia otros derroteros por tierra. También prevé el inicio de sanciones muchos mayores al gobierno, para que proceda a dimitir, como pidió esta semana la representante de los Estados Unidos ante la ONU. «Tenemos que seguir aislando a Maduro hasta que ceda», afirmó Nikky Haley.

Juan Manuel Santos desde Colombia cuestiona la legitimidad de las elecciones. Foto: T13

En torno a su deseo personal, el especialista en materia política admitió que anhela que las elecciones del 20 de mayo se suspendan, porque el realizarlas “coloca a la nación venezolana al borde de una situación que históricamente jamás se ha vivido: ni en la época de la colonia, ni en la época de la independencia, ni en la época de la Guerra Federal. Deseo que se lleve a cabo un acto de sensatez por parte del gobierno nacional”.

Por su parte, el profesor y doctor en filosofía, Erik del Búfalo, considera que el escenario que tiene Venezuela por delante es “muy oscuro”, porque no hay una articulación política clara, hay un malestar en la gente, un sentimiento de que esto no se aguanta más, pero no se ve aún (aunque hay incipientes movimientos como Soy Venezuela u otras plataformas) que se trate de articular un movimiento político concreto, porque todavía son muy incipientes y muy tímidos.

Hasta que no se precipite un liderazgo político contundente temo que el panorama seguirá siendo difícil, doloroso y oscuro un tiempo más”, indicó el especialista.

A pesar que el presidente Maduro ha desestimado los señalamientos realizados por otros jefes de la región y reitera la celebración de la jornada prevista para el 20 de mayo, Del Búfalo se niega a calificar estos comicios como elecciones y más bien los considera como “una artimaña más del gobierno, con la cual Nicolás Maduro podría terminar de consolidarse como dictador”.

“A partir de ese día, si todavía tiene Maduro ante los ojos del mundo alguna legitimidad de origen, la va a perder completamente y se abren escenarios completamente inéditos en Venezuela, porque estaríamos ya ante un dictador, no solamente por su desempeño, sino por su origen y eso abre la puerta a nuevas sanciones, nuevas presiones, nuevos modos de intervención, más o menos sutiles e incluso más fuertes”, afirmó.

Entre los alcances que implicarían para el país el desconocimiento de los resultados electorales, para Del Búfalo están las consecuencias económicas, quizás alguna repercusión en el ámbito militar, aunque el experto no cree realmente en esta posibilidad, y mayores repercusiones internacionales.

“Lo que sí es bueno es aliarnos con la comunidad internacional y no prestarnos a esa farsa, no porque Maduro se legitime, porque no tendrá legitimad igual, sino para no caer como unos bobos ante el mundo y para que el mensaje al exterior sea de verdadera contundencia. Estamos padeciendo ante una tiranía a la que nosotros ni siquiera reconocemos. Entonces, a esa farsa debe respondérsele con un acto de desconocimiento masivo, a todo semblante de legitimidad del que quiera recubrirse Maduro”.

El presidente de Francia tampoco reconocerá los resultados del 20M. Foto: Bloomberg

Respecto al escenario que podría encontrarse quien gane las elecciones presidenciales el profesor del Búfalo comentó: “Si fuesen unas elecciones serían unas elecciones internas del chavismo. Y en el supuesto improbable de que ganase Falcón, es porque el chavismo así lo decidió internamente, y es un modo de relevo interno del chavismo. De modo que si gana Falcón entonces va a ser peor porque daría un falso oxígeno y una falsa apariencia al mundo de que hay un cambio de gobierno, cuando en realidad no lo habría. Además Falcón planea reconocerse ante la Asamblea Constituyente, que es ilegal, entonces sería un escenario mucho más complicado para la libertad, la democracia y los valores republicanos en Venezuela”.

Sin embargo, no todos los especialistas ven tan determinantes las acciones de la comunidad internacional al día siguiente del 21 de mayo. Para Marino de Alba, abogado venezolano, especialista en Derecho Internacional y Relaciones Internacionales, el escenario más probable en términos de la respuesta internacional  “es un desconocimiento de la elección, pero sin que ello se traduzca en un cese de relaciones diplomáticas y comerciales con el régimen de Nicolás Maduro”.

Así lo indicó esta semana a través de sus redes sociales, reduciendo las expectativas de ciertos sectores de la sociedad que ven como algo determinante el no reconocimiento de los resultados electorales del 20M.

Asimismo, precisó que las sanciones impuestas por varios países contra ciudadanos venezolanos no violan el derecho internacional, como trata de señalar Delcy Rodríguez, presidenta de la Asamblea Nacional Constituyente y excanciller venezolana, en relación con las acciones unilaterales que han tomado varios gobiernos como Estados Unidos y Panamá, medidas que en vista de los acontecimientos podrían seguir aumentando.

Por lo pronto, el calendario electoral sigue su curso, señalado por el Consejo Nacional Electoral, una vez que la ANC convocó los comicios ocho meses antes de lo previsto en la Constitución Nacional y ante la falta de garantías, aducida por los integrantes de la Mesa de la Unidad Democrática, los principales partidos de la oposición declinaron participar en este proceso, complicando aún más el panorama.

A esta situación interna se sumó la presión internacional, países como Argentina, Colombia, Panamá, Francia y Estados Unidos, además de España y Francia, entre otros no reconocerán los resultados de estas polémicas elecciones.

Mike Pènce se refirió recientemente sobre estas elecciones como fraudulentas y exigió que fueran suspendidas: “No habrá elecciones reales en Venezuela el 20 de mayo, y el mundo lo sabe. Serán elecciones fraudulentas, con un desenlace fraudulento (…) El régimen de Maduro ya llenó las cortes amigos de su causa, suspendió partidos de importancia y a líderes opositores”.

*Ibrahim Gil es estudiante de la Universidad Monteávila

Deja un comentario