Universidad Canina prepara buenos perros para la sociedad

Carolina Sánchez.-

Con amor y paciencia se puede lograr perros obedientes. Foto: Carolina Sánchez

Lograr que tu perro obedezca y fortalecer el vínculo entre mascotas y propietarios son una de las tantas particularidades de la Universidad Canina, institución que surgió para distinguirse de la enseñanza primitiva que proporciona normalmente una escuela básica y avanzada para, en cambio, busca romper estándares e ir más allá de lo establecido.

Este sueño nació de la fundadora y rectora, Caro Sacco. A muy temprana edad inició la búsqueda por un cambio cultural en cuanto a los métodos de entrenamiento canino, entendiendo que el uso de ahorcadores, collares de pinchos y descargas eléctricas eran técnicas de la vieja escuela, con un uso innecesario y negativo para las mascotas.

“Hay perros que son muy sensibles. Si tú vas y los manejas con un ahorcador, lo que estás haciendo es como a una persona insegura que le caigas a insultos. Por supuesto que el perro se va a retraer muchísimo más. No vas a conseguir nada de lo que quieres ahí”, expresó Sacco.

De esa forma Venezuela comenzó a contar con un adiestramiento canino más allá de simples comandos y donde toda la familia podrá aprender y disfrutar en equipo con su mascota. La Universidad Canina convertirá al perro en un compañero balanceado con quien toda la familia querrá estar en todo momento.

Su intención como instituto es ser la mejor escuela del país, desarrollando pensum únicos que cubran todas las necesidades educativas, enfocados solamente en refuerzos positivos.

Sacco cuenta que “desde el principio de toda la planificación de la universidad lo que hice fue hacer una lista de todo lo que yo quería cuando era niña, empecé a lanzar todas las ideas y es ahí donde la fui estructurando”.

“También empecé a hacer todos los comandos que me parecieron importantes. Desde pequeña hubo perros en mi casa y a tres perritos cuando yo era muy chiquita los atropellaron. Ahí fue una promesa personal: más nunca me van atropellar a más perros”, añadió.

Entre los pensum se encuentran los “doctorados”. Uno comprende el área de buen ciudadano canino, que tiene la intención de promover la tenencia responsable en general; y de perro de apoyo emocional. Para obtener esta calificación el animal debe “haber aprobado el de buen ciudadano canino”, aclaró Sacco.

La Universidad Canina replantea los métodos de entrenamiento. Foto: Carolina Sánchez

Un perro que puede estar en un centro comercial, que no orine cada rincón, no salte sobre las personas, no esté ladrando ni hale la correa, son algunas de las características de perro buen ciudadano.

El objetivo de Sacco es vivir en un país donde las mascotas formen parte de la sociedad como ciudadanos respetados con derechos y deberes.

“Los perros de servicio son discriminados en Venezuela. Si eso se hiciera en otro país sería una catástrofe porque es como decir ‘¡qué asco!, una persona en sillas de rueda’. Es el mismo nivel despreciar a un perro de servicio a despreciar a un discapacitado, porque esa persona depende de ese perro y ese perro está entrenado para esa situación”, recalcó.

Sin embargo, han ganado muchos puntos en diversos lugares de Caracas, entre ellos el acceso a centros comerciales como Galerías, El Tolón, restaurantes en Las Mercedes, y en Los Palos Grandes. “Han sido varios los lugares donde hemos ido abriendo las mentes, por así decirlo”, agregó.

La institución diseñó un programa llamado Pequeños Profesores, en el que se emplean niños y adolescentes que tengan pasión por los caninos y el entrenamiento. “En Venezuela tampoco hay nada parecido, me pasó a mí”, enfatizó.

La Universidad Canina es catalogada como la primera organización que promueve realmente lo que es la educación positiva de perros en Venezuela. También tiene sedes en Panamá y en México. Próximamente estará en Estados Unidos.

“De verdad que hemos tenido mucho éxito y mucha aceptación en los países en donde estamos porque hacemos cosas de otras formas”, concluyó.

* Carolina Sánchez es estudiante de Comunicación Social de la Universidad Monteávila

Deja un comentario