La retahíla del transporte público

Miguel Eduardo González.-

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

En el último año el pasaje urbano ha aumentado aproximadamente un 330%. Desde enero del 2017 el cuerpo de transportistas anunció un aumento a 300 bolívares. para abril de este año. En su momento el ministro de Transporte Terrestre rechazó el aumento y actualmente el pasaje mínimo cuesta 150 bolívares.

Pedro Jiménez, presidente del Bloque Suroeste de la Unión de Conductores del Oeste, asegura que “los usuarios saben lo necesario de este aumento”. Sin embargo, muchos de los pasajeros no están de acuerdos con el incremento porque consideran que el servicio es deficiente.

La insuficiencia de capital en el transporte es evidente. Muchas de las unidades de las que disponen los conductores se encuentran fuera de servicio porque no se les puede realizar mantenimiento y las que aún están en funcionamiento presentan fallas y problemas en la carrocería como óxido, abolladuras, incluso vidrios rotos. Sólo en la ruta de Los Dos Caminos en teoría deberían estar trabajando 50 unidades por turno, pero actualmente sólo cuentan con 20.

Los transportistas, aseguran que este problema ya es del conocimiento del Ejecutivo. El vicepresidente Tarek El Aissami anunció que a partir del mes de agosto el pasaje aumentará a 180 bolívares.

“Esas tarifas urbanas las puso el gobierno y nosotros haremos la contra oferta por los altos índices de inflación. Y en diciembre no creo que la tarifa sea de 200 bolívares, deberá ser al menos de 300”, agregó Orlando Cerrada, vicepresidente de la línea Caracas-Los Teques.

* Miguel Eduardo González es estudiante de Comunicación Social de la Universidad Monteávila.

Deja un comentario