Barboza: “Cascarón vacío es lo que quisiera el gobierno que fuera la AN”

Karla Zerpa.-

Omar Barboza es fundador de Un Nuevo Tiempo. Foto: Efecto Cocuyo

Abogado de profesión y político por vocación, Omar Barboza llegó a la presidencia de la Asamblea Nacional en medio de ruidos y cuestionamientos, sobretodo a su partido Un Nuevo Tiempo, del cual es fundador. Desde este espacio desconoce la “ilegítima Asamblea Nacional Constituyente”, se restea con su lucha por la democracia y justifica las inasistencias de los diputados electos a las sesiones, al recordar el grave problema presupuestario que sufre el Parlamento, desde hace un año.

Asimismo, desmiente con carácter que las instalaciones de Capitolio sean un simple cascarón vacío, a raíz del desacato impuesto por el Tribunal Supremo de Justicia; lo que ha bloqueado cada una de las leyes y acuerdos dictados desde esta institución. “El gobierno lo que quisiera es que no cobráramos y nos fuéramos para la casa”, dijo tajantemente,

.- ¿Qué tanto está dispuesta a ceder la Asamblea Nacional frente a la Asamblea Nacional Constituyente y sus espacios?

Eso no es una Asamblea Nacional Constituyente, ellos lo llaman así. En la Constitución de 1961 no existía la Constituyente, no existían las reformas o las enmiendas. Su convocatoria se hizo teniendo como fundamento que la soberanía reside en el pueblo, por ello se consultó al pueblo en 1999. En esta oportunidad no hubo la consulta; por lo tanto, no es legítima.

Incluso si se hubiese hecho la consulta esta ANC no tendría las facultades supraconstitucionales que se atribuyen ellos, que sí las tuvo la del 1999, porque en ese entonces no estaba regulada la figura de la Constituyente por la Constitución, que ahora sí lo está.

De acuerdo con la Constitución la Constituyente no puede hacer lo que está haciendo: anunciar elecciones o nombrar un fiscal. Desde el articulado 327 hasta el 350 se establece cómo se regula esta figura. Nosotros no podemos reconocerla. No es un capricho de una posición política, es un tema de principios y un tema de respetar la Constitución.

Ellos solamente usan hasta ahora el espacio que era de la Cámara del Senado, no porque nosotros la cedimos, si no porque ellos lo tomaron por la fuerza, porque tienen el apoyo de las fuerzas militares, pero no ha sido producto de ningún acuerdo nuestro.

.- ¿Se siente cómodo al frente de una AN que quedó restringida a un bonito cascarón vacío por el supuesto desacato?

Lo de cascarón vacío es lo que quisiera el gobierno que fuera, pero nuestra presencia, nuestra denuncia permanente, ahorita por ejemplo con la masacre de El Junquito, defendiendo al Doctor Aristiguieta Gramcko, no dejamos de hacer lo que nos corresponde, reconociendo que tenemos esas limitaciones y, por supuesto, estaríamos más cómodos si no las tuviéramos, pero -a pesar de eso- estamos haciendo el esfuerzo.

.- ¿Cómo hacen los disputados para manejarse sin sueldo? ¿Ha hecho diligencias entorno a esto?

Es una injusticia y no sabemos hacia dónde y a quién le está quedando los sueldos que nos corresponden, pero nosotros no hacemos mucho ruido con eso, porque no queremos aparecer como llorando, porque no nos pagan, sino que -a pesar de eso- estamos cumpliendo con nuestra responsabilidad.

 

Barboza asumió la AN en el mes de enero. Foto: Diario La Verdad

Lamentablemente no tenemos ni el sueldo de los disputados ni los gastos del funcionamiento de la Asamblea, que se mantiene en pie por la voluntad y la vocación de servicio, porque entendemos que es nuestra responsabilidad con nuestros electores, a pesar de que el Gobierno quisiera que no cobráramos y nos fuéramos para la casa.

.-  El año pasado Julio Borges mostró su descontento en torno a la inasistencia de los disputados, ¿habrá cambios en este sentido?

Entendí perfectamente el descontento de Julio Borges pero la inasistencia no es por falta de voluntad, sino que a veces tienen limitaciones personales, esas personas son diputados que no cobran, además de tener que hacer esos gastos, tienen que mantener a sus familias y a veces la inasistencia no está motivada por irresponsabilidad de ellos.

.- ¿Qué diferencias obvias ve entre Ramos Allup y Julio Borges al frente de la Asamblea Nacional?

Todos tenemos personalidad, todos tenemos coincidencias en lo estratégico en el cumplir nuestras responsabilidades, pero tenemos maneras de ser distintos, seguramente van a encontrar diferencias conmigo también y ellos dos, pero no las tenemos de fondo, tenemos muy claro que nuestro trabajo es seguir trabajando por el cambio político, por la vida democrática y defender la Asamblea Nacional como la representación legítima del pueblo de Venezuela. Esa coincidencia es fundamental y lo demás son detalles personales.

.- ¿Cómo cree que será recordado su período dentro de un año?

Vamos a esperar que pase, yo espero que sea recordado como una persona que llegó ahí a trabajar y a cumplir con sus responsabilidades.

.- ¿Qué cambios considera necesario en la dirigencia opositora y su forma de manejarse ante la crisis?

La reconstrucción de la unidad democrática es un deber ético y político fundamental y a eso yo le dedico un buen esfuerzo todos los días.

.- ¿No resta fuerza a su nombramiento como el presidente de un poder las dudas y cuestionamientos que hay en torno a Un Nuevo Tiempo?

No, los cuestionamientos los hay en relación a todos los partidos y a todos los dirigentes, yo creo que en relación al cumplimiento de mi responsabilidad la gente me va a evaluar por lo que haga o deje de hacer.

*Karla Zerpa es estudiante de la Universidad Monteávila

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *