“Un sistema no es democrático porque haya elecciones, sino porque sean libres”

Rafael Rodríguez Vargas.-

Elecciones universales, directas y secretas son un derechol. Foto: photopin (license)

Durante los últimos años, desde el fin de la Hegemonía Andina (1899-1945), la sociedad venezolana ha sufrido lo que podría denominarse un karma evolutivo que atenta contra su integridad nacional, sus ideales, sus principios y sus valores que parecen haberse esfumado con el tiempo, llevando consigo el ignorar por completo un tema que a veces pretende taparse con un dedo: la incidencia militar en Venezuela.

Durante una conferencia realizada en el auditorio de la Universidad Monteávila con el objeto de fomentar valores y conocimientos a la comunidad universitaria, este tema fue abordado por el general retirado Fernando Ochoa Antich, ministro de la Defensa durante el segundo gobierno del presidente Carlos Andrés Pérez, y por el profesor  de la Universidad Simón Bolívar Luis Alberto Buttó, miembro del Centro Latinoamericano de Estudios de Seguridad, evento que contó con la coordinación de Fernando Sanquírico Pittevil, integrante del comité de egresados de la UMA. .

“La Fuerza Armada fue algo importantísimo para la sociedad venezolana, pero lamentablemente nadie la estudió”, lamentó Buttó. “No estudiamos lo que teníamos que estudiar cuando lo teníamos que estudiar”, agregó.

El catedrático aseguró que en Venezuela “hablamos de la Fuerza Armada sin conocerla, con mucha simpleza y sencillez” y dejó en claro que “se habla de la Fuerza Armada con la intención de que haya una intervención”.

“Hay civiles con ese corazón pretoriano de que haya una intervención militar porque no creen en la democracia”, señaló.

 “Un sistema no es democrático porque haya elecciones, sino porque esas elecciones sean libres, secretas y directas”, enfatizó.

Buttó insistió que nunca puede haber justificación para un golpe de Estado. “Las armas de la República deben ser usadas únicamente para lo que la ciudadanía considere como defendible”, añadió.

Ochoa Antich indicó que la Fuerza Armada Nacional siempre debe actuar a favor del respeto de la Constitución y aseveró que debe oponerse a cualquier gobierno que intente desconocerla. Aseguró que, ante la crisis que actualmente atraviesa el país, “hay descontento, lo que está ocurriendo en la calle está entrando a los cuarteles”.

El ex ministro criticó la forma como hoy se maneja a la institución castrense.  “Irrespetan la norma de los años de servicio correspondientes para ascender a funcionarios a los cargos superiores. Conozco un señor mayor que lo ascendieron a general de brigada solo por haber participado en el golpe del 4 de febrero”, apuntó.

* Rafael Vargas Rodríguez es estudiante de Comunicación Social de la Universidad Monteávila.

Deja un comentario