El reciclaje llega de la mano de los vecinos a El Hatillo

Diego Baena.-

El Hatillo recicla

En el hogar inician las primeras costumbres ecológicas, más del 90% de los residuos de un hogar se pueden reciclar. Son toneladas de residuos los que se pueden reciclar en una comunidad completa, el compromiso personal y comunitario es fundamental para que los programas de reciclaje se conviertan con éxito en programas de largo plazo.

En la urbanización El Solar, de El Hatillo, no existía hasta el momento ningún programa de reciclaje en beneficio de la comunidad. Ante esta situación la asociación de vecinos Asopasolha -en acuerdo con MultiRecicla C.A y la sociedad civil organizada, crearon el primer punto de recolección ecológica en el sector, iniciando un programa de reciclaje que beneficia a más de 600 familias en 15 edificios.

Es así como a partir del mes de octubre se instalaron 3 pipotes a disposición de todos los residentes de la urbanización y son recogidos por la empresa MULTIRECICLA, C.A todas las semanas, trayendo como beneficio la disminución los desechos sólidos.

En la urbanización El Solar, de El Hatillo, no existía hasta el momento ningún programa de reciclaje en beneficio de la comunidad.

Una comunidad que invierte en una infraestructura de reciclaje genera que más materiales sean rehusados o convertidos en un nuevo producto. Así, se evitará que se acumulen en botaderos provocando daños ambientales, como la contaminación del suelo y la emisión de gases tóxicos. En esto pensaron los vecinos de El Hatillo.

Hay que recordar los tiempos de descomposición de los materiales, los desechos y residuos orgánicos tardan tan sólo 4 semanas en degradarse, el papel y del cartón tardan 1 año, el aluminio 10 años mientras que el vidrio puede tardar hasta 4000 años.

Es increíble pensar que una botella plástica puede durar hasta 700 años en degradarse, por ello un acto tan sencillo como utilizar botellas de agua reutilizables aporta un gran alivio al planeta, recuerda que rehusar, reutilizar y reciclar es la respuesta para un mundo más verde.

Diego Baena es participante del Taller Tecnología 2.0 de ReconciliACCIÓN

Deja un comentario