La Vinotinto se reencontró con Caracas con un sólido 4 a 1 contra Bolivia

Luigi Bitteto.-

Foto: Cortesía Panorama.-

Después del último encuentro entre Venezuela y Bolivia, en la Copa América donde Venezuela ganó 3-1, ayer jueves se volvieron a ver ambos seleccionados con el objetivo de encontrar estilos de juegos y afianzar proyectos de cara a los próximos clasificatorios.

En el partido celebrado en el estadio Olímpico de la Universidad Central de Venezuela, la Vinotinto ganó cómodamente a la selección suramericana con un marcador de 4 a 1.

Por parte del combinado venezolano estaba un criticado Rafael Dudamel por falta resultados, en el otro lado de la cancha el también técnico venezolano Cesar Farías, comenzando un nuevo proceso en Bolivia.

En el 11 de la Vinotinto se encontraron figuras como Tomas Rincón, Rómulo Otero o Darwin Machiz, mientras que en el combinado boliviano destacó Juan Carlos Arce como jugador histórico de la selección. Para esta fecha FIFA Farías apostó solo por jugadores de la liga nacional.

El árbitro dio el pitazo inicial y Bolivia presionó a Venezuela en su campo, con un juego más directo buscando las bandas y un manejo más efectivo del balón con Arce, quien apareció en la zona de gestión y definición boliviana.

La Vinotinto respondió con posesión del balón, unos contra uno y tiros al arco de media y larga distancia. Esta fórmula dio resultados al minuto 38 del partido, cuando por una falta, Rómulo Otero cobró un tiro libre que no desperdició Yangel Herrera, materializando un gol de cabeza. La ventaja de la selección venezolana no tardó en extenderse, cuando en el minuto 41 -tras un pase diagonal de Tomás Rincón en las inmediaciones del área, Darwin Machiz concretó el 2-0 venezolano.

Tras un primer tiempo excepcional, la Vinotinto comenzó la segunda parte del encuentro sin cambios en el esquema o táctica de juego, el 3-0 llegó por una chilena de Salomón Rondón al minuto 50 del partido. Bolivia levantaría su juego y al minuto 55 llegaba el gol del honor por parte de Gilbert Álvarez para el 3-1. Los cambios en Venezuela no tardaron en llegar y Soteldo entró por Darwin Machiz al minuto 56.

El desequilibrio por la banda izquierda de Soteldo se empezaría a notar y el panorama para los bolivianos se volvía a oscurecer, otro cambio que desequilibraría más el juego fue el de Juanpi Añor por Rómulo Otero, dándole más posesión y gestación a la Vinotinto.

El juego  trabado en medio campo y la lesión de Roberto Rosales dieron espacio a los dos últimos cambios del encuentro (4 por ser un amistoso), Ronald Hernández entró por el lateral de Rosales y Jeison Murillo suplió a Savarino.

Murillo le dio más profundidad a la banda y su desequilibrio se vería reflejado en el minuto 79, ganando un penal que cobraría Salomón Rondón y sentenciaría el encuentro con un  4-1 a favor de Venezuela, de esta manera los criollos celebraron en una gran noche su regreso a la ciudad capital, después de ocho años.

Al final del partido se verían números como 10 tiros al arco y 4 entre los tres palos por parte de la ofensiva venezolana contra 3 del equipo boliviano, un 58% de posesión de balón venezolana contra un 42% boliviana. La próxima cita será ante Trinidad y Tobago el lunes 14 de octubre, en el mismo escenario.

*Luigi Bitteto es estudiante de la Universidad Monteávila

Deja un comentario