Negocios digitales: muchos beneficios y pocos riesgos

Ainara Guevara B.-

Los negocios digitales ofrecen varios beneficios con respecto a los físicos, tales como menores costos y menor estructura operativa, una mayor cantidad de clientes potenciales y posibilidad de crecimiento en ventas, la capacidad de ofrecer una atención más personalizada y un reconocimiento de marca mucho más rápido. Los mismos contribuyen al auge de los emprendimientos digitales, el cual se vincula a su vez con las redes sociales y los diferentes obstáculos que supone mantener una tienda física en la actual realidad nacional.

Según el Global Digital Report 2019 de las plataformas We Are Social y Hootsuite para medir el crecimiento digital alrededor del mundo, para enero de este año Venezuela cuenta con una población de 32.58 millones de personas, de las cuales 19.55 millones son usuarios de internet, 13 millones usuarios activos de redes sociales y 9.70 millones usuarios de redes sociales móviles.

Además, el reporte indicó que respecto al público de las redes sociales activos mensualmente hay un total de 12 millones de usuarios en Facebook, 4,20 millones en Instagram, 1,28 millones en Twitter y 3,30 millones en LinkedIn. También señaló que el 29% de la población mayor de 15 años realiza compras o paga facturas en línea.

“Las redes sociales han permitido que el venezolano tenga una mayor proyección, que se conecte con comunidades digitales, que pueda crear más infoproductos (productos digitales) capaces de venderse alrededor del mundo y eso permite ser rentable digitalmente, impulsar la presencia digital y la marca”, afirmó Yi Min Shum, experta en marketing digital, al comentar sobre la influencia de las redes en el emprendimiento.

De acuerdo con Shum, las redes más utilizadas para emprendimientos en Venezuela son Instagram, por ser un espacio donde se fusionan las fotos con los vídeos y las historias y que permite gran diversidad de formatos de contenido; Facebook, por ser de las redes con más usuarios en el mundo, y YouTube porque hoy en día la tendencia es que a través de los vídeos se comunique un mensaje impactante para establecerlo.

“Las redes son utilizadas con alta frecuencia. Estar presente en ellas hace que podamos conseguir potenciales clientes para nuestro negocio”, dijo Simón Boutros, representante de FrescoWEB Venezuela, emprendimiento de automercado en línea.

En un tono similar, Susana Sauce, creadora de la tienda digital de dulces Sugar Sauce Bakery, expresó: “Hay mayor probabilidad de ver productos que gusten en redes sociales que en tiendas físicas, pues éstos están al alcance de las manos. Comenzamos como tienda virtual porque corremos un riesgo menor de pérdida de inversión ya que el mantenimiento de una tienda física sin tener aún una demanda es poco sustentable”.

Boutros explicó que la revolución digital hizo que el comportamiento de los consumidores haya cambiado, debido a que prefieren adquirir productos y servicios con más comodidad para administrar su tiempo a su gusto. Esta misma revolución contribuye a que una empresa pueda abarcar un mayor número de personas con una baja inversión a través de las herramientas digitales, aseguró.

Asimismo, el representante de FrescoWEB señaló que una tienda digital puede operar con mayor facilidad porque puede evitar los controles de precios que busca aplicar el Estado en productos y servicios en las tiendas físicas, los cuales “están muy lejos de la realidad económica, debido a la inflación y la devaluación, y ni siquiera cubren costos operativos”.

Sobre éstos, Boutros dijo que un negocio digital se escapa de estas fiscalizaciones por su naturaleza y no requiere de una gran cantidad de empleados, lo que resulta positivo “frente a la migración actual, la cual dificulta preservar y contratar personal calificado”.

Del mismo modo, comentó que en una tienda en línea se puede pagar con transferencia nacional o internacional, lo que hace al proceso de compra más sencillo para el cliente, a diferencia de una tienda en físico, la cual debe hacerse cargo de los puntos de ventas y sus fallas, que generan colas y retrasos en las compras.

Otro beneficio de una tienda digital que mencionó el miembro de FrescoWEB es que se puede abarcar una mayor cantidad de clientes con un servicio a domicilio eficiente, e incluso, llegar a clientes con mayor poder adquisitivo, ya que los de una tienda física se restringen muchas veces a aquellos que frecuentan la zona donde se encuentre, lo que afecta las ventas de forma considerable.

Por su parte, Sauce comentó que uno de los mayores beneficios es la atención personalizada. “Considero que sin perder la calidad de los productos el consumidor es libre de realizar su pedido amoldado a sus necesidades”, expresó.

Sin embargo, los negocios en línea también afrontan obstáculos, los cuales se asocian con las particularidades que exigen la naturaleza de cada uno y la situación país. Sauce dijo que procura mantener actualizada su estructura de costos, pero representa un desafío en una economía hiperinflacionaria.

Al mismo tiempo, Sauce especificó que en su caso “resulta engorroso mantener la calidad de los productos cuando se debe cambiar la marca de alguno de los ingredientes debido a que en determinado momento no se pudo conseguir una con el estándar de calidad deseado, lo que nos obliga a hacer pruebas de estos ingredientes antes de realizar cualquier pedido, y esto incrementa los costos de producción”.

En cambio, Boutros destacó como principales obstáculos la adquisición de materia prima para lograr su comercialización en medio de la disminución de la producción en el país, la contratación de personal técnico en refrigeración y para soluciones digitales que se ve afectada por la migración de mano de obra calificada, el acceso a internet para las redes ya que actualmente es deficiente, el acceso a divisas para la importación y la obtención de permisos gubernamentales.

Sobre este último, Boutros aseguró: “Los organismos del Estado son ineficientes, burocráticos y corruptos. Exigen que las empresas cumplamos con trámites que son casi imposibles, lo que retrasa las compras y despachos de mercancía”.

Por su parte, Yi Min Shum señaló que en el país se sufre de un estrés importante sobre la rentabilidad. “También se encuentra la parte de los recursos, la necesidad de una cultura administrativa. Muchos emprendedores inician sin ella, sin bases para la creación de una empresa o de un emprendimiento”, dijo.

Sí ha incrementado el emprendimiento digital en el país; sin embargo, también se ha perdido. Se estima que en promedio internacional solo el 1% de los emprendedores que surgen siguen su proyecto durante años”, añadió Shum.

Para que un emprendimiento perdure, la especialista dijo que hay que tener buenas bases a nivel de marca, buscar la rentabilidad ya que define la calidad, y aspirar a la optimización de procesos y mejoramiento de recursos.

De igual forma, Shum considera que para perfeccionar el emprendimiento nacional es necesario aprender más sobre estrategias, tener mejores plataformas y servicios digitales, al igual que un acceso a herramientas que permitan mejorar y monitorizar con mayor potencia, pero se deben adquirir las mismas en dólares.

El Global Entrepreneurship Index 2018 elaborado por el Global Entrepreneurship and Development Institute señaló que el puntaje individual de Venezuela, que indica las cualidades de emprendimiento de las personas en el ecosistema del país fue de 52%. Mientras, el que mide la calidad de las instituciones que apoyan al emprendimiento de 27%.

Las cifras anteriores significan que a pesar de las condiciones adversas que atraviesa el país y de no contar con suficiente apoyo institucional para llevar a cabo un emprendimiento, digital o no, los venezolanos cuentan con las aptitudes para iniciarlos. Shum dijo que lo que caracteriza al emprendimiento venezolano es la innovación, la resiliencia y muchísima creatividad. Ahora es el momento para demostrarlo y aprovechar las ventajas que la digitalización ofrece a potenciales emprendedores y clientes.

*Ainara Guevara es estudiante de la Universidad Monteávila

Deja un comentario