Estudiantes de la UMA se organizan para apoyar ingreso de la ayuda humanitaria

Stefania Bruzual.-

Fotografías: Isabella García.-

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Como resultado de la jornada celebrada esta semana en las instalaciones de la Universidad Monteávila, por los integrantes del Centro de Estudios, 100 jóvenes de esta casa de estudios se inscribieron con la intención de apoyar y colaborar con el ingreso de la ayuda humanitaria, como voluntarios, evento que está previsto para este fin de semana, según el presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó.

Stephanie Pozzobon, vicepresidenta del Ceuma, indicó que hasta el momento se espera que el movimiento estudiantil preste su apoyo en Caracas, en los distintos puntos de concentración, que serán comunicados a través de las redes sociales del centro estudiantil -@ceumonteávila-, en las próximas horas.

También se les informarán por correo y por grupo de whatsapp a todos aquellos que se inscribieron durante la jornada del miércoles para contribuir con este evento. La mayoría de los estudiantes inscritos pertenecen a la escuela de Comunicación Social.

El Ceuma tiene la convicción de apoyar esta buena causa y de velar por la integridad de los jóvenes que participarán en el evento. Al voluntariado se le pidió cautela y responsabilidad.

Ana Karina Camelo, de primer año de Comunicación Social, quiere unirse en colaboración con el movimiento estudiantil para apoyar el proceso de la ayuda humanitaria. Ella reconoce que la situación será tensa pero «se establecerá un movimiento pacífico con la disposición de atender a las personas más vulnerables en materia de alimentos, medicinas y servicios básicos».

Diego Trías, también de primer año de Comunicación Social, considera que dependerá de los militares venezolanos permitir el ingreso de la ayuda humanitaria en las fronteras de Venezuela, aunque da por sentado que eso no ocurrirá por sus fidelidades y obediencias al gobierno de Nicolás Maduro.

Por su parte, Eduardo Guinand, de quinto año, expresa su preocupación: «si como sociedad no se ayuda a las personas con alto riesgo de morir se estaría atentando al derecho a la vida». Considera que de permanecer la crisis social y económica del país la situación se agravará aún más.

Sabrina Cabrera se sintió agradecida con el gesto de la comunidad internacional de aportar la ayuda humanitaria a Venezuela, por eso decidió participar y ayudar a las personas más necesitadas.

Mismo sentimiento experimentó Ellen Ramos, de segundo año, quien cree que mientras cada quien aporte su granito de arena en favor de los venezolanos más necesitados se podrá transformar el país.

El grupo de profesores de esta casa de estudios apoyan esta iniciativa, al aportar un granito de arena a los venezolanos  que se encuentran en grave estado de salud, de esta forma se contribuirá con un mejor país, afirmó la vicerrectora administrativa, Carolina Acay.

*Stefania Bruzual es estudiante de la universidad Monteávila

*Isabella García es estudiante de la universidad Monteávila

Deja un comentario