Argo, la historia de Tony Méndez

Tarek Chono/CineClub.-

Fotografía: Cortesía.-

Argo

Argo es una película entretenida y con una trama muy interesante, la cual está basada en hechos reales. Cuenta la historia del agente Tony Méndez de la CIA, quien se verá envuelto en muchas complicaciones cuando Irán cambia de gobierno, ya que toman como rehenes a algunos empleados de la embajada de los Estados Unidos; sin embargo, un pequeño grupo logra escapar y su misión será sacarles del país y regresarlos a casa, para ello formula un elaborado plan con la esperanza de rescatarlos.

El objetivo del filme es mostrar que en la vida hay oportunidades que en un principio podrán parecer absurdas, pero en ocasiones son estas las que pueden guiar al éxito, además enseña que si se planea algo con detalle y se hace el esfuerzo por cumplirlo al pie de la letra hay una gran probabilidad de que funcione, también muestra el valor del trabajo en equipo, ya que si una parte falla todo el plan fracasa.

Destacan de esta película las increíbles habilidades del equipo que trabajó en ella, especialmente, el grandioso trabajo del director Ben Affleck, pues la cinta es muy buena, a pesar de que hayan omitido algunos datos y exagerasen algunas situaciones, que la hacen distinta a lo realmente ocurrido, no afectan tanto la calidad de la misma. Otro punto a favor es la increíble escenografía que transporta de manera brillante a los acontecimientos vividos en la ciudad de Teherán en 1980, se nota claramente el esfuerzo en tratar de recrear las cosas tomando en cuenta hasta el más mínimo de los detalles, incluso muestran material fotográfico real, además se debe destacar el gran reparto, ya que no solo contó con un elenco formado por excelentes actores, sino que cada uno puso un gran esmero en la representación de su personaje, en especial Ben Affleck, Alan Arkin y John Goodman.

Un aspecto que destaca, pero negativamente, es la ausencia de una banda sonora que atrape e introduzca de manera más efectiva a la audiencia en la película. Otro punto negativo es la exageración de algunos acontecimientos, ya que situaciones de tensión y suspenso en realidad nunca ocurrieron, tomando en cuenta el hecho de que el objetivo de esta película era ser lo más fiel a realidad por lo que la invención de algunos acontecimientos le restan fuerza.

En conclusión Argo es una buena película con una trama interesante y no muy compleja que deja una enseñanza al final, cuenta con un excelente apartado visual y no da muchas vueltas a la hora de contar los acontecimientos. Posee un gran elenco que le otorga calidad, pero tiene algunos detalles que le quitan fuerza; sin embargo, al final vas a pasar un buen rato viéndola y no te sentirás mal con el desenlace.

Tarek Chono es estudiante de la Universidad Monteávila

Deja un comentario