Rear Window: suspenso con un toque de alta sociedad

Chrstian Hauer.-

Fotografía: Dylan Lockyer

Rear Window1

Rear Window es una película de 1954 dirigida por Alfred Hitchcock protagonizada por James Stewart y Grace Kelly. La trama gira alrededor de un fotógrafo llamado L.B Jefferies quien al observar a sus vecinos desde la ventana descubre evidencia de un posible asesinato.

Aparte de la trama de crimen, la película maneja una historia de romance y un estudio de personajes de forma tal que complementan la película y la elevan por encima de su premisa.  Jeff y su novia Lisa están en un momento de conflicto en su relación, debido a que él no quiere abandonar su estilo de vida y ella no desea casarse, y el diálogo que surge en base a esto los establece como personajes, poco complejos, pero bien construidos.

La relación avanza progresivamente a medida que se adentra más en el misterio, pero es debido a que Jeff logra ver a Lisa por fuera de su preconcepción y en base a sus acciones solo cuando lo hace desde la misma ventana por la que observa el crimen.

Las tomas son largas, de poco movimiento, pero debido a su composición reflejan finesa y habilitan la posibilidad de que los diálogos brillen. Por otra parte, cada acción en las escenas no solo sirve para contar la historia sino para crear una mejor idea del entorno en el que se desarrolla, entregarle todas las piezas al espectador para que sea justa su resolución, es práctico y contribuye a la experiencia. Todos los vecinos a pesar de ser personajes de fondo también tienen tramas que se van desarrollando a la par de la historia y esto le da un encanto al mundo.

La mayor parte del peso de la historia se encuentra en el diálogo, manejando múltiples niveles de suspenso al mismo tiempo: el conflicto romántico, el misterio, y el posible error de los protagonistas, tomando turnos, cautivando la atención del espectador, e incrementando la anticipación por cada una de las resoluciones y  alcanzando una conclusión satisfactoria. Para cualquier tipo de espectador con un mínimo interés en un buen misterio, es altamente recomendada.

* Chrsitian Hauer es estudiante de la Universidad Monteávila

 

Deja un comentario